Contrareforma con Peña Nieto en PEMEX, Carmen Aristegui deja en ridículo al director a su director

18 08 2013

A lo largo del tiempo, se ha demostrado al igual que en otros países que la privatización del sector público acarrea serios problemas para la infraestructura y desarrollo del país. Se sabe que el neo-liberalismo en México tiene raíces desde mucho antes del presidente Salinas de Gortari estuviera a cargo, sin embargo en los últimos años se ha presionado en sobremanera la forma en como la élite internacional desea obtener los recursos de México, por ejemplo a través de contratos, una parte de toda la electricidad que genera la CFE, es privada, el costo de serlo se refleja en los bolsillos, el costo se incrementa porque a través de sobornos se hacen contratos donde la CFE debe pagar hasta 8 veces más de los que la CFE le costaba producir a empresas privadas españolas, con ello el costo se relega al consumidor y a través del subsidio.

Para muestra de lo estúpidamente coludidos que están los directivos de PEMEX para privatizarla, esta el director general, que seguramente ya tiene su parte en este botín, porque dice cada estupidez.

México compra afuera petroleo más caro, que de lo que le cuesta generarlo.

Porque no privatizar PEMEX.

Todos aquellos que pertenecen al nuevo PRI, son parte directa o indirectamente de una gran manipulación que se dio por la élite internacional, son manipulados a través de jugosas compensaciones para que a través de modificaciones legales y constitucionales el patrimonio de una nación se privatice, pues ellos consideran que al hacerlo podrán vivir tranquilamente sin falta de poder y dinero, lo que la élite no les ha comentado quizá, es que a la mayoría de los países que dijeron “si” y privatizaron sus recursos nacionales les fue mal, como se puede ver en todo oriente medio, ahora bajo la bandera de una falsa libertad atacan los derechos humanos de los civiles con el mismo ejercito y sistema policial que alguna vez juro defender, con ello sólo los de la clase media sobreviven, pues con las crisis y devaluaciones la gente literalmente sufre y muere de hambre. Esto es el neo-liberalismo, en México se ha dado de forma brutal con la aparición del “Pacto por México”, es una serie de reformas para privatizar todo en “según” aras del bienestar. Pero como se menciono al privatizar un sector público siempre es acompañado de una crisis, por lo que el PRI propone aumentar el IVA a 20 o 21%, por lo que aumentará la inflación y los precios.

En el mandato de Calderón, en PEMEX hizo una serie de modificaciones para que no hubiera transparencia a través de contratos privados, para que con este nuevo gobierno a través de Televisa que tomo firmeza en este gobierno solape sus actos y haga creer a la opinión pública que PEMEX es una empresa quebrada, y esto resulta falsa, pues las perdidas que se han suscitado son por parte de inversión de PEMEX con empresas privadas por modificaciones a sus estatutos que Calderón y otros han realizado y que luego resultan en perdidas, pero en ganancias cuantiosas para las privadas y hablamos de miles de millones de pesos.

Videgaray sólo es una marioneta y tratará de privatizar todo.

Hoy más que nunca, no se debe permitir privatizar a una empresa nacional, pues hacerlo solo llevará a crisis.

Cualquiera que piense en que se debe privatizar PEMEX es simplemente un ignorante es temas de economía global además de no conocer la historia y traidor a la patria.

Leer: La Jornada





México: Privatización de la Red de Fibra Óptica, razón de extinción del Luz y Fuerza

27 01 2010

¿NO QUE NO ERA PRIVATIZACIÓN?

A las organizaciones sindicales, sociales y políticas, a los medios de comunicación,

Al pueblo mexicano:

El verdadero fin de la extinción de LyC como lo indica el documento, no fue el su costo ni problemas de administración como Felipe Calderón y una masiva campaña televisiva hizo creer a México, si no la venta por así decirlo de la red de Fibra Optica que pertenecia a LyC (21 mil kilometros) que con recursos de nacionales ahora pasa a manos de la industria privada, con un jugoso botín para algunos diputados como el PAN y exPanista como Fracisco Gil Díaz, que en su momento fue Secretario de Hacienda en el Gobierno de Fox, y ahora participa en la licitación de la red nacional de fibra optica como presidente de Telefonica Movistar casualmente (Fundación Telefónica), como lo indica el Economista el 27 de Enero y en la revista Proceso.

Felipe Calderón fue jefe de Gobernación de la extinta compañía de Luz y Fuerza, el mayor agravio fue voltearles la cara y decir una ineficiente administración cuando él ahí en el cargo. El beneficio de la duda será como no darse cuenta que el propio presidente esta involucrado en esto y además en otros asuntos que con tiempo veremos.

Solo se necesitaron 105 días, para que se confirmaran las denuncias hechas por nuestro Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) respecto a las verdaderas razones que llevaron al gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa a decretar la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC): la Privatización de la Red de Fibra Óptica, propiedad de la Nación y del conjunto de la Industria Eléctrica Nacionalizada.

El día de ayer 26 de enero, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas anunció la licitación (entrega) del tendido de 21 mil kilómetros de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que es propiedad del Estado a las empresas privadas nacionales y extranjeras, cuyo costo con cargo a la Nación fue de alrededor 30 mil millones de pesos, amén de la exención de impuestos por más de 5 mil millones de pesos, que aprobaron los diligentes legisladores “mexicanos” tan solo para iniciar tan jugoso negocio. Lee el resto de esta entrada »





SME, el dilema de las liquidaciones, gobierno: México

7 11 2009

Redacción: Arturo Alcalde Justiniani. La Jornada. UNAM.

Uno de los elementos claves de la estrategia gubernamental al dar el golpe a los trabajadores electricistas de Luz y Fuerza del Centro (LFC) consiste en convencerlos de aceptar el pago de sus liquidaciones para dar por terminadas las relaciones laborales. Este proceso está calculado para concluir en un periodo corto: alrededor de un mes. El plazo concluye el próximo 13 de noviembre y todo indica que no logrará su objetivo si los trabajadores durante la siguiente semana valoran con objetividad sus alternativas y posibilidades.

La aceptación de las liquidaciones es un aspecto de máxima importancia para los fines gubernamentales, ya que es la única vía para minimizar la protesta. Culminar con este proceso indemnizador sirve también para impedir que se conozca la verdad jurídica sobre los actos ilegales llevados a cabo, que corren el riesgo de ser revertidos por los tribunales de amparo, toda vez que se ha acreditado la violación de normas constitucionales y legales, tanto en el decreto presidencial como en el masivo despido de los trabajadores.

Además de los factores legales, existen otros motivos por los cuales el gobierno está urgido de que los trabajadores estampen de puño y letra su rendición. Requieren regularizar el servicio, pues sus fallas han generado afectaciones importantes a familias y empresas; para ello, necesitan volver a contratar a los empleados que operaban las antiguas plantas, ya que las compañías privadas subcontratadas, además de ser sumamente costosas, carecen de la capacidad técnica adecuada. Todo esto explica el interés gubernamental de abrir una vía falsa de interlocución, a través del disidente Alejandro Muñoz, haciéndole ofertas que puedan debilitar la resistencia; utilizar sus servicios será más importante cuando quede acreditado el fracaso de la estrategia liquidadora. Podría agregarse una razón adicional a las anteriores: culminar el impacto mediático del descontón gubernamental. A medida que transcurre el tiempo, se van develando nuevos elementos, más allá de los técnicos y económicos, que exhiben la concurrencia de varios intereses que se ocultaron en su inicio a la opinión pública, tales como el proceso de privatización de diferentes áreas del servicio.

Es comprensible que los trabajadores electricistas se sientan angustiados y confundidos. La naturaleza repentina del golpe desestabiliza la economía familiar sustentada en ingresos permanentes. Para incrementar esta zozobra, el gobierno, abdicando abiertamente de su condición de árbitro, da cuenta a diario del número de empleados liquidados, como si se tratara de un parte de guerra. La desesperada urgencia de convencer a los electricistas de aceptar su liquidación lo ha llevado a ejercer graves violaciones a los derechos humanos. Para incrementar la confusión se informa la cantidad de pensionados que han recibido su pago, cuestión que en nada afecta a la resistencia laboral, ya que dicho cobro no conlleva consentimiento alguno sobre el decreto cuestionado. Los trabajadores que han recibido sus liquidaciones son aquellos que cuentan con menor antigüedad; haciendo cálculos y considerando el número de empleados que han acudido al amparo es previsible que un alto porcentaje se niegue a recibir el pago indemnizatorio.

Lee el resto de esta entrada »