Nuemonía infantil, la asesina olvidada

29 10 2009

No es la malaria, ni el sida la enfermedad que mata a más niños en el mundo cada año. Tampoco es la diarrea (la asesina número 2). Es la neumonía.

Niña con neumonía (FOTO: Adrian Brooks)Existen vacunas y antibióticos para prevenir y tratar la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, esta enfermedad mata a cerca de dos millones de niños cada año y la mitad de estas muertes pueden prevenirse.

El problema, afirman las organizaciones, es que esta enfermedad ha permanecido relegada y a pesar de que existen vacunas y antibióticos baratos con los que la mayoría de los casos podrían tratarse, éstos no están disponibles en los países en desarrollo donde más se necesitan.

Por eso la OMS y UNICEF lanzarán el próximo 2 de noviembre el primer Día Mundial de la Neumonía, para atraer la atención mundial a la carga de salud de esta enfermedad.

155 millones de casos

La neumonía es una enfermedad infecciosa grave que provoca una inflamación de los pulmones que puede ser causada por virus, bacterias u hongos.

Según la OMS cada año hay unos 155 millones de casos de neumonía en el mundo, y las regiones más afectadas son el sur de Asia y África subsahariana.

La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección con sus defensas naturales, pero cuando el sistema inmune se ve comprometido con otras enfermedades, como la desnutrición, el VIH y el sarampión, los niños tienen más riesgo de contraer la neumonía y morir a causa de esta.

Se trasplantan corazones, se descifra ADN, y cada día se llevan a cabo nuevos descubrimientos médicos. Sin embargo continuamos bloqueados para encontrar la mejor forma de alcanzar a los que viven con los recursos más pobres y los cuidados más básicos

The Lancet

En los niños menores de cinco años las causas más comunes de la enfermedad son las infecciones causadas por el neumococo Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenzae tipo B (Hib).

Existen vacunas efectivas y seguras que ofrecen protección contra estas dos infecciones, sin embargo, en muchos países en desarrollo éstas todavía no se han incluido en los programas nacionales de vacunación.

Y a pesar de que un curso de antibióticos para combatir la infección puede costar sólo US$0,27, menos de 20% de niños con neumonía reciben el medicamento.

La OMS y UNICEF están pidiendo ahora a los gobiernos invertir en programas de prevención de neumonía.

Para presentarán un Plan Global de Acción para Prevención y Control de Neumonía que intenta “colocar a los niños en ambientes donde el riesgo de la infección sea bajo, prevenir que desarrollen la enfermedad, y tratar a quienes la contraen”.

El plan incluye como estrategias clave para reducir la mortalidad de la enfermedad, el amamantamiento exclusivo de los niños en sus primeros seis meses de vida, el uso de vacunas y el control del trastorno en clínicas y en la comunidad.

Compromiso global

La neumonía puede propagarse de varias formas. Los virus y bacterias que comúnmente viven en la nariz y garganta de un niño puede infectar los pulmones si son inhalados.

Pero también pueden transmitirse con las pequeñas gotas en el aire que se exhalan al toser o estornudar.

Bacteria de neumococoLa mayoría de los casos de neumonía infantil son causados por una bacteria de neumococo.

Y aunque es difícil diferenciar los síntomas entre una neumonía bacteriana y una viral, los de esta última pueden ser más numerosos e incluyen dificultad para respirar, tos, fiebre, pérdida de apetito y un sonido silbante al respirar.

“Vivimos en un mundo con posibilidades infinitas” dice la revista médica The Lancet en un comentario sobre el próximo Día Mundial de la Neumonía.

“Se trasplantan corazones, se descifra ADN, y cada día se llevan a cabo nuevos descubrimientos médicos. Sin embargo continuamos bloqueados para encontrar la mejor forma de alcanzar a los que viven con los recursos más pobres y los cuidados más básicos”.

“¿Cómo superar este problema?” se preguntan los autores.

Y responden que la respuesta está en el compromiso de la comunidad tanto de donantes como de países en desarrollo para lograr que la salud de los niños sea una prioridad.

“La falta de recursos y de voluntad política son obstáculos colocados entre los niños y su futuro” dice The Lancet.

“Con las herramientas adecuadas, no deberíamos fallarle a la próxima generación de líderes y médicos”, agrega.

Fuente: BBC. Nuemonía infantil, la asesina olvidada





Una nueva vacuna decavalente amplia la protección frente a las enfermedades neumocócicas

15 10 2009
foto

Vacuna

La nueva vacuna decavalente de GlaxoSmithKline ‘Synflorix’ amplía la protección de los niños frente a las enfermedades neumocócicas como meningitis y neumonía bacteriémica, así como frente a la infección neumocócica del oído medio –otitis media aguda – OMA–, e incrementará la cobertura global hasta el 80 por ciento, según anunciaron este miércoles algunos de los responsables de su desarrollo en su presentación.

Los expertos explicaron que esta vacuna antineumocócica conjugada decavalente contiene polisacáridos derivados de diez cepas diferentes de neumococo, ocho de ellas conjugadas con una novedosa proteína transportadora (proteína D) derivada del segundo principal patógeno pediátrico en otitis media, la bacteria ‘Haemophilus influenzae’ no tipable (HiNT).

El miembro del Servicio de Pediatría del Hospital de Basurto (Bilbao), el doctor Javier Arístegui, indicó que esta vacuna incluye tres serotipos adicionales (1,5 y 7F), lo que la convierte en una vacuna 10-valente, ampliando la protección de la anterior 7-valente ‘Prevenar’ (Wyeth).

Según señaló este experto, entre las ventajas de esta vacuna destaca la de la proteína D de HiNT como proteína transportadora, que ofrece un índice de respuesta inmune consistente para los distintos serotipos del neumococo. Además, apuntó que disminuye el riesgo de interferencia y ofrece una protección dual.

Por su parte, el miembro del Servicio de Pediatría del Hospital La Paz de Madrid, el doctor José García-Sicilia, señaló que los serotipos “son incontrolables”, y se actúa contra cada uno de ellos, por lo que esta vacuna, al igual que su predecesora, es una combinación de diez vacunas.

En este sentido, este experto indicó que “‘Synflorix’ ha mejorado lo que se consiguió con la 7-valente”, y se ha logrado aumentar la cobertura en neonatos, en mayores de dos años, y frente a ciertas patologías graves como la neumonía bacteriémica.

Respecto a los efectos que supondrá esta nueva vacuna en la población, el pediatra de Atención Primaria del Institut Pediàtric Marès-Riera de Gerona, el doctor Josep Marès,  aseguró que el incremento de serotipos permite incrementar la cobertura hasta un 80 por ciento en muchas zonas del mundo, en las que se incluye España.

OTITIS, PRINCIPAL CAUSA DE VISITA EN AP

Por otro lado, indicó que entre el 40 y el 60 por ciento de los niños sanos han padecido una otitis en su primer año de vida, y nueve de cada diez menores han presentado más de una otitis media aguda (OMA) antes de los cinco años de edad. Según indicó, “esta dolencia es, además, la principal causa de visita médica en Atención Primaria y es una de las causas más frecuentes de prescripción de antibióticos”.

Los serotipos 1, 5 y 7F son muy invasores, cada vez más prevalentes y están directamente asociados con brotes y enfermedad grave en niños pequeños. En concreto, estos expertos indicaron que en España, en el periodo entre 2007 y 2008, fueron causa de aproximadamente un 33 por ciento de la enfermedad neumocócica invasora (ENI). En conjunto, los diez serotipos incluidos en la vacuna son la causa de hasta el 90 por ciento de todos los casos de ENI en niños menores de cinco años en algunos países de Europa.

El doctor Marès aclaró que estos serotipos no están considerados técnicamente serotipos de reemplazo, sino que obedecen a una dinámica de distribución cíclica y recurrente, y en las series largas de seguimiento de prevalencia de estos serotipos se veía que el 1, el 5 y el 7 empezaban a incrementar su presencia antes de la introducción de la vacuna. “La introducción de la vacuna habrá tenido también su papel en esta dinámica, pero tan importante o más son otros factores como el consumo de antibiñoticos, por ejemplo”, precisó.

Según datos de la Unión Europea en niños menores de cinco años, facilitados por estos expertos, en Europa se producen dos millones de casos de otitis cada año, de los cuales cerca de 44.000 requieren hospitalización. Asimismo, 61.000 personas padecen neumonía, y 34.000 de ellos son hospitalizados. Por otro lado, la sepsis afecta a más de 4.600 niños y la meningitis a cerca de 1.800, dos dolencias que causan, de forma conjunta, 156 muertes al año.

Fuente: EuropaPress. Una nueva vacuna decavalente amplia la protección frente a las enfermedades neumocócicas