Refuta Carstens a premios Nobel que abogan por menos impuestos

29 10 2009

Esta vez el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, no se arredró: “Con todo respeto a los premios Nobel que han venido a decir cosas –algunos de ellos fueron mis maestros–, les pido de favor que antes de opinar sobre un país que no conocen, que mejor vean los datos”.

La respuesta, que sorprendió a los senadores que lo escuchaban, vino porque uno de ellos le espetó: hasta los Nobel de Economía que han visitado nuestro país recientemente, critican que se suban los impuestos en medio de la recesión.

La pregunta venía acompañada de otro cuestionamiento: por qué antes que subir impuestos mejor se apuesta a un mayor endeudamiento, si todavía hay margen, como otros países lo están haciendo.

Y Carstens reviró:

“La capacidad de endeudamiento depende de la capacidad de pago de un país, y ésta depende de su capacidad de recaudar impuestos. Y México es el país de la OCDE, y aun de América Latina, con la más baja recaudación. Por eso nuestra capacidad de contratar más deuda es muy limitada. Y si a eso se agrega la drástica caída de los ingresos petroleros, peor”.

Ese escenario, de baja recaudación por la crisis internacional, más la caída en los ingresos petroleros, no se presenta en los países que han decidido no aumentar impuestos, sostuvo Carstens.

El funcionario federal fue invitado por las comisiones unidas de Hacienda y de Estudios Legislativos para que explicara los puntos que han sido más conflictivos y polémicos del paquete fiscal 2010, y sobre los cuales dichas comisiones se hallan entrampadas y no han podido aprobar por completo las minutas que remitió la Cámara de Diputados el 21 de octubre.

Pero esta vez el secretario no dejó pasar las críticas ni las comparaciones con lo que se hace en otros países, o aquí en México en otros tiempos.

Un par de senadores recordó que cuando Antonio Ortiz Mena fue secretario de Hacienda, México no dependía del petróleo y pudo hacer crecer su economía en 6% promedio anual.

Carstens, jocoso, dijo: “Pues a mí también me hubiera gustado haber sido secretario de Hacienda en esa época, porque una gran diferencia entre la época de Ortiz Mena con la actual es que el mundo, todo, crecía a una tasa más o menos constante de entre 6 y 7%; hoy la tasa de crecimiento de las economías en el mundo es por esa cifra, pero a la inversa”.

En el mismo todo respondió cuando se comparaba a México con otras naciones de la región, como Chile, que –dijeron los senadores— se encuentra mejor que México y está haciendo cosas distintas, como no subir impuestos en la magnitud en que lo hace nuestro país.

Y el secretario apuntó: “Chile no está subiendo el IVA porque ya trae una tasa de 19%, prácticamente sin excepciones, y por ese impuesto recauda 7.9% de su producto interno bruto. Nosotros, con una tasa de 15%, y con muchas excepciones –alimentos y medicinas, y tasa baja en la frontera–, es decir, con una base mucho más chica, apenas recaudamos 3.6% por IVA”.

Elusión de grandes empresas
Como en las últimas semanas los senadores han sido acosados por diversos sectores empresariales, para evitar que pasen los cambios propuestos en materia de consolidación fiscal –esquema dentro del ISR que les permite a los corporativos diferir impuestos al infinito, lo que se ha traducido en una virtual evasión, o pagar una proporción mínima del tributo–, Carstens aclaró que por esa vía las grandes empresas han diferido (no pagado) cerca de 50 mil millones de pesos entre 1999 y 2004, que es lo que ahora se les reclama con la propuesta de que al quinto año empiecen a pagar.

Seguir leyendo…

Fuente: Revista Proceso. Refuta Carstens a premios Nobel que abogan por menos impuestos





¿Están obsoletos los Premios Nobel?

2 10 2009

Los Premios Nobel necesitan una actualización general, según dice un grupo de eminentes científicos que han dirigido una carta abierta a la Fundación Nobel.

Los galardones, que cada año entrega la Academia Sueca de las Ciencias, han servido durante más de cien años para reconocer logros excepcionales en la ciencia y otros campos.

Pero según el panel de científicos, cuya carta aparece publicada en la revista New Scientist, el ámbito de los Nobel es demasiado limitado y no refleja el alcance de la ciencia moderna.

Alfred Nobel

Alfred Nobel amasó una fortuna con su invento de la dinamita.

Específicamente, los expertos sugieren que la Fundación introduzca premios para el medio ambiente y la salud pública y que se reforme el actual premio de medicina.

“Los premios fueron establecidos a principios del siglo XX y cumplían de forma correcta las demandas de ese siglo”, le dijo a la BBC el profesor David King, ex consejero científico del gobierno británico y uno de los firmantes.

“Pero lo que hemos visto desde entonces son avances en ciencia, medicina, tecnología e ingeniería que han transformado de manera extraordinaria nuestros estándares de vida y bienestar”.

“La población ha crecido y ahora somos 6.700 millones de personas en el planeta y básicamente los desafíos del siglo XXI son todos nuevos, comparados con los desafíos del siglo XX”, afirma el científico.

Nuevos desafíos

Actualmente la Fundación Nobel entrega premios de química, física, medicina o fisiología, literatura, paz y economía.

Así lo establece el testamento de Alfred Nobel, el empresario sueco que amasó una fortuna con su inversión de la dinamita y que murió en 1896.

Los premios fueron establecidos a principios del siglo XX, y cumplían de forma correcta las demandas de ese siglo. Pero lo que hemos visto desde entonces son avances en ciencia, medicina, tecnología e ingeniería que han transformado de manera extraordinaria nuestros estándares de vida y bienestar

Prof. David King

Pero tal como señala el profesor King, hoy en día se necesitan premios nuevos que reconozcan avances en campos donde se enfrentan los mayores desafíos contemporáneos.

“El desafío más importante que enfrentamos hoy en día puede resumirse de forma simple”, dice David King.

“Estamos agotando los servicios de ecosistemas vitales para nuestra vida mucho más rápido de lo que los estamos reponiendo”.

“Por eso que debería ponerse más atención científica a este reto y al logro de soluciones, ya sean asociadas al medio ambiente, al cambio climático, al uso del agua o a la producción de alimentos”.

“Es decir, avances que nos ayuden a vivir de manera sostenible en nuestro planeta limitado”, afirma.

El panel de expertos, que incluye también al profesor Steven Pinker de la Universidad de Harvard y a Tim Hunt, quien ganó el Nobel de Medicina en 2001, sugiere crear un premio que incluya áreas como la mitigación del cambio climático y la conservación de las especies.

Aunque el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore ganó conjuntamente el premio Nobel por su trabajo en la concienciación de la amenaza del calentamiento global, se le entregó el premio de la paz.

Es por eso, dice el profesor King, que las categorías deben cambiar.

“El premio de la paz lo “abarca todo”. Tiene que haber un premio específico asociado con las contribuciones hacia la sostenibilidad”.

¿Necesarios?

También debería crearse un nuevo premio que reconozca los avances que se han logrado en la salud pública, como el combate del VIH-SIDA, dicen los científicos.

Los logros más importantes del siglo pasado en la reducción o erradicación de enfermedades, como la erradicación de la viruela en 1979, no formaron parte del alcance del premio de medicina.

Contaminación de CO2

Los científicos piden crear un premio que reconozca los logros en medio ambiente.

Los científicos agregan que el alcance de los premios actuales debería ampliarse porque hay muchos campos de la ciencia moderna, como el de biología evolutiva o neurociencias, que tampoco caen en ninguna de las actuales categorías.

“Charles Darwin murió 19 años antes de que el premio fuera establecido -dice la carta- pero aún si hubiera estado vivo es poco probable que lo hubieran premiado, porque su trabajo no calificaba como química, ni física o medicina”.

Muchos se preguntan para qué es necesario crear más premios cuando de cualquier forma se están llevando a cabo estos avances en la ciencia, pero el profesor King cree que sí es importante este reconocimiento.

“El Nobel es absolutamente único es términos de visibilidad global. No existe otro premio en la esfera intelectual que posea el prestigio del premio Nobel”, dice.

En efecto, los expertos reconocen que desde que fue entregado por primera vez en 1901, el Nobel sigue siendo considerado el reconocimiento más prestigioso para los académicos.

Es poco probable, sin embargo, que la petición de los científicos sea aceptada por la Fundación Nobel.

La carta va dirigida a Michael Sohlman, director ejecutivo de la Fundación, y tal como declaró a la BBC, “nuestro punto de vista sobre la inmovilidad de los premios es diferente del de estos científicos”.

“Dicen en su carta que Alfred Nobel no pudo haber previsto el VIH o el cambio climático, pero en estas dos áreas ya se han entregado ya premios recientemente”.

El señor Sohlman agrega que “los premios sí cubren lo que está ocurriendo en el mundo”.

“Cualquiera puede desear que existan más categorías, pero las categorías fueron establecidas en un testamento. Y el contenido que abarcan se está desarrollando y moviendo”, señala.

Fuente: BBC. ¿Están obsoletos los Premios Nobel?