Descubren una ruta clave en el desarrollo de la hipertensión

7 01 2010

Proceso de remodelado arterial en la hipertensión arterial. Imagen: Hugo Villarroel.

Un equipo del Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca (CSIC-USAL) ha descubierto una nueva ruta de señalización, desconocida hasta ahora y que es fundamental para el equilibrio del sistema cardiovascular, ya que cuando funciona mal provoca hipertensión y problemas cardiovasculares. Además, los resultados demuestran que la proteína Vav2 actúa a nivel fisiológico igual que la viagra.

El equipo español ha descubierto una nueva ruta, activada por óxido nítrico y mediada por la acción de la proteína Vav2, que contribuye a la inactivación de una proteína clave en la regulación de la presión arterial, la fosfodiesterasa de tipo 5.

En condiciones normales, la acción del óxido nítrico y la ruta de Vav2 permite inhibir la actividad de la fosfodiesterasa, dilatar los vasos sanguíneos y bajar la presión arterial.

La investigación, cuyos resultados se publican hoy en el Journal of Clinical Investigation, está dirigida por Xosé R. Bustelo, que trabaja en el Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca (centro mixto del CSIC y de la Universidad de Salamanca-USAL). Lee el resto de esta entrada »





Identificada una ruta “clave” en el desarrollo de la hipertensión

15 12 2009

SALAMANCA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) – Un equipo de investigadores del Centro de Investigación del Cáncer (CIC), ubicado en Salamanca, y la Universidad de Salamanca (USAL) han descubierto una nueva ruta “clave” de señalización, desconocida hasta este momento, que es “fundamental para el equilibrio del sistema cardiovascular y que, cuando funciona mal, provoca hipertensión y los problemas cardiovasculares habitualmente asociados a dicha enfermedad”.

Según la información facilitada a Europa Press por el Centro de Investigación del Cáncer, el estudio, realizado en ratones, demuestra que la oncoproteína ‘Vav2’ regula la activación de una ruta de señalización, desconocida hasta este momento, que permite “respuestas efectivas de los vasos sanguíneos al óxido nítrico, un gas fisiológico que media la relajación vascular”. Lee el resto de esta entrada »





El balón intragástrico aumenta en un 40% la pérdida de peso en obesos a dieta

3 11 2009

ESTA TÉCNICA PERMITE TRATAR EL SOBREPESO EN ADOLESCENTES Y NIÑOS

El tratamiento de la obesidad con balón intragástrico se consolida como un abordaje de primera línea al aumentar en un 40 por ciento la pérdida de peso en pacientes puestos anteriormente a dieta, según diferentes estudios presentados este martes por los doctores Gotrand Lopez-Nava, jefe del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro y Alfredo Genco, profesor del departamento de Cirugía de la Universidad La Sapienza en Roma (Italia).

foto

Así, se puede observar que en los 6 primeros meses los pacientes tratados con el balón y dieta perdieron más de 6 puntos de su índice de masa corporal (IMC), mientras que los pacientes que sólo se sometieron a dieta no bajaron más de 3 puntos. “Esto demuestra que en el seguimiento a corto medio plazo el balón intragástrico se muestra significativamente superior a la dieta en términos de pérdida de peso”, advirtió Genco.

En cuanto a las perdidas de peso, según explicaron estos especialistas, serán siempre más significativas en pacientes con un sobrepeso menor. Así, aquellos con un IMC superior al 25/30 de su peso –alrededor de 10 kilos más–, son los candidatos “perfectos” para esta intervención ambulatoria, ya que su perdida de exceso de peso suele ser superior al 60 por ciento. Por el contrario, los pacientes con obesidad morbida –superobeso con un IMC superior 50– son los que tienen una perdida menor (21%), sin embargo “se trata de una perdida importante a la hora de que estos enfermos se puedan someter a una cirugía”, explicó Genco.

Así, entre los factores de éxito de esta intervención se observó que se encuentran: un IMC bajo (menor de 40), que sean mujeres y menores de 35 años. “Es importante hacer este procedimiento de manera temprana, no hay que esperar que estos enfermos lleguen a una obesidad mayor y con graves enfermedades”, indicó.

Además, esta técnica está recomendada por su buen pronóstico en niños y adolescentes; sobre todo se suele recomendar a niños a partir de 11 años, aunque dependiendo de las necesidades del niño se han dado casos más tempranos. “No está protocolarizado, dependerá del paciente”, explicó Genco. Al no tratarse de una cirugía quirúrgica, sino ambulatoria, se convierte en la herramienta perfecta para evitar el aumento del sobrepeso en la adolescencia.

En cuanto a la perdida inicial de peso, los expertos recordaron que tiene otros muchos beneficios sobre la salud, ya que gran parte de las enfermedades relacionadas con la obesidad –diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc.– son atenuadas o eliminadas tras el uso del balón intragástrico. Así, un 44,3 por ciento de los pacientes finalizaron el tratamiento farmacológico de las diferentes enfermedades relacionadas con el sobrepeso; un 45,8 por ciento redujo sus tratamientos; y un 9,9 por ciento no observo ningún efecto sobre sus comorbilidades.

Por otra parte, de los diferentes estudios realizados se saca también en conclusión que la perdida de peso se mantiene a medio y largo plazo siguiendo una dieta y una vez retirado el balón intragastrico; sobre todo se observó que la perdida es menor que en aquellos que nada más realizaron dieta. A los 6 meses los pacientes con balón y dieta redujeron un 67 por ciento su exceso de peso, frente al 20 por ciento que redujeron los que estaban a dieta; cinco años después los primeros seguían reduciendo su exceso de peso (29%) que los que cuidaban su alimentación (11%).

Al respecto, el doctor Genco recordaba que “la dieta es muy segura pero no es eficaz; y sí lo es, lo es a corto plazo”. Por el contrario, esta herramienta es muy segura en todos los aspectos, ya que además de los “buenos resultados” tiene muy pocas complicaciones derivadas de su colocación, uso y retirada.

Las complicaciones derivadas de su uso hace años suponía, según explicó el doctor Lopez-Nava, un porcentaje muy alto de riesgo, siendo en alrededor del 30 por ciento los casos de rotura. Ahora, “el índice no supera el 0,5 por ciento gracias a la introducción de nuevos materiales”.

Además, las complicaciones son muy pocas: en un 1 por ciento se vieron casos de esofagitis; en un 0,33 por ciento se dio alguna complicación menor por su extracción temprana; en un 0,49 por ciento se produjo una oclusión gástrica; en un 0,26 por ciento una úlcera gástrica y en menos del 0,13 por ciento una perforación gástrica.

Fuente: EuropaPress. El balón intragástrico aumenta en un 40% la pérdida de peso en obesos a dieta





Aspirina, sólo para enfermos del corazón

3 11 2009

Las personas que no tienen problemas cardiovasculares obvios no deben consumir aspirina para protegerse de infartos y derrames cerebrales, advierte un estudio.

AspirinaLos riesgos de tomar el fármaco como protección son mayores que cualquier beneficio.

La investigación del Drugs and Therapeutics Bulletin (DTB) -Boletín de Fármacos y Terapéutica- afirma que el fármaco puede causar hemorragia interna grave y no previene la muerte por enfermedad cardiovascular (trastornos del corazón y vasos sanguíneos).

Agrega que los médicos deben llevar a cabo una revisión de todos los pacientes que actualmente toman aspirina como medida protectora contra afecciones del corazón.

Ingerir una dosis de baja de aspirina diaria es un método ampliamente utilizado para prevenir episodios de estos trastornos en las personas que ya han tenido problemas como infartos o derrames cerebrales.

Este enfoque -conocido como prevención secundaria- está bien establecido e investigaciones pasadas han confirmado sus beneficios.

Sin embargo, se cree que muchos miles de personas en varios países toman el fármaco como medida de protección contra la enfermedad cardiovascular antes de que presenten algún síntoma.

“Cada vez hay más evidencia científica que muestra que no es posible identificar beneficios por el uso de la aspirina en los pacientes que no han sufrido infartos ni derrames cerebrales en el pasado”, explicó a la BBC el doctor Ike Ikeanacho, editor del DTB.

“Como mucho, la aspirina tiene un potencial beneficio leve en esas personas. Pero este beneficio se contrarresta por un riesgo real del fármaco, que incluye hemorragias internas”, agrega el científico.

Evidencia en aumento

Entre 2005 y 2008, el DTB -publicación británica que se encarga de evaluar los tratamientos y fármacos utilizados en la clínica- afirma que fueron publicadas cuatro guías que recomendaban la aspirina como “prevención primaria” de la enfermedad cardiovascular, es decir, en pacientes que no habían mostrado signos del trastorno.

Estos incluían a personas de 50 años y mayores con diabetes tipo 2 y a aquellos con hipertensión.

En el pasado se pensaba que los beneficios de la aspirina -incluso como prevención primaria- superaban a los riesgos de sufrir una hemorragia interna. Pero lo que estamos diciendo hoy es que la evidencia científica más reciente no apoya esa creencia, y que los riesgos del fármaco son mayores que cualquier beneficio

Dr. Ike Ikeanacho

Sin embargo, el DTB afirma ahora que un análisis reciente de seis ensayos clínicos controlados en los que participaron un total de 95.000 pacientes, publicado en la revista médica The Lancet, no apoya el uso rutinario de aspirina en esos pacientes.

Esto se debe, añade, al riesgo de hemorragias gastrointestinales graves y el impacto insignificante que tiene el fármaco en la reducción de tasas de mortalidad.

Los autores afirman que una hemorragia interna severa puede ser tan peligrosa como un infarto e incluso ser letal.

Según el doctor Ikeanacho, el principal problema con este enfoque es que muchos en todo el mundo toman el fármaco por su propia cuenta, es decir, sin haber consultado al médico.

“Estas personas creen que al ingerir una aspirina diaria le están haciendo bien a su salud. Pero nuestra recomendación es que primero hablen con su médico o farmacéutico y discutan la evidencia más reciente, para poder tomar una decisión informada sobre el uso del fármaco”, advierte el médico.

Decisión informada

TabletasLa aspirina puede provocar hemorragia interna severa.

Este estudio, subraya el investigador, no está diciendo que la aspirina es peligrosa para todos los pacientes, porque ciertamente los que han sufrido problemas cardiovasculares pueden beneficiarse de ella.

“Esta es una situación en la que se deben equilibrar los riesgos y los beneficios”, explica el investigador.

“En el pasado se pensaba que los beneficios de la aspirina -incluso como prevención primaria- superaban a los riesgos de sufrir una hemorragia interna”.

“Pero lo que estamos diciendo hoy es que la evidencia científica más reciente no apoya esa creencia, y que los riesgos del fármaco son mayores que cualquier beneficio”, agrega.

El Colegio Real de Médicos Generales del Reino Unido apoya la recomendación del DTB.

“Dada la evidencia, el informe del DTB sobre el consumo de aspirina es muy sensato”, afirma el profesor Steve Field, presidente del organismo.

“El Colegio Real de Médicos Generales apoya la petición del DTB para que las actuales recomendaciones sobre la prescripción de la aspirina sean corregidas y para que los médicos lleven a cabo una revisión de los pacientes que actualmente toman aspirina como método de prevención”, dice el funcionario.

Fuente: BBC. Aspirina, sólo para enfermos del corazón





Una dieta alta en fructosa aumenta el riesgo de hipertensión

31 10 2009
foto

Foto: EP

Una dieta alta en fructosa aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión, según un estudio del Centro de Ciencias de la Salud de Denver de la Universidad de Colorado que se ha hecho público durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Nefrología que se celebra en San Diego (Estados Unidos). Los descubrimientos sugieren que reducir el consumo de alimentos y bebidas procesados que contienen sirope de maíz alto en frutosa (HFCS, según sus siglas en inglés) podría ayudar a evitar la hipertensión.

Los investigadores explican que durante los pasados 200 años, la tasa de consumo de fructosa ha aumentado en paralelo al incremento de la obesidad, que ha aumentado de forma abrupta en los pasados 20 años desde que se introdujeron los HFCS. Estos aumentos se parecen al destacado aumento de la prevalencia de la hipertensión aunque la investigación no  ha descubierto aún un vínculo consistente entre el exceso de frutosa en la dieta y la hipertensión.

Los científicos, dirigidos por Diana Jalal, estudiaron este vínculo en una gran población representativa de adultos estadounidenses. Examinaron a 4.528 adultos de 18 años o más sin antecedentes de hipertensión. El consumo de fructosa se calculó con un cuestionario alimentario y comidas como zumos de fruta, refrescos, productos de bollería y dulces.

Los resultados mostraron que las personas que comían o bebían más de 74 gramos por día de fructosa (2,5 refrescos con azúcar al día) aumentaban su riesgo de desarrollar hipertensión. En concreto, una dieta de más de 74 gramos al día de fructosa conducía a un riesgo un mayor riesgo del 28, 36 y 87 por ciento en los niveles de presión sanguínea de 135/85, 140/90 y 160/100, respectivamente (una lectura de presión sanguínea normal está por debajo de 120/80).

Según concluyen los autores, estos resultados indican que el consumo elevado de fructosa en forma de azúcares añadidos está asociado de forma significativa e independiente con los niveles más elevados de presión sanguínea en la población de adultos estadounidenses sin antecedentes de hipertensión.

Por último, los investigadores añaden que será necesario realizar posteriores estudios para ver si las dietas bajas en fructosa pueden normalizar la presión sanguínea y evitar el desarrollo de hipertensión.

Fuente: EuropaPress. http://www.europapress.es/salud/noticia-dieta-alta-fructosa-aumenta-riesgo-hipertension-20091030105344.html





Jarabe de maíz y riesgo de hipertensión

30 10 2009

Consumir niveles altos de jarabe de maíz de alta fructosa -un edulcorante que se utiliza en muchas bebidas y alimentos- podría aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión.

Bebida gaseosaMuchas bebidas gaseosas contienen jarabe de maíz de alta fructosa.

 

Esa es la conclusión de un estudio presentado en la conferencia anual de la Sociedad Estadounidense de Nefrología que se realiza en San Diego, California.

Según los investigadores, la reducción en el consumo de los alimentos procesados y bebidas gaseosas que contienen este edulcorante podría ayudar a evitar la hipertensión.

El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) fue creado en los 1970 a partir del almidón, o fécula de maíz.

Es muy similar al azúcar de mesa ya que ambos están compuestos por los mismos elementos del azúcar: glucosa y fructosa, y ambos contienen las mismas cantidades de calorías por gramo.

Sin embargo, los azúcares del JMAF no provienen de la fruta sino de una mezcla altamente purificada de la fécula de maíz, sin los beneficios nutricionales de éste.

Alternativa barata

Como los JMAF son una alternativa más barata que los edulcorantes de caña de azúcar, se usan principalmente en la industria de bebidas gaseosas, alimentos procesados y dulces.

Y su utilización se ha propagado en los últimos 20 años debido a sus propiedades para suavizar la textura, añadir volumen y retener la humedad de los alimentos.

Su uso ha sido vinculado en el pasado al aumento de la obesidad, particularmente en Estados Unidos, donde se consume ampliamente.

Control de hipertensiónLa obesidad y la hipertensión han ido aumentando paralelamente en las últimas décadas.

 

Tal como señalan los investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado, en Denver, “el consumo de JMAF ha aumentado paralelamente a las tasas de obesidad que se han incrementado drásticamente en los últimos 20 años”.

Pero los autores agregan que “aunque este aumento refleja el incremento dramático en la prevalencia de hipertensión, hasta ahora los estudios no han logrado mostrar de forma consistente un vínculo entre el exceso de JMAF en la dieta y la hipertensión”.

En el nuevo estudio los científicos analizaron a 4.528 adultos mayores de 19 años sin historiales previos de hipertensión.

Los participantes llenaron cuestionarios sobre su consumo de JMAF en alimentos como jugos de fruta, bebidas gaseosas, productos de panadería y dulces.

Los científicos encontraron que la gente que consumía o bebía más de 74 gramos al día de JMAF (el equivalente a 2,5 bebidas azucaradas al día) mostraron un mayor riesgo de hipertensión.

Esto quiere decir que una dieta con más de 74 gramos de JMAF al día condujo a 28%, 36% y 87% más riesgo de desarrollar niveles de hipertensión de 135/85, 140/90 y 160/100 mmHg respectivamente. (La lectura normal para la presión arterial es de menos de 120/80 mmHg).

Calorías vacías

DulceMuchos alimentos contienen alta fructosa, un edulcorante más barato que el azúcar.

 

“Estos resultados indican que el consumo de alta fructosa en forma de azúcares agregados es significativo y está independientemente asociado a niveles de presión arterial más altos en una población adulta de Estados Unidos sin un historial previo de hipertensión”, dice la doctora Diana Jalal, quien dirigió el estudio.

“Se necesitan ahora más estudios para ver si las dietas bajas en fructosa pueden normalizar la presión arterial y evitar el desarrollo de hipertensión”, agrega.

Además de los JMAF hay muchas otras formas de endulzar los alimentos y bebidas que consumimos, como la dextrosa, jarabe de caña, jarabe de maple, fructosa, melaza, miel y por supuesto el azúcar de mesa (sacarosa).

Pero la mayoría de estos, afirman los expertos, son “calorías vacías” que no ofrecen ningún valor nutricional.

La Organización Mundial de la Salud recomienda limitar el consumo de azúcar a menos de 10% del consumo diario de calorías.

Fuente: BBC. Jarabe de maíz y riesgo de hipertensión





La diabetes tipo 2 aparece en niños por la comida chatarra y el sedentarismo

24 10 2009

El abandono de la dieta mediterránea en favor de la “comida basura” y la sustitución de “una tarde en el parque” por unas partidas en la ‘Playstation’ está provocando que cada vez se detecten más casos de diabetes mellitus tipo 2 en niños, una enfermedad que hasta ahora sólo se detectaba en pacientes por encima de los 45 años y que en el 90 por ciento de los casos está ligada al sobrepeso y la obesidad, según afirmó a Europa Press el responsable de la Unidad de Bombas de Insulina del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el doctor José Ramón Calle.

“Hasta hace unos años, la diabetes tipo 2 era sinónimo de la diabetes del adulto, pero excepcionalmente en los últimos años se está detectando, primero en Estados Unidos y más tarde en todo el mundo, casos de diabetes tipo 2 en niños, siempre estrechamente ligados con el abandono de los hábitos de vida saludables”, basados en el ejercicio regular y la dieta sana, explicó este experto.

En esta misma línea, el doctor Calle apuntó que la prevención es “fundamental” no sólo para evitar la diabetes, sino también para no sufrir otras enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o las cardiopatías. “Si una persona se convierte en obesa de niño será mucho más propensa a ser obesa el resto de su vida y a sufrir todas las complicaciones para la salud asociadas a esta enfermedad”, señaló.

En referencia a la diabetes tipo 1 en niños, este experto hizo hincapié en la importancia de mantener un “buen control” de los niveles de glucosa, ya que “a estas edades una hipoglucemia puede derivar en complicaciones mucho más graves que en la edad adulta, pudiendo llegar incluso a caer en el coma”.

En España la incidencia de diabetes mellitus en la infancia y adolescencia es de 15,9 por cada 100.000 niños, lo que significa que afecta a más 30.000 niños menores de 14 años. En este sentido, las bombas de insulina son “la mejor opción” para mantener un control de esos niveles de forma segura sin “agobiar” al niño con los constantes pinchazos que requieren los métodos convencionales para medir el azúcar, comentó.

Además, “los últimos avances tecnológicos traerán al mercado español el próximo año unas nuevas bombas de insulina que detectan las hipoglucemias y dejan de introducir insulina de forma automática”, explicó el doctor Calle. “Estas nuevas herramientas ayudan a mantener un correcto control de la glucosa y a evitar complicaciones en la salud de los niños, tanto a corto como a largo plazo”, apuntó.

A este respecto, mañana sábado 24 de octubre la Fundación para la Diabetes organiza en Madrid el simposio ‘Nuevas tecnologías, comunicación y diabetes’, en el que se abordarán los últimos avances en el control de la diabetes, así como otros aspectos de importancia como los programas de cuidados de la salud para las personas diabéticas en España.

Fuente: EuropaPress. La diabetes tipo 2 aparece en niños por la dieta basura y el sedentarismo





¿Fuma y está gordo? Vivirá 10 años menos

18 09 2009

Los hombres de mediana edad que fuman, sufren hipertensión y tienen niveles más altos de colesterol vivirán 10 años menos que los hombres sanos de esa misma edad.

Hombre obeso

El estudio se centró en tres factores de riesgo: tabaquismo, alto colesterol e hipertensión.

Así lo demuestra una investigación llevada a cabo en Reino Unido que tomó un registro de más de 19.000 empleados públicos cuando tenían entre 40 y 69 años y observó lo que ocurrió con sus vidas 38 años después.

Los resultados mostraron que los hombres que tenían esos tres factores de riesgo enfrentaban, a partir de los 50 años, una década menos de vida.

El estudio, publicado en British Medical Journal (Revista Médica Británica), fue establecido en 1967-1970 durante el auge de una epidemia de enfermedades cardiovasculares en el Reino Unido.

La investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Oxford tomó medidas de estatura, peso, presión arterial, función pulmonar, niveles de colesterol y glucosa en la sangre de los participantes.

También se llenó un cuestionario sobre su historial médico previo, hábitos de tabaquismo, grado de empleo y estado marital.

Se encontró entonces que 42% de los hombres eran fumadores, 39% tenían hipertensión y 51% tenían altos niveles de colesterol.

Posteriormente se les siguió 40 años más tarde, en 2005, y para entonces 13.501 participantes habían muerto.

Factores de riesgo

Insto a todos los hombres y mujeres de más de 40 años a que se sometan a un chequeo de salud que incluya la medición de su presión arterial y niveles de colesterol y que comiencen a solucionar aquéllas áreas que sean motivo de preocupación

Prof. Peter Weissberg

Para el estudio los científicos se centraron en los tres principales riesgos cardiovasculares, tabaquismo, hipertensión y colesterol.

Pero cuando decidieron extender esos riesgos e incluir la obesidad, diabetes y grado de empleo descubrieron una diferencia de 15 años en las expectativas de vida del 5% de hombres con el número más alto de factores de riesgo y el 5% con el número más bajo.

En el país, la proporción de muertes atribuidas a enfermedades vasculares en la vejez se había reducido de cerca de 60% en 1950 a menos de 40% en 2005 tanto en hombres como mujeres.

“Logramos demostrar que los hombres de 50 años que fuman, tienen hipertensión y altos niveles de colesterol pueden esperar sobrevivir hasta los 74 años” afirma el doctor Robert Clarke, de la Unidad de Servicios de Ensayos Clínicos de la Universidad de Oxford, quien dirigió el estudio.

“Sin embargo, los hombres que no tienen ninguno de esos factores de riesgo pueden esperar vivir hasta los 83 años”, agrega.

“Es precisamente este tipo de estudios se seguimiento muy prolongado el que se necesita para obtener estos resultados, en los que las diferencias modestas en los factores de riesgo pueden predecir con precisión las diferencias importantes en la expectativa de vida”.

El científico agrega que “estos resultados ofrecen a la gente otra forma de mirar los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, la cual se puede entender más fácilmente”.

“Es decir, si usted deja de fumar o toma medidas para combatir la hipertensión o el peso corporal, esto se traducirá en una mayor expectativa de vida” dice el doctor Clarke.

Nunca es tarde

Mujer obesa

Los resultados del estudio también pueden aplicarse a las mujeres.

Por su parte, el profesor Peter Weissberg, director médico de la Fundación Británica del Corazón afirma que “este importante estudio coloca una cifra en el impacto -en años de vida- de fumar, tener hipertensión y alto colesterol”.

“Nos ofrece una clara ilustración de la forma como estos factores de riesgo en la mediana edad pueden reducir la expectativa de vida”.

“La buena noticia -agrega el experto- es que todos podemos hacer cambios para ayudarnos a vivir una vida sana durante más tiempo, incluso después de los 50 años”

“Aunque el estudio involucró sólo a hombres, no hay razón por la cual estos mismos resultados no puedan aplicarse también a las mujeres”.

“Así que insto a todos los hombres y mujeres de más de 40 años a que se sometan a un chequeo de salud que incluya la medición de su presión arterial y niveles de colesterol y que comiencen a solucionar aquéllas áreas que sean motivo de preocupación”, expresa el profesor Weissberg.

Fuente: BBC. ¿Fuma y está gordo? Vivirá 10 años menos





Alarmantes niveles de obesidad infantil

31 08 2009

El aumento en la obesidad infantil en el mundo ya ha alcanzado niveles alarmantes, incluso en los países en desarrollo.

Obeso

En el mundo hay unos 150 millones de niños obesos y con sobrepeso.

Y según una nueva investigación este incremento no sólo está teniendo consecuencias enormes en diabetes y trastornos ortopédicos en los niños, sino está causando también daños en las arterias similares a los que se ven en los adultos.

Se calcula que actualmente hay más de 1.000 millones de personas obesas y con sobrepeso en el mundo, y 22 millones de éstas son menores de cinco años.

Según el estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra en Barcelona, España, hasta 50% de esos niños podrían estar sufriendo ateroesclerosis -la acumulación de placas de grasa en las arterias.

Se sabe que una de las principales causas del aumento en el sobrepeso y la obesidad infantil es el alto consumo de grasas y calorías, aunado a una reducción en los niveles de actividad física.

Hasta ahora, el sobrepeso y obesidad en los niños ha estado asociado al desarrollo de enfermedades cardiovasculares como diabetes, hipertensión y altos niveles de colesterol, trastornos que juntos contribuyen al llamado “síndrome metabolico”.

Pero en el nuevo estudio los científicos de la Universidad de Leipzig, Alemania, encontraron que hasta 50% de los niños obesos podrían también tener daños en las arterias similares a la ateroesclerosis que se ve en los adultos.

Disfunción arterial

La función normal de las arterias depende del equilibrio entre los factores de relajación y contracción que produce el endotelio, el recubrimiento interno de los vasos sanguíneos.

El resultado más importante de nuestro estudio fue que la función del endotelio en las arterias del antebrazo mostraba las mismas deficiencias que se ven en adultos con insuficiencia cardíaca crónica. ¡Y esto en niños obesos de 12 años!

Dra. Sandra Erbs

Pero este equilibrio -que permite el intercambio de nutrientes y desechos- se ve alterado cuando existen otras enfermedades como diabetes o hipertensión.

Y el mal funcionamiento del endotelio puede conducir a la formación de depósitos de grasa en las arterias, la ateroesclerosis.

Los expertos de la Universidad de Leipzig querían investigar si la obesidad infantil está asociada al mal funcionamiento del endotelio y por lo tanto a los riesgos de sufrir las primeras etapas de ateroesclerosis.

Los investigadores estudiaron a 80 niños obesos y con sobrepeso de una edad promedio de 12 años y a 60 niños de peso normal.

Les tomaron muestras de sangre para determinar sus niveles de colesterol y llevaron a cabo una prueba de “tolerancia de glucosa” para medir sus niveles de glucosa en la sangre tras el consumo de azúcar, una prueba que detecta alteraciones de diabetes.

Posteriormente llevaron a cabo mediciones no invasivas de la capacidad de relajación del endotelio en el antebrazo.

Glucosa y colesterol

Los investigadores descubrieron que en promedio los niños obesos y con sobrepeso padecían síntomas de “prediabetes”, con niveles de glucosa más altos que lo normal pero que todavía no alcanzan niveles diabéticos.

Grasa en las arterias

La grasa obstaculiza la función normal del endotelio.

Además, tenían una alta concentración de colesterol LDL (colesterol malo) y su colesterol “bueno” o HDL era mucho más baja que la de los niños de peso normal.

“Descubrimos que casi todos los componentes del síndrome metábolico eran evidentes en la población de niños obesos”, dicen los autores.

“Pero el resultado más importante de nuestro estudio fue que la función del endotelio en las arterias del antebrazo mostraba las mismas deficiencias que se ven en adultos con insuficiencia cardíaca crónica”.

“¡Y esto en niños obesos de 12 años! Encontramos una clara relación entre el grado de obesidad y las deficiencias de la función endotelial: entre más alto el peso corporal, peor la función de la arteria”, expresan los científicos.

Según ellos, no es de sorprender que estas “alteraciones desastrosas” en las arterias de los niños obesos resulten en ateroesclerosis que a su vez está conduciendo a infartos al miocardio y derrames cerebrales en adultos cada vez más jóvenes.

“Por eso -afirman los investigadores- es urgente comenzar las estrategias de prevención de obesidad en los primeros años de la niñez para revertir las actuales tendencias”.

“Estas estrategias deben incluir, los factores medioambientales, la actividad física y la dieta y deben iniciarse en el hogar y en las instituciones preescolares, escuelas y guarderías para poder influir en toda la población infantil”.

La Organización Mundial de la Salud calcula que para el año 2015 habrá en el mundo 2.300 millones de adultos con sobrepeso y obesidad.

Fuente: BBC. Alarmantes niveles de obesidad infantil





La inteligencia y el riesgo al corazón

15 07 2009
Conductas de riesgo

El conocimiento quizás ayuda a que una persona no se involucre en conductas de riesgo.

La evidencia científica ha mostrado que entre más privilegiado el nivel socio-económico, menor el riesgo de contraer varias enfermedades, incluidas las cardiovasculares (derrames cerebrales, infartos y otros trastornos del corazón).

Ahora, una nueva investigación encontró otro factor a tener en cuenta: el coeficiente intelectual de la persona.

Según el estudio -publicado en European Heart Journal (Revista Europea del Corazón)- la inteligencia de un individuo desempeña un papel en sus posibilidades de morir a causa de estos males.

Los científicos de las universidades de Glasgow y Edimburgo, en Escocia, compararon los historiales clínicos, el nivel socio-económico, educativo y profesional de 4.289 soldados retirados (un grupo seleccionado porque ya se disponía de la información).

Descubrieron que, independientemente de los factores de riesgo conocidos -como tabaquismo, dieta pobre y falta de actividad física- y del nivel socio-económico de los participantes, aquellos con un coeficiente intelectual más alto mostraron 20% menos riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares.

Mayor intelecto, más conocimiento

La clave, creen los investigadores, es que “entre más inteligente una persona, mayor su capacidad de conocimiento y su capacidad para involucrarse en conductas saludables”.

Este estudio deja en claro que lo que sucede en la mente, ya sea por influencia del mundo material o del social, tiene que ser tomado en cuenta si queremos entender de qué forma las circunstancias socioeconómicas en que vive una persona tienen una influencia en su salud y bienestar

Dr. David Batty

El hallazgo, dicen los científicos, ofrece información importante para el diseño de estrategias dirigidas a atacar las desigualdades en la salud de las poblaciones.

Según los autores, entender las condiciones en las que la gente nace, crece, vive y trabaja es fundamental para combatir el problema de las desigualdades en salud.

Los resultados del estudio demuestran que quizás es hora de simplificar los mensajes de las campañas de salud pública en aspectos como dieta, ejercicio y tabaquismo. Muchos de estos mensajes, dicen los autores de la investigación, son muy complicados e incluso contradictorios y poco claros.

Y también es necesario, agregan, “establecer nuevas estrategias de salud dirigidas a mejorar los estándares de vida y de educación de las familias más desfavorecidas para que los niños de esas familias puedan potencialmente realizar cambios en su salud y bienestar más tarde en su vida”.

El doctor David Batty, quien dirigió el estudio, dice que “el coeficiente intelectual no es la panacea universal, pero esta variable psicológica puede explicarnos parcialmente, junto con las variables clásicas como el tabaquismo, la hipertensión y la obesidad, las diferencias en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares”.

“Este estudio sobre funciones cognitivas deja en claro que lo que sucede en la mente, ya sea por influencia del mundo material o del social, tiene que ser tomado en cuenta si queremos entender de qué forma las circunstancias socio-económicas en que vive una persona tienen una influencia en su salud y bienestar”, expresa el doctor Batty.

Fuente: BBC Ciencia, Link





Hipertensión, grave en América Latina – BBC Ciencia

26 06 2009

La hipertensión, o presión arterial alta, es un problema grave en todo el mundo. Pero mientras los países desarrollados parecen estar logrando una reducción del trastorno, en América Latina la enfermedad está en aumento.

Hombre obeso

El tabaquismo, el consumo de sal y la falta de ejercicio son factores de riesgo de hipertensión,.

Según una nueva investigación publicadaTherapeutic Advances in Cardiovascular Disease (Avances Terapéuticos en Enfermedad Cardiovascular), el problema podría ser muy grave si no se toman medidas inmediatas.

Por eso, dicen los autores, urge establecer mejores programas para que la gente conozca los riesgos de este trastorno y los beneficios de un cambio en el estilo de vida.

Muerte silenciosa

La hipertensión es conocida como el “asesino silencioso” porque a menudo, debido a la ausencia de síntomas obvios, la gente no es consciente de que lo padece. Si no se le controla puede conducir a derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca, infarto y muerte.

Cada año mueren cerca de 18 millones de personas a causa de enfermedades cardiovasculares (8 millones atribuidas a la hipertensión) y 80% de estas muertes ocurre en países en desarrollo.

El nuevo estudio comparó los datos de estudios publicados en América Latina sobre la prevalencia y muertes por hipertensión.

Los estudios muestran que entre 20 y 30% de todos los eventos coronarios en los próximos 10 años podrían prevenirse tratando la hipertensión. Y si se controlan otros factores como el alto nivel de colesterol, el tabaquismo y la obesidad se podría eliminar la mayoría de los eventos coronarios en América Latina

Los resultados muestran que las tasas de mortalidad por enfermedades cadiovasculares en la región aumentará aproximadamente un 145% entre hombres y mujeres para el año 2020.

“En las próximas décadas se observará en la mayoría de los países latinoamericanos una aceleración en la transición demográfica y epidemiológica signada por el envejecimiento poblacional y la epidemia de enfermedades crónicas, liderada por la enfermedad cardiovascular” dijo a BBC Ciencia el doctor Adolfo Rubisntein, jefe del Servicio de Medicina Familiar del Hospital Italiano en Buenos Aires, y uno de los autores del estudio.

“Este fenómeno consiste en que las enfermedades no transmisibles (cardiovasculares, cáncer, diabetes, enfermedades psiquiátricas) irán rápidamente reemplazando a las enfermedades infecciosas.

“En este sentido, las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo conocidos -como la presión arterial alta, el más importante en cuanto a carga de enfermedad y muerte- aumentarán como resultado no sólo de esta transición sino de otros fenómenos sociales vinculados a la globalización”, agrega el experto.

Estos factores, dice el doctor Rubisntein, incluyen la comida chatarra (con un alto consumo de sal), la falta de ejercicio, el tabaquismo y el sobrepeso y obesidad.

En los paises desarrollados no se espera que ocurra un incremento tan drástico en las tasas de enfermedades cardiovasculares.

Y esto se se debe, dicen los autores, a que en estos países “se han creado e implementado estrategias y programas para controlar las condiciones cardiovasculares. Pero no ha ocurrido así en el mundo en desarrollo”.

Esto, dicen, es “muy desafortunado” porque por lo menos 75% de las muertes por enfermedades cardiovasculares pueden explicarse por estilos de vida poco sanos.

Costo

Tal como señala el doctor Rubinstein “hoy existe clara evidencia de las importantes consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la enfermedad cardiovascular en los países latinoamericanos tanto para el individuo y su familia como para toda la sociedad en general”.

Control de hipertensión

El trastorno es un asesino silencioso porque no tiene síntomas obvios.

Un análisis de costos llevado a cabo en México calculó que cada año se gastan US$2.500 millones debido a factores asociados a la hipertensión, como el tratamiento de complicaciones o discapacidad causada por el trastorno.

“Estas deprimentes observaciones garantizan un llamado a la acción para mejorar el control de la hipertensión y otros factores de riesgo cardiovascular en América Latina” afirma el doctor Luis Alcocer, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital General de México, otro de los autores del estudio.

Según los investigadores, se necesitan mejores campañas para alertar al público sobre los riesgos y beneficios de la detección y control de la enfermedad y que éstas sean una prioridad en las agendas de salud pública.

Aunque no se sabe con claridad cuál es la causa de la hipertensión, los estudios demuestran que el trastorno puede prevenirse con cambios en el estilo de vida del individuo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 50% de las enfermedades cardiovasculares entre personas de más de 30 años puede atribuirse a la alta presión arterial, 31% a altos niveles de colesterol y 14% al uso de tabaco.

La OMS también ha determinado que la implementación de estrategias efectivas para reducir el cosumo de sal, el colesterol y el índice de masa corporal puede resultar en una disminución muy sustancial -de un 50% o más- en el riesgo de eventos cardiovasculares.

“La prevención y el tratamiento son las estrategias más obvias para reducir la enfermedad crónica” dice el doctor Adolfo Rubinstein.

“Por eso es necesario emprender acciones urgentes por parte de todas las organizaciones involucradas en la sociedad y convencer a las autoridades de salud de la importancia de implementar medidas a todo nivel que enfrenten adecuadamente esta nueva epidemia.

“Deben ser tanto estrategias poblacionales de promoción de la salud y prevención de la enfermedad para modificar hábitos y estilos de vida, has las intervenciones clínicas focalizadas en la población de mayor riesgo”, expresa el científico.

Vínculo Fuente





Un virus común produce hipertensión – BBC Ciencia

23 06 2009

Un estudio sugiere que una infección viral que afecta hasta al 99% de los adultos es una causa significativa de alta presión arterial.

Persona tomándose la presión.

Un virus puede ser una de las causas de la hipertensión.

En experimentos con ratones, los investigadores del centro médico Diaconisa Beth Israel, en Estados Unidos, hallaron que el virus provoca también un endurecimiento de las arterias que puede llevar a enfermedades coronarias y paros cardíacos.

Los científicos dicen que el descubrimiento puede abrir el camino a nuevos tratamientos para la presión sanguínea, incluyendo la posibilidad de una vacuna.

La alta presión arterial o hipertensión es conocida a menudo como la muerte silenciosa. Debido a la ausencia de síntomas obvios, hasta un 30% de los afectados no es consciente de que la padece.

En la mayoría de los casos, las causas de la hipertensión son desconocidas. Pero este estudio sugiere que un virus común, el citomegalovirus o CMV, puede ser el motivo de esta condición.

Este virus causa mononucleosis, también conocida como la “enfermedad del beso”.

Tratamiento alternativo

Alrededor de los 40 años de edad, la mayoría de los adultos estarán infectados. Esto puede significar una amenaza para la vida en las personas con un sistema inmunológico debilitado.

Durante los experimentos con ratones, los científicos notaron que el virus potenció la expresión de una enzima directamente involucrada en el aumento de la presión sanguínea.

Y combinado con una dieta de alto colesterol, el virus provocó un endurecimiento de las arterias.

Hasta el momento, la hipertensión ha sido tratada con medicamentos y con cambios en el estilo de vida y en la dieta.

Pero esta investigación sugiere que algunos casos de presión sanguínea podrían ser tratados con medicina antiviral o con vacuna contra el citomegalovirus.

Vinculo fuente