Nace una revolución en internet

30 10 2009

La Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN, por sus siglas en inglés) aprobó el plan para permitir que, en adelante, las direcciones en la red puedan redactarse completamente en chino, árabe u otros idiomas, sin tener que usar caracteres latinos, como ocurría hasta el momento.

URl con caracteres no latinos

El ente regulador de internet calificó este paso como “el cambio técnico más grande desde su invención hace 40 años”.Cables de internet

clicLea: Internet, 40 años conectando al mundo

Esta propuesta comenzará a aplicarse a partir del 16 de noviembre, y los primeros nombres de dominios internacionalizados (IDNs, por sus siglas en inglés) podrían entrar en funcionamiento a mediados de 2010.

Las direcciones en internet podrán redactarse en chino, árabe u otros idiomas.

“De los 1.600 millones de usuarios en el mundo hoy en día, más de la mitad utiliza lenguas cuya escritura no es en caracteres romanos”, dijo recientemente el presidente de la ICANN, Rod Beckstrom, durante una conferencia de su organización en Seúl, la capital de Corea del Sur.

Los planes para los nombres de dominios internacionales fueron aprobados inicialmente en 2008. Sin embargo, la pruebas del sistema se prolongaron más de lo previsto, según explicó Peter Dengate Thrush, presidente del consejo encargado de supervisar el cambio.

“Hay que ser consciente de que se trata de una aplicación técnica fantásticamente complicada”, añadió.

“Lo que hemos creado es un sistema diferente de traducción”.

Traducción

Los cambios serán aplicados al sistema de nombre de dominio (DNS, por sus siglas en inglés). Este actúa como una agenda de teléfonos, traduciendo nombres de dominios fáciles de entender -como bbcmundo.com- en series de números conocidas como direcciones IP, que pueden ser leídas por las computadoras.

Internautas en ChinaAhora la ICANN está controlada por grupos independientes.

 

Ahora el sistema podrá también reconocer y traducir caracteres no latinos.

“Tenemos confianza en que funcione, ya que lo hemos estado probando durante varios años”, explicó Dengate Thrush.

Algunos países, como China o Tailandia, han lanzado sistemas que permiten a los usuarios introducir direcciones de internet en sus propias lenguas. Pero estas iniciativas no tienen la aprobación internacional y no funcionan necesariamente en todas las computadoras.

La ICANN es una corporación privada sin fines de lucro creada en 1998 por el gobierno de Estados Unidos en el estado de California.

En septiembre de 2009, Washington decidió reducir su control sobre la gestión de esta organización.

Estados Unidos firmó una “declaración de compromisos” con la que, por primera vez, dio autonomía a la ICANN.

El nuevo convenio, que entró en vigencia el 1º de octubre, hace que la organización ahora esté controlada por grupos independientes, que incluyen representantes de gobiernos de todo el mundo.

Fuente: BBC. Nace una revolución en internet

Fuente: 20Minutos (imágen). Los caracteres no latinos podrán usarse en las direcciones de Internet





Direcciones en internet podrán redactarse en chino, árabe u otros Idiomas: INCANN

27 10 2009

Internet “se aproxima al cambio técnico más grande desde su invención hace 40 años”, según la Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN, por sus siglas en inglés), el ente regulador de la red.

Cables de internet

En un futuro próximo, las direcciones en internet podrán redactarse en chino, árabe u otros idiomas.

La ICANN ha anunciado que, en un futuro próximo, las direcciones en internet podrán redactarse en chino, árabe u otros idiomas y no solo en caracteres latinos, como ocurría hasta el momento.

Si a la propuesta se le da el visto bueno definitivo el próximo 30 de octubre, podría empezar a aplicarse a partir del 16 de noviembre y los primeros nombres de dominios internacionalizados (IDNs, por sus siglas en inglés) podrían entrar en funcionamiento a mediados de 2010.

clicLea: EE.UU. compartirá el control de internet

“De los 1.600 millones de usuarios en el mundo hoy en día, más de la mitad utiliza lenguas cuya escritura no es en caracteres romanos”, señaló el presidente de la ICANN, Rod Beckstrom, al inicio de una conferencia que su organización celebra en Seúl, la capital de Corea del Sur.

Los planes para los nombres de dominios internacionales fueron aprobados inicialmente en 2008. Sin embrago, la pruebas del sistema se han prolongado durante dos años, explicó Peter Dengate Thrush, presidente del consejo encargado de supervisar el cambio.

“Se tiene que ser consciente de que se trata de una aplicación técnica fantásticamente complicada”, señaló Dengate Thrush.

“Lo que hemos creado es un sistema diferente de traducción”.

Traducción

Internautas en China

 

Los cambios serán aplicados al sistema de nombre de dominio (DNS, por sus siglas en inglés). Este actúa como una agenda de teléfonos, traduciendo nombres de dominios fáciles de entender -como bbcmundo.com- en series de números conocidas como direcciones IP que pueden ser leídas por las computadoras.

Ahora el sistema podrá también reconocer y traducir caracteres no latinos.

“Tenemos confianza en que funcione, ya que lo hemos estado probando durante un par de años”, explicó Dengate Thrush.

Algunos países, como China o Tailandia, han introducido sistemas que permiten a los usuarios introducir direcciones de internet en sus propias lenguas. Pero estas no tienen la aprobación internacional y no funcionan necesariamente en todas las computadoras.

La ICANN es una corporación privada sin fines de lucro establecida en 1998 por el gobierno de Estados unidos en el estado de California.

En septiembre el gobierno de Washington decidió reducir su control sobre la gestión de esta organización.

EE.UU. firmó una “declaración de compromisos” por la que, por primera vez, dio autonomía a la ICANN.

El nuevo convenio, que entró en vigor el 1º de octubre, hace que la organización ahora esté controlada por grupos independientes, que incluyen representantes de gobiernos de todo el mundo.

Fuente: BBC. Internet, se acerca un gran cambio