Descubierto un nuevo mecanismo que frena el crecimiento tumoral

14 01 2010

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) – Investigadores del Instituto Karolinska han descubierto un nuevo mecanismo para bloquear la formación de vasos sanguíneos y frenar el crecimiento de tumores en ratones. Una sustancia que explota este mecanismo podría ser la base de nuevos tratamientos contra el cáncer.Foto de la Noticia

Para que un tumor pueda superar el tamaño de un guisante, las células cancerígenas necesitan estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos que puedan proveer al tumor de oxígeno y nutrientes, un proceso conocido como angiogénesis.

En la actualidad, se cuenta con varios fármacos que inhiben la angiogénesis, pero sus efectos son limitados y aún es necesario mejorar este tipo de medicamentos.

Este nuevo estudio analiza las posibilidades de un receptor ubicado en la superficie de los vasos sanguíneos de las células denominado ‘ALK1’. Este receptor se activa gracias a una familia de proteínas llamada ‘TGF’, que son muy importantes para la comunicación entre los diferentes tipos de células en un amplio abanico de procesos clave en el organismo. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Descubren una ruta clave en el desarrollo de la hipertensión

7 01 2010

Proceso de remodelado arterial en la hipertensión arterial. Imagen: Hugo Villarroel.

Un equipo del Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca (CSIC-USAL) ha descubierto una nueva ruta de señalización, desconocida hasta ahora y que es fundamental para el equilibrio del sistema cardiovascular, ya que cuando funciona mal provoca hipertensión y problemas cardiovasculares. Además, los resultados demuestran que la proteína Vav2 actúa a nivel fisiológico igual que la viagra.

El equipo español ha descubierto una nueva ruta, activada por óxido nítrico y mediada por la acción de la proteína Vav2, que contribuye a la inactivación de una proteína clave en la regulación de la presión arterial, la fosfodiesterasa de tipo 5.

En condiciones normales, la acción del óxido nítrico y la ruta de Vav2 permite inhibir la actividad de la fosfodiesterasa, dilatar los vasos sanguíneos y bajar la presión arterial.

La investigación, cuyos resultados se publican hoy en el Journal of Clinical Investigation, está dirigida por Xosé R. Bustelo, que trabaja en el Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca (centro mixto del CSIC y de la Universidad de Salamanca-USAL). Lee el resto de esta entrada »





Más cerca de una arteria artificial

3 01 2010

Una arteria artificial será puesta a prueba en seres humanos a principios de este año.

En el Reino Unido el Royal Free Hospital de Londres utilizó nanotecnología para desarrollar un pequeño injerto de bypass a partir de un material polímero.Arteria artificial

Este material permite que el injerto imite el pulso natural de los vasos sanguíneos humanos, que permiten transportar los nutrientes necesarios a los tejidos del cuerpo.

La meta final es utilizar el injerto en cirugías de arterias coronarias y de miembros inferiores, las cuales -según los médicos- podrían reducir las amputaciones y los infartos.

Si las pruebas médicas – financiadas por una subvención de US$808.399- son exitosas, el dispositivo potencialmente podría ayudar a miles de pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Podremos reducir los infartos, reducir las amputaciones y salvar vidas

Pofesor George Hamilton, Royal Free Hospital

La pared de la arteria está diseñada para soportar la presión sanguínea durante la vida de una persona y es normalmente muy fuerte.

Si sufre daños como producto de enfermedades, tales como el endurecimiento de las arterias, la arteria puede taparse o en algunos pacientes puede debilitarse, produciendo un aneurisma y puede incluso conducir a su ruptura.

El tratamiento quirúrgico actual consiste en un bypass o en reemplazar el vaso sanguíneo dañado con un injerto plástico o preferiblemente una vena tomada de la pierna del paciente. Lee el resto de esta entrada »





Las células madre inducidas estimulan la regeneración de vasos sanguíneos

6 10 2009

Las nuevas células madre se utilizaron para tratar infartos en ratones a los que previamente se le había provocado una isquemia. Foto: MIT.

Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE UU), han estimulado la capacidad de las células madre para regenerar tejido vascular (como los vasos sanguíneos), al equiparlas con genes que producen factores de crecimiento extra que estimulan el crecimiento de los tejidos. Los resultados aparecen hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

En un estudio realizado en ratones, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) descubrieron que las células madre eran capaces de generar vasos sanguíneos cerca de una herida, lo que permitía que el tejido dañado sobreviviera. “Los resultados son prometedores, pero se necesita mejorar la técnica antes de empezar a probarla en humanos”, afirma Daniel Anderson, autor principal del artículo.

Las células madre tienen un gran potencial a la hora de favorecer la regeneración de tejidos. Sin embargo, no producen suficientes factores de crecimiento después de un transplante. Ahora, gracias a este nuevo estudio publicado hoy en la revistaProceedings of the National Academy of Sciences, las nuevas células madre podrían utilizarse para tratar infartos o para inducir el suministro sanguíneo en los tejidos creados.

Tras la extracción de células madre de la médula ósea de ratones, los investigadores utilizaron nanopartículas especialmente desarrolladas para distribuir el factor de crecimiento VEGF (factor de crecimiento del endotelio vascular). Después se implantaron las células madre en diferentes zonas con tejido dañado.

El equipo del MITS, que también probó estas nanopartículas en los tratamientos contra el cáncer, cree que son más seguras que los virus que a menudo se usaban para la introducción de genes.

—————

Referencia bibliográfica:
Fan Yang, Seungwoo Cho, et al. “Genetic engineering of human stem cells for enhanced angiogenesis using biodegradable polymeric nanoparticles”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), 5 de octubre de 2009.

Fuente: SINC. Las células madre inducidas estimulan la regeneración de vasos sanguíneos





Alarmantes niveles de obesidad infantil

31 08 2009

El aumento en la obesidad infantil en el mundo ya ha alcanzado niveles alarmantes, incluso en los países en desarrollo.

Obeso

En el mundo hay unos 150 millones de niños obesos y con sobrepeso.

Y según una nueva investigación este incremento no sólo está teniendo consecuencias enormes en diabetes y trastornos ortopédicos en los niños, sino está causando también daños en las arterias similares a los que se ven en los adultos.

Se calcula que actualmente hay más de 1.000 millones de personas obesas y con sobrepeso en el mundo, y 22 millones de éstas son menores de cinco años.

Según el estudio presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra en Barcelona, España, hasta 50% de esos niños podrían estar sufriendo ateroesclerosis -la acumulación de placas de grasa en las arterias.

Se sabe que una de las principales causas del aumento en el sobrepeso y la obesidad infantil es el alto consumo de grasas y calorías, aunado a una reducción en los niveles de actividad física.

Hasta ahora, el sobrepeso y obesidad en los niños ha estado asociado al desarrollo de enfermedades cardiovasculares como diabetes, hipertensión y altos niveles de colesterol, trastornos que juntos contribuyen al llamado “síndrome metabolico”.

Pero en el nuevo estudio los científicos de la Universidad de Leipzig, Alemania, encontraron que hasta 50% de los niños obesos podrían también tener daños en las arterias similares a la ateroesclerosis que se ve en los adultos.

Disfunción arterial

La función normal de las arterias depende del equilibrio entre los factores de relajación y contracción que produce el endotelio, el recubrimiento interno de los vasos sanguíneos.

El resultado más importante de nuestro estudio fue que la función del endotelio en las arterias del antebrazo mostraba las mismas deficiencias que se ven en adultos con insuficiencia cardíaca crónica. ¡Y esto en niños obesos de 12 años!

Dra. Sandra Erbs

Pero este equilibrio -que permite el intercambio de nutrientes y desechos- se ve alterado cuando existen otras enfermedades como diabetes o hipertensión.

Y el mal funcionamiento del endotelio puede conducir a la formación de depósitos de grasa en las arterias, la ateroesclerosis.

Los expertos de la Universidad de Leipzig querían investigar si la obesidad infantil está asociada al mal funcionamiento del endotelio y por lo tanto a los riesgos de sufrir las primeras etapas de ateroesclerosis.

Los investigadores estudiaron a 80 niños obesos y con sobrepeso de una edad promedio de 12 años y a 60 niños de peso normal.

Les tomaron muestras de sangre para determinar sus niveles de colesterol y llevaron a cabo una prueba de “tolerancia de glucosa” para medir sus niveles de glucosa en la sangre tras el consumo de azúcar, una prueba que detecta alteraciones de diabetes.

Posteriormente llevaron a cabo mediciones no invasivas de la capacidad de relajación del endotelio en el antebrazo.

Glucosa y colesterol

Los investigadores descubrieron que en promedio los niños obesos y con sobrepeso padecían síntomas de “prediabetes”, con niveles de glucosa más altos que lo normal pero que todavía no alcanzan niveles diabéticos.

Grasa en las arterias

La grasa obstaculiza la función normal del endotelio.

Además, tenían una alta concentración de colesterol LDL (colesterol malo) y su colesterol “bueno” o HDL era mucho más baja que la de los niños de peso normal.

“Descubrimos que casi todos los componentes del síndrome metábolico eran evidentes en la población de niños obesos”, dicen los autores.

“Pero el resultado más importante de nuestro estudio fue que la función del endotelio en las arterias del antebrazo mostraba las mismas deficiencias que se ven en adultos con insuficiencia cardíaca crónica”.

“¡Y esto en niños obesos de 12 años! Encontramos una clara relación entre el grado de obesidad y las deficiencias de la función endotelial: entre más alto el peso corporal, peor la función de la arteria”, expresan los científicos.

Según ellos, no es de sorprender que estas “alteraciones desastrosas” en las arterias de los niños obesos resulten en ateroesclerosis que a su vez está conduciendo a infartos al miocardio y derrames cerebrales en adultos cada vez más jóvenes.

“Por eso -afirman los investigadores- es urgente comenzar las estrategias de prevención de obesidad en los primeros años de la niñez para revertir las actuales tendencias”.

“Estas estrategias deben incluir, los factores medioambientales, la actividad física y la dieta y deben iniciarse en el hogar y en las instituciones preescolares, escuelas y guarderías para poder influir en toda la población infantil”.

La Organización Mundial de la Salud calcula que para el año 2015 habrá en el mundo 2.300 millones de adultos con sobrepeso y obesidad.

Fuente: BBC. Alarmantes niveles de obesidad infantil