Climategate: ONU apoya a los científicos

5 12 2009

El panel oficial de Naciones Unidas sobre cambio climático defendió con firmeza a los científicos británicos que están en el ojo del huracán luego de que se publicaran en internet correos electrónicos que supuestamente ponen en duda que el cambio climático se deba a la actividad humana.

Manos sobre tecladoEl IPCC dijo que apoya “firmemente” los hallazgos de los científicos.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) dijo que apoya “firmemente” los hallazgos que indican que la emisión de gases de efecto invernadero es un factor causal del cambio climático, tal como afirman los científicos de la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido.

Esta declaración fue en reacción a los cuestionamientos que surgieron sobre la confiabilidad de los datos de la Unidad de Investigación Climática de dicha universidad, luego de que correos electrónicos que los científicos se han enviado fueran “hackeados”, saliendo a la luz que se había exagerado acerca del impacto humano sobre el clima.

La polémica, conocida como “climategate” se da días antes de la cumbre de Copenhague, Dinamarca, que comienza este lunes.

Uno de los correos sugiere que el director de la unidad, Phil Jones, quería que cierta información fuera excluida de la próxima evaluación del IPCC. Lee el resto de esta entrada »





Energía a base de ósmosis

25 11 2009

Una compañía noruega presentó un nuevo experimento para generar energía eléctrica a partir de la mezcla de agua dulce y agua salada, la llamada energía osmótica.

Mar La energía osmótica utiliza la presión que se forma cuando se mezclan agua dulce y salada.

La energía osmótica es una fuente de energía renovable y libre de emisiones contaminantes.

El prototipo de la primera planta de energía osmótica del mundo -creada por la compañía Stalkraft- intenta explorar la energía que se libera cuando se mezclan ambos tipos de agua.

El agua dulce es atraída de forma natural hacia el agua salada para diluirla, y el flujo del agua a través de una membrana semipermeable es suficiente para hacer funcionar una turbina y generar energía, dice la empresa.

Tal como explicó a la BBC el gerente de proyecto de la compañía, Stein-Eric Skilhagen, se espera que en el futuro la planta pueda ofrecer una solución en el combate del cambio climático.

“Por el momento no estamos produciendo mucha energía. Ésta es la primera planta que se construye y lo más importante hasta ahora es que ya hemos probado que sí es posible producir energía explotando la ósmosis”, afirma el funcionario.

“Los próximos dos años serán cruciales porque intentaremos avanzar hacia la etapa comercial de la tecnología. Y si logramos solucionar todos los problemas que se presenten quizás para el año 2015 podremos generar energía a gran escala”.

La empresa calcula que el potencial global de la energía osmótica es de 1.600-1.700 TWh al año, lo que equivale al consumo total de electricidad de China en el 2002.

Como la ósmosis

Este tipo de energía renovable está basada en el fenómeno natural de la ósmosis y es similar a la forma como las plantas absorben humedad a través de sus hojas y la retienen.

Cuando el agua dulce se encuentra con el agua salada, por ejemplo cuando un río confluye con el mar, se liberan enormes cantidades de energía.

Esa energía puede ser utilizada para la generación de electricidad.

Me parece que el talón de Aquiles de este proyecto será la membrana que separa el agua dulce de la salada, la cual podría tener sus bemoles

Prof. Ian Fells

“Funciona como resultado de la llamada presión osmótica”, explica a la BBC el profesor Ian Fells, experto en energía de la Real Academia de Ingenieros del Reino Unido. Lee el resto de esta entrada »





Autos eléctricos Nissan en el DF para el 2011: México

30 10 2009

México, 28 Oct (Notimex).- El gobierno el Distrito Federal y la automotriz japonesa Nissan firmaron un convenio para, a partir del 2011, poner a la venta los primeros automóviles eléctricos en México.   AP

La participación del gobierno capitalino consistirá en adecuar lugares públicos para levantar la infraestructura eléctrica donde los automovilistas recarguen su vehículo. Esto sería similar a una gasolinera, en lugar de combustible se vendería electricidad.

Para ello, el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, anunció la puesta en marcha de los estudios de factibilidad para la construcción de tales estaciones.

De prosperar el proyecto, Nissan pondrá a la venta 500 unidades de su modelo eléctrico Leaf a finales de 2011.

El Gobierno del Distrito Federal y Nissan Motors establecieron un acuerdo base preliminar para la introducción de vehículos eléctricos a esta ciudad, los cuales requerirán estaciones eléctricas de recarga.nissan-auto-ok.jpg

En su discurso, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, aseguró que la administración local hará lo que esté en sus manos para tener 500 vehículos eléctricos funcionando en tiempo y forma y promover las estaciones para estas unidades y otras que se están probando para los servicios públicos de la ciudad.

Comentó que en la ciudad de México se prueban vehículos para recoger basura e incluso se prevé tener transportes que deberán ser híbridos o con otras tecnologías.   Destacó que es importante y un objetivo fundamental poner a la ciudad de México en la primera ola tecnológica, pues se cuenta con los recursos humanos necesarios.

Acompañado por el vicepresidente ejecutivo de Nissan Motors, Carlos Tabares, y el presidente y director general de Nissan Mexicana, José Muñoz Barceló, señaló que es importante y una prioridad estratégica para la ciudad de México participar en el gran cambio tecnológico.

Ebrard Casaubon añadió que hay dos alternativas: una esperar a que los cambios tecnológicos lleguen por sí solos, lo que significa que México entraría con un atraso de 10 años, o hacer lo necesario para estar en él desde ahora.

En este sentido comentó que en la ciudad de México se tiene un equipo de trabajo con varias instituciones que evalúan prototipos a base de hidrógeno o que mezclan hidrógeno o energía eléctrica con otro tipo de combustible.

Marcelo Ebrard recordó que en 1992 en la ciudad de México se promovieron los primeros vehículos eléctricos en el Centro Histórico para cambiar los grandes camiones de distribución de los diferentes productos y con ello se empezó a trazar una ruta que permitiera la introducción y expansión de nuevas tecnologías.   Resaltó la importancia de los vehículos eléctricos para acelerar el paso y mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones a la atmósfera.

Para ello, explicó, en la capital se tiene un plan de cambio climático y se trabaja en varios frentes para construir nuevas líneas del Metro, duplicar la capacidad de transporte público y cambiar vehículos.   Además, se presiona para tener nuevos combustibles, pero hace falta la introducción de nuevas tecnologías para el mercado de la ciudad y del país que permitan a México participar en el cambio global, expuso.

Añadió que se está en la antesala de un gran cambio tecnológico y el mundo vivirá en esta década una modificación significativa y se tendrá que reducir la dependencia de hidrocarburos, prioridades del cambio climático.

Fuente: MSN Noticias. Logran GDF y Nissan acuerdo para introducir vehículos eléctricos

Fuente: ElEconomista. GDF y Nissan acuerdan introducir autos eléctricos

Fuente: Milenio. Entrarán a México 500 vehículos eléctricos de Nissan





Médicos advierten de una catástrofe en salud

16 09 2009

Si no se logran reducciones radicales en las emisiones de dióxido de carbono en la próxima cumbre sobre cambio climático en Copenhague, el mundo enfrentará una catástrofe de salud.

Esa es la conclusión de un informe de 18 de las principales organizaciones médicas profesionales del mundo publicado simultáneamente en la revista médica The Lancet y la Revista Médica Británica (BMJ).

La conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático, que se llevará a cabo en diciembre, intenta acordar un nuevo tratado de clima global que reemplazará al actual tratado de Kioto.

“Un resultado exitoso en Copenhague es vital para nuestro futuro como especie, y para nuestra civilización” afirman los autores.

Para lograrlo, dicen, se requerirá el reconocimiento de los países ricos de sus obligaciones hacia los pobres, y el reconocimiento de los países pobres de que el cambio climático es problema global que requiere una solución global en la que todos debemos participar.

Desacuerdos

Hasta ahora, las conversaciones preparatorias a la cumbre de Copenhague se han visto plagadas de desacuerdos sobre cuánto se debe reducir las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero y cómo se debe financiar la protección al cambio climático de los países más pobres.

Lo que estamos haciendo es pedir a los médicos del mundo que participen en el desafío y que usen su influencia en la sociedad para combatir este problema, que es el desafío global más grande que ahora enfrentamos

Prof. Ian Gilmore

Es por eso que los autores instan ahora al mundo a “tomar las riendas” para avanzar en el tema del calentamiento global.

“La evidencia científica de que las temperaturas globales están en aumento y de que la humanidad es responsable de ello ha sido ampliamente aceptada desde 2007”, dice el profesor Michael Marmot, del Instituto Internacional para la Sociedad y la Salud y uno de los autores del informe.

“Y también hay un consenso igualmente aceptado de que necesitamos actuar hoy para prevenir un cambio climático irreversible”.

“Por eso las posibilidades de éxito son buenas -agrega- pero la política es muy difícil”.

Según los autores, que en su mayoría son dirigentes de colegios y academias de medicina y otras disciplinas científicas de todo el mundo, “existe un peligro real de que los políticos se muestren indecisos, especialmente en tiempos económicos tan turbulentos como los que vivimos ahora”.

“Si su respuesta es débil, los resultados para la salud global podrían ser catastróficos”, expresan.

Los más afectados serán los países en desarrollo donde las temperaturas más altas exacerbarán las sequías y la escasez de alimentos y ayudarán a la transmisión de enfermedades propagadas en el agua.

Pocas huellas de carbono

Pero no sólo los pobres se beneficiarían con un acuerdo en Copenhague, afirman los médicos.

Sequía

Los países pobres serán los más afectados por sequías y enfermedades.

Los países ricos -que deberán asumir la mayor carga en la reducción de emisiones- podrían beneficiarse con un aire más limpio y una dieta baja en huellas de carbono; es decir, la gente podría comer menos carne y ejercitarse más -sin usar sus autos- lo cual conduciría a menos cáncer, menos obesidad y diabetes.

Tal como dijo a la BBC el profesor Ian Gilmore, presidente del Colegio Real de Médicos del Reino Unido, y también autor del informe, “creo que los médicos estamos bien colocados para dirigir este debate, porque gozamos de la confianza de nuestros pacientes y de la población general”.

“Ahora tenemos una oportunidad. Tenemos también la experiencia científica que quizás nos ayuda a interpretar la evidencia”.

“Así que lo que estamos haciendo es pedir a los médicos del mundo que participen en el desafío y que usen su influencia en la sociedad para combatir este problema, que es el desafío global más grande que ahora enfrentamos”, expresa el científico.

Y agrega que “estamos pidiendo a nuestros colegas médicos que exijan a sus políticos que escuchen los hechos concretos que ya se han identificado en relación al cambio climático y que actúen ahora para implementar estrategias que beneficiarán la salud de las comunidades en todo el mundo”

Fuente: BBC. Médicos advierten de una catástrofe en salud





Una actividad ciclónica sin precedentes

13 08 2009
Imagen satelital de un huracán

En la última década se han producido anualmente una media de 17 huracanes.

Los huracanes en el Océano Atlántico son ahora más frecuentes que en cualquier otro periodo de los últimos 1.000 años, según una investigación publicada en la revista Nature.

Para este estudio, los científicos examinaron los sedimentos depositados a lo largo de los siglos en lagos y pantanos por huracanes que atravesaron la costa este de Norteamérica y el Caribe.

Los registros sugieren que la actividad de los huracanes en la actualidad es inusual, aunque podría haber sido similar o incluso mayor hace unos 1.000 años.

El director de la investigación, Michael Mann, de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos, cree que pese a que esta no proporciona una respuesta definitiva sobre influencia del cambio climático en la frecuencia de los huracanes, ofrece información importante.

Los huracanes golpean las costas con vientos que alcanzan los 300 kilómetros por hora, lo suficientemente fuertes como para transportar tierra adentro arena y otros restos de la costa que se depositan en lagos y pantanos.

Los investigadores han estudiado ocho de esas lagunas en costas en las que los huracanes regularmente tocan tierra, siete de ellas en EE.UU. y una en Puerto Rico.

El equipo del doctor Mann cree que el número de huracanes que toca tierra en esos lugares debe ser proporcional al número total de huracanes formados, por lo que estas zonas proporcionan un registro fiable sobre el cambio en la frecuencia de los huracanes a lo largo de los siglos.

Anomalía climática

Nueva Orleans

Los registros sugieren que la actividad de los huracanes en la actualidad es inusual.

En la última década se han producido anualmente una media de 17 huracanes y tormentas tropicales en el Atlántico, el doble de los registrados a principios del siglo XX.

Pero los niveles actuales fueron igualados o incluso superados hace unos 1.000 años, durante el llamado Periodo Cálido Medieval, una época en la Edad Media en el que se produjo una anomalía climática.

“Creo una de las conclusiones destacables de este estudio es que el alto número de tormentas que hemos registrado en los últimos 10 o 15 años pudo haber sido igualado o superado en periodos anteriores”, le dijo a la BBC Julian Heming, especialista en tormentas tropicales de la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

“Así que vale la pena alimentar el debate sobre si lo que estamos experimentando ahora es excepcional o está relacionado con la variabilidad de varias décadas o incluso siglos”, señaló Heming.

El equipo del doctor Mann utilizó un modelo computacional preexistente de generación de huracanes para calcular la actividad de los huracanes en un periodo de 1.500 años.

El modelo incluye tres factores que se cree son importantes para determinar la formación de los huracanes: la temperatura de la superficie del agua en el Océano Atlántico tropical, el ciclo de El Niño y La Niña en el Pacífico Oriental y la Oscilación del Antártico Norte, otro ciclo climático natural.

Circunstancias diferentes

Estragos de un huracán en Cuba

Los niveles actuales fueron igualados o incluso superados hace unos 1.000 años.

Este análisis sugiere, según el doctor Mann, que el pico de huracanes de hace 1.000 años y la actual actividad no están producidos por el mismo conjunto de circunstancias.

Mann también afirma que en la Edad Media, un largo periodo de condiciones de La Niña en el Pacífico, que contribuyen a la formación de huracanes, coincidió con condiciones relativamente cálidas en el Atlántico.

En la actualidad, el alto numero de huracanes que se producen tiene su origen en un aumento de la temperatura de las aguas del Atlántico, que se espera continúe en las próximas décadas.

“Aunque los niveles de actividad son similares, los factores tras lo sucedido hace 1.000 años y en la actualidad son diferentes”, asegura el científico.

Fuente: BBC. Una actividad ciclónica sin precedentes





La India se seca por dentro

12 08 2009

Un grupo de científicos afirmaron que los niveles de agua subterránea en el norte de India están disminuyendo a un ritmo mucho mayor del previsto, con consecuencias funestas para millones de personas.

 Pies de un niño sobre tierra reseca.

El agua subterránea no responde al incremento de las precipitaciones como los lagos o los ríos.

Los investigadores señalaron que la creciente demanda de irrigación y de otros usos humanos está consumiendo el agua más rápidamente de lo que el gobierno había estimado.

Según los expertos, que publicaron su estudio en la revista Journal Nature, esto podría llevar a un colapso de la producción agrícola y a severos déficit de agua potable.

Según el estudio, los niveles de agua subterránea cayeron en alrededor de 4 centímetros entre 2002 y 2008 en el norte del país.

Matt McGrath, experto en temas científicos de la BBC, señaló que en los estados de Rajasthan, Punjab y Haryana la cantidad de agua perdida es equivalente al doble de la capacidad de la represa más grande de India.

Los científicos usaron información satelital y modelos computarizados de la superficie de la Tierra para analizar los cambios que están ocurriendo.

No es el cambio climático

El estudio afirma que el calentamiento de la Tierra no es la causa, ya que no hubo disminución alguna de las lluvias durante el tiempo que se llevó la investigación.

Sistema de irrigación en un campo de arroz.

Los investigadores dicen que la creciente demanda de irrigación está consumiendo el agua.

Los expertos argumentan que la actividad humana, especialmente la irrigación de tierras de cultivo, ha sido el principal factor.

Matthew Rodell, del centro de vuelos espaciales Goddard de la NASA, es quien dirigió la investigación.

El gobierno de India ha sido consciente de la situación, pero el estudio sugiere que las estimaciones oficiales han sido rebasadas.

Es una mala noticia para los 114 millones de personas que viven en la región, pero según Rodell algo se puede hacer para cambiar la tendencia.

Pero uno de los grandes problemas con la disminución del agua subterránea es que no responde al incremento de las precipitaciones tanto como lo hacen los lagos o los ríos, por lo que restaurar los niveles podría llevar muchos años.

Fuente: BBC. La India se seca por dentro





Adiós al glaciar Chacayalta

7 08 2009

Científicos en Bolivia dicen que uno de los glaciares más famosos del país está a punto de desaparecer como resultado del cambio climático.

Chacayalta

Las fotos registran el cambio en el glaciar desde 1996

El glaciar Chacayalta, a 5.300 metros de altura en la Cordillera de los Andes, era una de las pistas de esquí más altas del mundo. Hace 20 años muchos viajaban allí sólo para decir que habían esquiado en la pista más alta del planeta.

Ahora ha quedado reducida a unos pocos pedazos de hielo.

Muchos bolivianos del altiplano y de La Paz y El Alto dependen para beber del agua que se derrite de los glaciares durante la temporada seca.

El equipo de científicos bolivianos comenzó a medir el glaciar Chacayalta en la década de los ’90. Poco tiempo atrás señalaron que sobreviviría hasta 2015.

Sin embargo, el glaciar se ha derretido mucho más rápido de lo que se esperaba.

Las fotografías tomadas recientemente muestran que lo que queda de este majestuoso glaciar, cuya antigüedad ronda los 18.000 años, son unos trozos de hielo cerca de la cima.

Temores por la falta de agua

Hace tan sólo 20 años esquiadores de todo el mundo viajaban a Chacayalta para poder decir que habían esquiado en la pista más alta del planeta.

Edson Ramírez, un científico que ha estudiado la región durante años, dice que las implicaciones del derretimiento de los glaciares van más allá del turismo.

El Banco Mundial hizo una advertencia a principios de este año: gran parte de los glaciares de los Andes Tropicales desaparecerán en los próximos veinte años.

Esto, señala el banco, amenaza el suministro de agua de cerca de 80 millones de personas en la región, y pone en peligro el futuro de la energía hidroeléctrica.

La mitad de la electricidad en Bolivia, Ecuador y Perú depende de esta clase de energía.

Pocos meses atrás Ramírez y su equipo llevaron a cabo una ceremonia en honor al glaciar desaparecido. Es como si alguien hubiese muerto, dice.

Chacayalta

Fuente: BBC. Adiós al glaciar Chacayalta





Deforestación: “todo está interconectado”

5 08 2009
Ed Miliband en Brasil

Ed Miliband considera que países como el Reino Unido deben hacer más para reducir sus emisiones.

En las profundidades de la frontera sur de la selva amazónica, el Parque Indígena Xingu pareciera estar aislado de los problemas del mundo.

Sin embargo, los líderes tribales de esta región recibieron de buena gana a un ministro británico que desempeñará un rol crucial en la cumbre sobre cambio climático en Copenhague, que se llevará a cabo en diciembre de este año.

Y aunque el Amazonas está a miles de kilómetros de las oficinas del ministro de Energía y Cambio Climático del Reino Unido, Ed Miliband, los problemas que afectan a la selva más grande del mundo tienen una repercusión mucho más amplia.

En Brasil, la deforestación genera más de la mitad de las emisiones de carbono, y 20% de las emisiones mundiales, a las que se les atribuye el calentamiento del planeta.

“Esto es más que todo el sector de transporte en todo el mundo”, le dijo Miliband a la BBC. “Por eso es crucial que lleguemos a un acuerdo en Copenhague que incluya límites al ritmo de la deforestación”.

“Pero tenemos que hacerlo de forma tal que ayude a la gente que vive en los bosques, la gente a la que estuve visitando, para que tengan interés en participar en el proceso”.

“Si no involucramos a los bosques en Copenhague, sería parecido a lo que sucedió con el protocolo de Kioto, que no fue ratificado por Estados Unidos”.

Proyectos positivos

El Parque Indígena Xingu ha sido territorio protegido desde hace 50 años. Allí viven unos 15 grupos que hablan una variedad de idiomas.

Al principio había mucha resistencia y prejuicios tanto en el lado de ellos como entre nosotros, porque las ONG tienen el estigma de que siempre están tratando de restarle importancia al trabajo de los ganaderos

Rodrigo Junqueira, Y Ikatu Xingu

Las comunidades que viven en el parque están preocupadas. Temen el impacto que puedan causar los planes del gobierno para construir plantas hidroeléctricas a lo largo y cerca del río, mientras continúa la tala ilegal que los va empujando hacia una zona cada vez más pequeña.

También dicen que el cambio climático les ha causado parte de sus problemas.

Las lluvias no caen con la misma frecuencia, lo cual hace que se sequen las semillas que son fundamentales para la cosecha. Los ríos de la zona no aumentan y reducen su caudal como antes.

Otros problemas pueden verse claramente desde el aire: el humo que sale de los fogatas son otro signo de destrucción.

Sin embargo en otro rincón de Xingu, campesinos y comunidades locales trabajan para restaurar las partes de la selva perdida.

“Y Ikatu Xingu”, que significa “aguas buenas y claras de Xingu” es una iniciativa del Instituto Socioambiental (una ONG brasileña) que comenzó a funcionar en 2004.

Amazonas brasileño

Las fogatas muestran como se están destruyendo grandes sectores de la selva.

Actualmente trabajan en 50 proyectos que incluyen la restauración de los bosques y el establecimiento de una red de provisión de semillas en la que participan cinco comunidades indígenas del Parque Xingu.

En 2007 recolectaron un total de siete toneladas de semillas que generaron un ingreso de más de US$17.000 para la gente que hizo la recolección.

Rodrigo Junqueira, de Y Ikatu Xingu, dice que inicialmente había mucha desconfianza entre los campesinos y la ONG, pero que gradualmente fue desapareciendo.

“Al principio había mucha resistencia y prejuicios tanto en el lado de ellos como entre nosotros, porque las organizaciones no gubernamentales tienen el estigma de que siempre están tratando de restarle importancia al trabajo de los ganaderos”, dice.

“Y la única manera de superar esta desconfianza fue a través de nuestro propio trabajo, mostrándoles que estamos aquí para buscar soluciones juntos”.

Responsabilidad

Ed Miliband visita una tribu en Xingu

Las comunidades de Xingu recibieron de buen grado la visita de Ed Miliband.

Proyectos como éste son los que pueden ofrecer respuestas a los políticos que se reunirán en Copenhague sobre el problema de la deforestación.

Cuando se trata de reducir emisiones, Ed Miliband acepta que los países ricos deben asumir ciertas responsabilidades.

“Nosotros hemos generado estas emisiones durante aproximadamente los últimos 150 años, cuando estuvimos desarrollándonos como país junto a otras naciones”.

“Aceptamos nuestras responsabilidades mostrando que reduciremos nuestras emisiones mucho más rápidamente que otros países y naciones en desarrollo en las que hay mucha pobreza”.

“También tenemos que encontrar formas para financiar algunos de estos cambios que deben ocurrir en los países en desarrollo, como manejar los bosques de una manera más sustentable”.

“Todo está interconectado”

Miliband cree que se llegará a un acuerdo en Copenhague pero también es realista.

La verdad es que cuando llegas aquí te das cuenta todo está interconectado

Ed Miliband, ministro de Clima y Energía

“La verdad es que cuando llegas aquí te das cuenta de que todo está interconectado”.

“A menos que podamos encontrar una forma para ayudar a la gente de aquí a mejorar su estándar de vida que no implique cortar los bosques, nunca vamos a llegar a la clase de acuerdo sobre cambio climático que necesitamos”.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, también expresó su confianza en la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Pero si tomamos en cuenta lo ocurrido en el pasado, seguramente el proceso de negociación será extenso y detallado y culminará con una frenética ronda de discusiones que se prolongará hasta altas horas de la madrugada.

Fuente: BBC. Deforestación: “todo está interconectado”





Calentamiento global, antes de lo esperado

3 08 2009

Durante los próximos cinco años la temperatura promedio del planeta aumentará mucho más rápido de lo previsto, concluyó un estudio llevado a cabo por dos científicos estadounidenses, que atribuyen este aumento a la intensificación de la actividad solar.

Tierra

El estudio incluye entre sus variables la incidencia del fenómeno de 'El Niño', la actividad volcánica y el ciclo del sol.

Ésta es la primera investigación que evalúa a medio plazo el impacto en la temperatura global de cuatro factores: los gases con efecto invernadero, las fases del ciclo solar (cuya duración se extiende por 11 años), la actividad volcánica y el fenómeno conocido con el nombre de ‘El Niño’, que se produce aproximadamente cada cuatro años, cuando se calientan las aguas superficiales del Pacífico Central.

Según le dijo a BBC Mundo Judith Lean, del Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos y co-autora del estudio junto a David Rind, del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, si ‘El Niño’ no gana fuerza ni se produce una erupción volcánica, “se acelerará el aumento de la temperatura a partir de ahora hasta 2014, aproximadamente, y desde esa fecha hasta 2020 tendrá lugar un período de temperaturas más bajas”.

clicVea: El regreso de “El Niño”

El estudio se dio a conocer poco después de que los climatólogos anunciaran que ‘El Niño’ había comenzado a tomar forma. Ello produjo cierta alarma por las devastadoras consecuencias que el fenómeno trajo en 1998, cuando provocó una serie de desastres naturales que causaron miles de muertes y cuantiosos daños materiales.

Si tenemos un ‘El Niño’ importante, en aproximadamente medio año se superarán las temperaturas récord alcanzadas en 1998

Judith Lean, autora del estudio

Entonces, ¿qué podría pasar si este año ‘El Niño’ cobrara la misma fuerza que en 1998?

“Si tenemos un ‘El Niño’ importante, en aproximadamente medio año se superarán las temperaturas récord alcanzadas en 1998”, el año más caluroso del milenio, señala Lean.

“Sobre todo”, agrega, “porque el contexto, diez años más tarde, es mucho más cálido debido a los gases con efecto invernadero. Aunque las temperaturas máximas, tomando en cuenta la actividad solar, dijo Lean, “podrían alcanzarse en 2015”.

Menos argumentos para los escépticos

Sol

La actividad solar alcanzará su punto máximo en aproximadamente cinco años.

Otra de las conclusiones de la investigación hecha por tierra los argumentos de los escépticos, que niegan el cambio climático basándose en que en los últimos siete años las temperaturas no han registrado aumentos significativos.

“El hecho de que durante los últimos años la temperatura no haya mostrado un gran aumento no significa que el clima ha dejado de responder al incremento de los gases con efecto invernadero”, le aseguró Lean a BBC Mundo. “El calentamiento ha tenido lugar, pero no se ha evidenciado por las variaciones naturales del clima”.

Muchos se confunden y creen que si la temperatura no está aumentando, la tierra entonces no se está calentando por los gases contaminantes

Judith Lean

Entre estas variaciones naturales la científica menciona el bajo grado de actividad solar, la ausencia de ‘El Niño’ y la erupción de un volcán, que, cuando ocurre, provoca una disminución global de las temperaturas de 0,3º centígrados.

“La gente e incluso los científicos tienden a pensar que si los gases con efecto invernadero provocan calentamiento global, deberíamos registrar como consecuencia un aumento constante de la temperatura. Se olvidan de las variaciones naturales. Muchos se confunden y creen que si la temperatura no está aumentando, la tierra entonces no se está calentando por los gases contaminantes”, explica Lean.

Complementarios, no contradictorios

Si como explica el estudio la temperatura aumentará más rápido de lo previsto en los próximos cinco años, ¿cometió un error en sus cálculos el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés)?

“En absoluto”, aclara Lean. “El IPCC hizo una evaluación a largo plazo, concentrándose en lo que pasará al final del siglo. Nosotros en cambio pusimos el foco en una escala de tiempo más pequeña para ver lo que pasará en unos cinco o diez años”.

La información no es contradictoria sino complementaria. Eventualmente, la temperatura aumentará en cien años, “pero en el medio, no va a continuar aumentando a un ritmo promedio”, concluye Lean.

El estudio aparecerá en la publicación especializada Geophysical Resarch Letters.

Fuente: BBC.Calentamiento global, antes de lo esperado





¿Por qué la información no nos hace actuar?

27 07 2009

El lunes que viene empiezo la dieta. A partir de enero voy a ir al gimnasio. De hoy en adelante voy a reciclar todo lo que pueda y una vez por semana iré al trabajo en bicicleta. Redacción: Laura Plitt

Oreja

El miedo y la ansiedad que provoca conectarse con el tema hace que nos resulte más sencillo mirar para otro lado, dice Randall.

¿En qué se parecen estas afirmaciones?

Las dos primeras tiene como fin mantenernos en forma y cuidar de nuestra salud; el objetivo de la tercera es cuidar al planeta. Pero lo que las tres tienen en común es que, en la mayoría de los casos, no pasan de ser puras promesas.

Según la psicoterapeuta británica Rosemary Randall, son varios factores los que nos hacen hacer oídos sordos a la plétora de información que recibimos a diario sobre el cambio climático.

Rosemary Randall

Mucha gente ansía un estilo de vida donde abundan los bienes materiales y la forma en que se presenta la información los hace pensar que si modifican sus conductas, van a vivir una vida muy aburrida.

Rosemary Randall

“Muchas veces la gente cree que la información no es para ellos, que son temas para los ambientalistas, o que deben resolver los gobiernos o que son cosas que pasarán en el futuro o muy lejos, y entonces, no tienen impacto sobre sus vidas”, dice la experta.

“Por otra lado”, agrega, “mucha gente tiene aspiraciones. Ansía un estilo de vida donde abundan los bienes materiales, los autos lindos, las vacaciones, y la forma en que se presenta la información los hace pensar que si modifican sus conductas, van a vivir una vida muy aburrida”.

También, y esto es crucial, “hay que reconocer que el tema da miedo. Si uno se pone a pensar que muchas personas perderán la vida, que algunos sitios se tornarán inhabitables, que se producirán migraciones masivas y guerras por los recursos naturales como consecuencia del cambio climático, de lo único que dan ganas es de esconderse debajo de la almohada y pensar en otra cosa”, explica la psicoterapeuta.

Escuchar, conversar, luego actuar

Según observó Randall, la ansiedad y el sentimiento de pérdida asociados a los cambios generados por el calentamiento global son tan potentes que incluso aquellos que tienen plena conciencia de los riesgos que se desprenden de la inercia, hacen muy poco o nada para romperla.

Grupo de conversación

Los participantes examinan el tema desde un punto de vista emocional.

Por esta razón, Randall diseñó una serie de seis conversaciones, que llevan el nombre de “Conversaciones de carbono”, en las que se discute el tema desde un punto de vista emocional, con énfasis en los valores, estilos de vida y en la identidad de las personas, y que producen como resultado cambios concretos en la conducta.

“Hablar siempre ayuda. Tratamos de formar grupos de discusión donde exploramos las razones que les impiden implementar cambios y les ofrecemos apoyo para que puedan tomar decisiones creativas y mantener su palabra. Conversar sirve para encontrar soluciones y eliminar las resistencias”, dice Randall.

El efecto que tienen las conversaciones, explica la psicoterapeuta, es que la gente “deja de sentirse culpable (la culpa no impulsa a la acción) y al sentirse parte de algo, del futuro, empiezan a pensar en cómo pueden contribuir”.

La idea es no sólo recibir a quienes quieren participar en estas conversaciones sino involucrar a la mayor gente posible, por eso parte de las actividades del centro que coordina Randall es llevar estas charlas a organizaciones comunitarias, escuelas y sindicatos.

Y para registrar el progreso, el centro está llevando a cabo un seguimiento de las personas que han asistido a los cursos -con las que también continúan en contacto a través de mensajes y correos- para evaluar los logros. Y si han fallado, discutir sobre las razones, sin culpa ni acusaciones.

Sin embargo, para los más escépticos o para aquellos que sencillamente no creen que la palabra tenga tanto poder como para empujar a la acción, esta propuesta pueda pecar de ingenua.

Quizás en este punto valga la pena reflexionar si acaso las terapias para dejar de fumar o bajar de peso, si no vienen acompañadas de otras medidas más drásticas, por ejemplo, tienen resultados. Los invitamos a compartir su punto de vista en nuestro foro.

clicOpine: ¿desinterés en el cambio climático?

Fuente: BBC. ¿Por qué la información no nos hace actuar?





Cambio climático: cuando hay que pagar, nadie se siente responsable

25 07 2009
Olas golpean los acantilados de la península francesa de Quiberon. 7 metros subiría el nivel de los mares si calentamiento global avanza.

Olas golpean los acantilados de la península francesa de Quiberon. 7 metros subiría el nivel de los mares si calentamiento global avanza

Cinco meses antes de Cumbre mundial sobre Clima en Copenhague, la Unión Europea ejerce presión para acelerar negociaciones. La financiación de medidas para contrarrestar el cambio climático sigue siendo mayor problema.
“Esperamos que las negociaciones progresen”, dijo este 25 de julio el actual presidente del Consejo de la UE y ministro de Medio Ambiente sueco, Andreas Carlgren, en el marco de un encuentro informal de los ministros de Medio Ambiente europeos en Åre, norte de Suecia.

En la reunión se acordó que la UE otorgará a Suecia en octubre un mandato de negociación para Copenhague. Lo que aún sigue siendo controvertido es la distribución interna de las cargas en la UE. En las negociaciones en marcha, resulta especialmente controvertida la financiación de medidas para la protección del clima y para la adaptación al calentamiento global, que, según los expertos, requerirían miles de millones de euros cada año.
Sin Plan B a favor del clima

El rompehielos Louis S. St-Laurent cruza el Polo Norte. Allí están subiendo temperaturas hasta en 5°.

temperaturas hasta en 5°.

La cumbre climática pretende cerrar un tratado que suceda al Protocolo de Kyoto para la reducción de los gases de efecto invernadero y que expira en 2012. “No tenemos un plan B”, dijo Carlgren.

Con el encuentro de ministros de Finanzas y de Medio Ambiente de la UE los días 20 y 21 de octubre de 2009, así como con la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno los días 29 y 30 de octubre, habrá una “supersemana” climática, sostuvo.

La UE debe mantener su posición líder y se presentará a las negociaciones como unidad, representada por Suecia. El bloque ya decidió que hasta 2020 reducirá sus emisiones de CO2 en una quinta parte con respecto a 1990. En el caso de que en Copenhague el resto de países industrializados acepte reducciones similares, la UE aumentaría las suyas a un 30 por ciento menos.

Si todos ganan, todos deben poner

El acuerdo mundial sobre el clima prevé fijar objetivos de reducciones para todos los firmantes. A diferencia del Protocolo de Kyoto, también los países en vías de desarrollo y emergentes deberán hacer sus aportes.

Al mismo tiempo, se creará un fondo en el que los países ricos pagarán por las medidas de protección del medio ambiente y de adaptación en los países en desarrollo. Según se estima, harán falta 100.000 millones de euros al año. Entre los puntos más controvertidos figura la distribución de cargas en la financiación y las reducciones.

Financiación es en la UE un tema controvertido

Polonia, por ejemplo, presiona para que antes de Copenhague se establezca el mecanismo interno de distribución del bloque, trascendió de las negociaciones. También el comisario de Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas, se pronunció a favor de ello.

Una mayoría de Estados de la UE se opone porque temen fuertes enfrentamientos que podrían perjudicar las negociaciones globales.

Polonia, que tiene una alta emisión de CO2 debido a que la mayor parte de la producción de su energía está basada en el carbón, quiere que en el mecanismo se tenga en cuenta que económicamente necesita de esta práctica, antes de que la UE confirme ayudas financieras globales.

No habrá cifras concretas antes de Copenhage

También se discute cuándo las naciones industrializadasPlanta de bioenergía a orillas del lago Juehnde, en Alemania. presentarán cifras concretas. Los países en vías de desarrollo y los emergentes quieren saber con cuánto dinero contarán antes de proponer sus propias medidas.

Los ministros de Medio Ambiente de la UE destacan, sin embargo, que no se darán cifras concretas antes de Copenhague. El mandato de negociación para Suecia contemplará solamente el mecanismo de financiación.

Mercado de emisiones

Una gran parte del dinero provendrá del Esquema de Transacción de Emisiones (ETE). En este marco, la industria debe adquirir certificados en una bolsa a cambio de sus emisiones de CO2. Aproximadamente la mitad de lo recaudado será utilizado para las medidas de protección del clima nacionales e internacionales.

De las negociaciones trascendió que la UE podría subir su meta a un 30 por ciento por interés propio, para mantener los precios del ETS a un determinado nivel.

Autor: JOV / dpa

Editora: Luna  Bolívar

Fuente: DW-World. Cambio climático: cuando hay que pagar, nadie se siente responsable





Trigo y maíz: S.O.S.

24 07 2009

El calentamiento global pone en riesgo la seguridad alimentaria de millones de personas. Algunos de los efectos más temidos son los que incidirán en la producción de trigo y maíz, cultivos esenciales para gran parte de la población mundial.

Africano sostiene maíz modificado genéticamente.

Agricultor de Tanzania sostiene maíz modificado genéticamente.

El maíz es el cereal más importante que se cultiva en el África subsahariana y Latinoamérica y el principal cultivo para alimentar a los animales en Asia, según el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo (CIMMYT).

El trigo, por su parte, es el cereal más cultivado del mundo y ocupa el segundo lugar entre los principales cultivos en los países en desarrollo.

Su distribución geográfica mundial es muy amplia. Desde las húmedas tierras bajas del norte de México hasta las áridas planicies de Kazajistán, el trigo se siembra en más de 200 millones de hectáreas del mundo en desarrollo.

Sin embargo, más de nueve millones de hectáreas cultivadas de trigo ya sufren pérdidas por el calentamiento global y la cifra tiende a aumentar a medida que el calor supera los umbrales que las regiones tropicales y subtropicales pueden soportar.

El cambio climático sube la temperatura planetaria y altera las condiciones meteorológicas de manera tal que se intensifican situaciones extremas como las inundaciones y las sequías y aumenta la escasez de agua para la agricultura de riego.

Cultivos en peligro

Rodomiro Ortiz, experto en cambio climático del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo (CIMMYT), explicó a BBC Mundo que los principales problemas que enfrentan los pequeños agricultores son el aumento de las temperaturas, las sequías y las inundaciones.

Hombre sostiene trigo

El trigo no resiste temperaturas altas.

Estos tres elementos constituyen una peligrosa combinación para la agricultura y afectan no sólo los rendimientos sino también la calidad de los cultivos. Los más afectados son los millones de pequeños agricultores que no cuentan con la tecnología ni los recursos para hacer frente al cambio climático.

Además, al incrementarse la temperatura no sólo bajan los rendimientos sino que hay plagas y enfermedades que afectan los cultivos y se transforman en un gran peligro si no se controlan a tiempo.

A esto se le suman la falta de acceso a semillas y otros insumos, los mercados subdesarrollados y la baja inversión de los gobiernos, según Ortiz.

Los expertos vaticinan que el termostato mundial subirá hacia finales de este siglo entre 1.8°C y 4°C. La mayoría de los países con latitudes tropicales verán afectados los rendimientos de sus cultivos, pues cada cultivo tiene una temperatura óptima.

Esto, según Ortiz, significaría pérdidas del 10% en los rendimientos de maíz y trigo en casi todos los países de América Latina. Vale destacar que el trigo es muy sensible a las altas temperaturas, que impiden la formación del grano.

La solución: agricultura de conservación

La buena noticia es que se puede aumentar significativamente la productividad mediante la aplicación de prácticas agronómicas mejoradas en los sistemas de producción agrícola.

Rodomiro Ortiz destaca que “hay que popularizar más la agricultura de conservación para que los pequeños agricultores puedan adaptarse al cambio climático”.

Reutilización de residuos

Productor mexicano muestra cómo los residuos de trigo se dejan en el suelo para que conserve su equilibrio natural.

Este tipo de agricultura usa tácticas como la labranza reducida o cero labranza -que reduce el uso de maquinaria agrícola, la erosión del suelo y el uso de combustibles- la rotación de cultivos y el manejo de los residuos que resultan de la cosecha, reincorporándolos al terreno. Esto también tiende a reducir el uso del agua y recursos.

“Esto es muy popular en el Cono Sur. Brasil y Argentina tienen la mayor extensión de hectáreas de agricultura de conservación. En otras zonas del continente, como Centroamérica y la zona andina, esto tiene que intensificarse, especialmente para el cultivo de maíz”.

El experto destacó también que los gobiernos deben aplicar, cuanto antes, políticas para amortiguar el impacto negativo en los agricultores. Esto se lograría, por ejemplo, “realizando investigaciones en áreas marginales para ver qué estímulos necesitan los agricultores para mejorar la producción”.

La importancia de la genética

A medida que el planeta se calienta, los científicos intentan encontrar la fórmula para desarrollar cultivos que resistan altas temperaturas.

El experto del CIMMYT menciona como otra importante salida el desarrollo de nuevos cultivares (variedades de cultivo) que resistan el cambio climático y puedan dar buenos rendimientos utilizando menos recursos, como agua y fertilizantes.

Campo de trigo

El trigo se siembra en más de 200 millones de hectáreas. (Fotos: cortesía CIMMYT.)

Estos cultivares se desarrollan con mejoramiento genético -convencional o transgénico- para que toleren el calor, “ya que las temperaturas seguirán subiendo. Se siembran muchos materiales en distintas zonas para ver cuáles resisten mejor”.

Las manipulaciones genéticas incluyen el desarrollo de semillas transgénicas. Muchos alertan de que éstas generan dependencia de los agricultores hacia las grandes compañías que las fabrican.

Sin embargo, Rodomiro Ortiz dijo a BBC Mundo que aunque los cultivos transgénicos han estado hasta ahora en manos del sector privado el sector público podría desarrollarlos también y permitir que permanezcan en un sistema de bienes públicos. “Eso se puede lograr a través de la legislación, con políticas de bioseguridad y propiedad intelectual de esas semillas”.

“Al fin y al cabo, son los agricultores los que deciden qué semillas usar. Las semillas transgénicas las puede producir cualquiera que sepa realizar el trabajo, no sólo las compañías transnacionales”.

Participa en el cuestionario de la BBC…

Fuente: BBC Mundo. Trigo y maíz: S.O.S.






“Compartir costos” del cambio climático

23 07 2009
Yvo de Boer, negociador jefe de la ONU para el cambio climático

Para De Boer, la cifra de US$10.000 millones es lo "mínimo" que el mundo desarrollado puede ofrecer.

El negociador jefe de las Naciones Unidas para el cambio climático, Yvo de Boer, instó a los países ricos a recolectar al menos US$10.000 millones para ayudar al mundo en desarrollo a elaborar planes nacionales tendientes a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En declaraciones a la BBC, De Boer dijo que ese dinero también debe utilizarse para “facilitar a las naciones pobres su adaptación al calentamiento global”, cuyas consecuencias van desde desplazamientos de la población hasta la pérdida del sustento económico.

El funcionario de la ONU dijo que la cifra de US$10.000 millones es lo “mínimo” que el mundo desarrollado puede ofrecer.

Según el analista económico de BBC Mundo, Marcelo Justo, esta cifra es “ínfima” si se tiene en cuenta que el gobierno estadounidense, el británico, la Unión Europea en su conjunto, y Alemania y Francia en particular han comprometido millones de millones de dólares en el rescate de sus sistemas financieros.

Hacia Copenague

De Boer insistió en que la cumbre que se realizará en diciembre en Copenague para debatir el cambio climático debe llegar a una fórmula que permita compartir y distribuir de manera justa los costos de combatir el calentamiento del planeta.

Copenague debe dar respuestas claras (…) Si no lo consigue, habremos fallado

Yvo de Boer, ONU

Asimismo, el funcionario de la ONU dijo que no sólo los países ricos deben comprometerse a limitar los gases de efecto invernadero, sino también naciones en desarrollo como China, India y Brasil, todas ellas grandes economías emergentes.

Para De Boer, el logro o no de estos compromisos determinará el éxito o fracaso de la reunión en Dinamarca.

“Copenague debe dar respuestas claras a los problemas que he mencionado. Si no lo consigue, habremos fallado”, advirtió.

Fuente: BBC Ciencia, “Compartir costos” del cambio climático





Misión para salvar a los árboles gigantes

22 07 2009
Árbol gigante

Los árboles gigantes cumplen una función en el ecosistema aún después de que han muerto.

Un equipo de científicos en California, Estados Unidos, está llevando a cabo un experimento único en su tipo, con el objetivo de trazar la historia de vida de algunos de los árboles más antiguos y altos del planeta.

El proyecto es la continuación de un estudio llevado a cabo en el Parque Nacional Yosemite, que indica que estos gigantescos árboles están pereciendo como resultado del cambio climático.

Tras analizar la información recogida en un período de 60 años, los científicos de la Universidad de Washington y el Servicio Geológico de Estados Unidos concluyeron que la densidad de los árboles de diámetro grande cayó en 24% entre la década de 1930 y la de los ’90.

“Queremos identificar las razones detrás de esta mortalidad y si los motivos están cambiando”, le dijo a la BBC el Doctor James Lutz, investigador asociado del Colegio de Recursos Forestales de la universidad.

Poco es lo que se ha investigado y hecho a largo plazo para monitorear la vida de los árboles gigantes. A diferencia de los estudios sobre plantas pequeñas o casi todos los animales, ningún investigador puede estudiar un árbol gigante desde que nace hasta que muere. Estos viven por cientos de años y juegan un papel vital en el ecosistema, aún mucho después de haber desaparecido.

A prueba de fuego

Los bosques brindan servicios al ecosistema, no importa si vivimos en la ciudad o en el bosque

Dr. James Lutz, del proyecto Yosemite

El Parque Nacional Yosemite es una vasta zona de vegetación silvestre que cubre una superficie de más de 3.000 kilómetros cuadrados. Está situado a 321 km. de San Francisco. Es famoso por sus cataratas, osos y antiguas sequoias gigantes.

Los árboles gigantes son cruciales para el ecosistema. Conforman el hábitat de pájaros e insectos cuando están vivos y también cuando están muertos. Por otra parte, y esto es vital, son resistentes al fuego y por ende son un elemento clave en la recuperación de los bosques en caso de que se produzca un incendio.

El impacto de un bosque de esta clase también se siente más allá de sus confines.

“Los bosques brindan servicios al ecosistema, no importa si vivimos en la ciudad o en el bosque”, explica Lutz.

“Ciertamente aquí, en California, la mayor parte del agua proviene del deshielo de la nieve acumulada, de los bosques de montaña como éste. Y si los bosques cambian su vegetación, puede que haya menos nieve y eso quizá afecte la calidad del agua”.

Lento proceso

Parque Nacional Yosemite

Los expertos seleccionaron una superficie con unos 30.000 árboles.

Lutz y su equipo se proponen estudiar en profundidad una porción de bosque durante décadas y en lo posible, siglos. Para ello eligieron una parcela de bosque tupido de 25 hectáreas, poblada en su mayoría por pinos de azúcar y abetos blancos. La zona no se ha quemado por al menos 70 años.

La idea es medir y mapear, en la medida de lo posible, todos los árboles que hay en el bosque y que suman un total de 30.000.

“La intención es regresar cada año para evaluar cuántos árboles han muerto y por qué”, le dijo Lutz a la BBC.

“Lo que queremos hacer es identificar lo más pronto posible cambios sutiles en la composición o la estructura del bosque”.

Si bien encontrar respuestas puede tomar mucho tiempo, investigaciones como ésta -dicen los expertos- son las que permitirán conservar esta clase de bosques por muchos siglos más.

Fuente: BBC Ciencia, Link





“Agricultura inteligente” en Brasil

6 07 2009

Combatir el cambio climático a través de agricultura rentable, sostenible y que protege a largo plazo la naturaleza.Esto es lo que busca el proyecto “Agrobrasil Bioenergía” en el estado de Piauí, en el noreste brasileño.

La mano de un agricultor en Brasil sostiene acerolas, frutas muy ricas en vitamina C

Acerolas: alto contenido en vitamina C y el camino hacia una nueva vida.

A bordo de un viejo Jeep, recorro caminos de tierra flanqueados por parcelas de todos los tamaños pertenecientes a los agricultores miembros de la cooperativa que lleva a cabo el proyecto.

EN IMÁGENES

Me encuentro a 15 kilómetros de la ciudad de Parnaiba, en una enorme extensión de terreno de 1400 hectáreas dotadas con las condiciones de regadío e infrestuctura necesarias.

Es el escenario para llevar a cabo este innovador proyecto de lo que se conoce como “agricultura integrada”, un modelo que busca el aprovechamiento inteligente de los recursos naturales.

“El cambio climático se ha puesto de manifiesto en las recientes crisis alimentarias en nuestras economías y exige un nuevo modelo de desarrollo sostenible, que ponga al mismo nivel de prioridad los beneficios para los hombres con la salud y la supervivencia del planeta”, me dice al volante del vehículo Edson Teófilo, director del proyecto y un economista apasionado por la agricultura.

“La agricultura tiene su papel para contener el cambio climático. Mi proyecto muestra que es posible trabajar con el concepto de entropía en la naturaleza: un equilibrio natural que se regula a si mismo. Se trata de utilizar los residuos, no contaminar y hacerlo todo de forma sostenible y orgánica sin usar fertilizantes químicos que dañen el suelo”, asegura Edson, una verdadera enciclopedia de los procesos de cultivo.

Sin agroquímicos

“La agricultura es como la medicina, uno aprende a base de experimentar. No hay certezas absolutas y yo sigo aprendiendo cada día”.

Más allá de esta modesta declaración, la experiencia de Edson en el terreno agrícola se extiende a lo largo de 40 años de trabajo en el área de desarrollo rural y también como consejero en algunos de los más prestigios organismos del planeta. Entre ellos, la FAO, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

La agricultura tiene su papel para contener el cambio climático.

Edson Teofilo, director del proyecto Agrobrasil Bioenergía

El proyectO “Agrobrasil Bioenergía” tiene como objetivo desarrollar un sistema de explotación que reduzca el impacto de la agricultura intensiva sobre el medio ambiente a través del aprovechamiento total de los residuos orgánicos y el uso de combustibles y energías renovables.

Los monocultivos conducen inevitablemente con el paso del tiempo a plagas que sólo es posible combatir con productos químicos, asegura Edson. En cambio, respetando el principio de la biodiversidad en las parcelas, se combinan distintos tipos de cultivos y arbustos en los que habitan controladores naturales de pestes, evitando la propagación de plagas inherentes a los monocultivos.

Así, cultivos alimenticios como la mandioca y la acerola, comparten espacio con plantas destinadas a la producción de bioenergía tal como el babazu y la jatropha.

Acerola, rica en vitamina C

La acerola es uno de los cultivos estrella de la cooperativa. Su alto contenido en vitamina C hace que la mayoría de la producción se venda a la empresa estadounidense Nutrilite para la producción de pastillas de esa vitamina. Es un negocio rentable que ha hecho que muchos de los antiguos jornaleros se hayan convertido hoy en pequeños productores agrícolas.

Cartel indicando el sitio del proyecto Agrobrasil Bioenergía

La mejora del ingreso y las condiciones sociales de los agricultores es parte integral del proyecto.

Antonio Romao, miembro de la cooperativa, pasó de ser jornalero a convertirse en emprendedor tecnificado y totalmente orgánico. Sus seis hectáreas de acerola han hecho que sus ingresos netos mensuales se hayan disparado hasta los US$4000. Antes de convertirse en productor, Antonio apenas conseguía subsistir con un salario de US$80 dólares.

“La mejora de las condiciones sociales es parte integral del proyecto”, asegura Edson. “La cooperativa actual tiene 25 productores orgánicos y en el futuro esperamos aumentar el número de socios-productores hasta 310”.

El suelo que rodea los árboles de acerola está cubierto de residuos orgánicos, hojas y ramas. Esto, que a primera vista parece fruto de la casualidad, es parte del sistema. Las ramas de la palmera de carnauba tienen un alto contenido en carbono y esparcidas alrededor de los árboles, mantienen el suelo cubierto para controlar la humedad y la absorción de los nutrientes que están en el abono orgánico. Un ejemplo muy simple de una técnica fundamental a la hora de aumentar la productividad y controlar las malezas que afectan a la planta.

Biokeroseno para aviones

Uno de los aspectos más novedosos del proyecto es la producción de biocombustibles y energía renovable para abaratar costos de producción y asegurarse la autosuficiencia.

Un empleado de la cooperativa junto al sistema de acequias para riego

Un sistema de acequias permite regar las parcelas.

Todavía en fase de desarrollo, los planes futuros contemplan el uso de biocombustible de producción propia para la maquinaria agrícola y la puesta en funcionamiento de plantas eólicas y solares para cubrir las necesidades energéticas de la cooperativa.

Una vez conseguido el autoabastecimiento, los planes futuros de producción de biocombustibles van más allá. “Estamos experimentando distintas mezclas de estas plantas para conseguir biokeroseno mezclando cultivos locales como la jatropha y la palmera de babazu con microalgas”.

“Si conseguimos la mezcla adecuada podemos convertirnos en productores de combustible de aviones para exportar, sin comprometer el uso del suelo para comestibles. Este combustible mejora la eficiencia de los motores y reduce las emisiones”.

“Un regalo para el medio ambiente”

A pesar de las ventajas medioambientales, Edson es consciente de que para conseguir el éxito del proyecto y la participación de los agricultores, la rentabilidad económica es imprescindible para su proyecto.

Reduce los costos al mínimo y es posible producir alimentos orgánicos mas baratos que los alimentos producidos con agroquímicos.

Edson Teofilo

“Yo quiero probar que es un buen negocio para el pequeño, mediano y gran productor, porque reduce los costos al mínimo y es posible producir alimentos orgánicos más baratos que los alimentos producidos con agroquímicos. Esto va a motivar un cambio de mentalidad y la gente lo va a pensar dos veces antes de utilizarlos”.

“Los agroquímicos causan un enorme daño al medio ambiente y suponen el 40% de los costos de producción agrícola. Con mi sistema integrado se reduce el costo a la mitad y así el consumidor puede comprar alimentos sanos a precios razonables protegiendo, al mismo tiempo, la naturaleza”.

Es hora de decir adiós y abandonar los terrenos de la cooperativa. Mientras caminamos con Edson, con la ilusión de alguien que respira su trabajo, me sigue contando los secretos que se esconden tras los cultivos que vamos dejando a ambos lados de la pista. De un pequeño árbol me alcanza un puñado de acerolas. “Un regalo para ti y también para el medio ambiente”, me dice con una sonrisa antes de despedirnos.

Fuente: BBC Mundo, Link