El producto Chardon de Marie con Silimarina para proteger el hígado y bajar de peso, un fraude y peligro para salud. COFEPRIS

26 01 2011

Actualizado: Febrero 14, 2011. El suplemento alimenticio Chardon de Marie con silimarina para alzhaimer, sobrepeso, problemas del higado, cirrosis, diabetes y como tratamiento para bajar de peso representa un problema para la salud además de un engaño y un fraude al consumidor, por lo cual la COFEPRIS retiro del mecador y empezará a sancionar e investigar a las empresas para sacarlos del mercado.

En conferencia de prensa, el titular de Cofepris dijo que se tiene en la mira a 13 “productos milagro” o “frontera” que son los más anunciados en medios electrónicos y que prometen curar diversas enfermedades, lo cual no es cierto y con lo que engañan a la ciudadanía, entre los que se encuentran Chardon de Marié, Prostaliv, Prostamax, Pilz hongo michoacano, Malunggay, Pso exacto, Skinny shot, Puassance, Charakani, Purifhigado y Cold heat extreme.[1]

Los productos que dicen ser suplementos alimenticios, pero al mismo tiempo anuncian que sirven para tratar o curar una enfermedad, síntomas o padecimientos, a través de su publicidad o de vendedores o promotores: no son suplementos alimenticios y lo están engañando.

El supuesto médico que aparece se vendió a esa empresa, ningún médico lo receta.

Aquí se muestra los engaños de estos productos por parte de una Investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), que desmiente el uso en humanos y los engaños a los consumidores además de los efectos adversos.

En los Estados Unidos un producto considerado como “suplemento alimenticio” es aquel que no puede comprobar ningún beneficio medicinal ante la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).[2]

En México con base en la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) que tiene la misma función que la FDA, asegura que que ningún suplemento alimenticio sirve para bajar de peso ni curar enfermedades.[3]

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) aceptó ante el Colegio Médico de México, que no puede localizar a los anunciantes de estos productos debido a la falta de cooperación de los medios de comunicación.[4]

Cuidado con los personajes de la publicidad. El fin de todo lo que se comunica en la publicidad, es generar una sensación de confianza en el consumidor. En la publicidad, abundan actores y personas que reciben una remuneración por seguir un guión creado por un publicista, por ejemplo: Lee el resto de esta entrada »





Prostamax, prostaliv para la próstata, alivio de síntomas un fraude y engaño al consumidor: COFEPRIS México.

9 01 2011

Actualizado: Febrero 14, 2011. El producto prostamax, prostaliv anunciado en televisión abierta en México fue retirado del mercado por fraude y engaños al consumidor[A], además de no tiene sustento científico, la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) no logro comprobar los efectos de dicho producto.

El gobierno Federal de los Estados Unidos y la FDA, desde el 2003 han estado suspendiendo estos productos por carecer de sustento científico y que se renombran una y otra vez, prostamax, prostaliv, etc. Además ahí encontrará otros productos como Calcio de coral, y otros que en México se anuncian una y otra vez.

Aunque el producto  menciona que  es “un suplemento alimenticio con ingredientes 100 por ciento naturales, capaces de mejorar el control sobre la función urinaria, eliminar el ardor y el dolor provocado por los problemas de la próstata con resultados comprobados en tan sólo 7 días”, no tiene propiedades terapéuticas ni elimina el dolor provocado por problemas con la próstata, además que puede tener efectos contrarios y aumentar el cáncer.

Lo anterior fue ratificado por Patricia Herrera Gutiérrez, Secretaria de Salud en Durango, al recibir el comunicado de advertencia emitido por la Secretaría de Salud federal. La misma autoridad sanitaria, ha realizado cuatro informes de verificación publicitaria con sus respectivas órdenes de suspensión, con sustento en la Ley General de Salud y su reglamento, donde se establece que los anuncios relacionados con medicamentos, suplementos alimenticios, remedios herbolarios, cosméticos y todos los productos que tienen que ver con la salud humana deben contar con permiso sanitario y no exagerar las supuestas propiedades curativas o terapéuticas de los productos anunciados. Lee el resto de esta entrada »