Un popular antidiabético se vincula a mayor mortalidad y fallo cardiaco

5 12 2009

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) – Las sulfonilureas, un tipo de fármacos muy utilizado para tratar la diabetes tipo 2, portan un mayor riesgo de fallo cardiaco y muerte en comparación con la metformina, otro popular antidiabético, según un estudio del Colegio Imperial de Londres en Reino Unido que se publica en la edición digital de la revista ‘British Medical Journal’.foto

Los descubrimientos del estudio sugieren importantes diferencias clínicas en los perfiles de seguridad cardiovascular de los diferentes fármacos antidiabéticos y apoyan las recomendaciones que priman la metformina como terapia de primera línea para la diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 afecta a más de 180 millones de personas en todo el mundo se asocia con al menos dos veces más riesgo de mortalidad, principalmente de enfermedad cardiovascular. Los fármacos orales para la diabetes son muy utilizados para ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre pero preocupa que algunos puedan aumentar el riesgo cardiovascular.

Los investigadores, dirigidos por Paul Elliot, investigaron el riesgo de ataque cardiaco (infarto de miocardio), fallo cardiaco congestivo y mortalidad de cualquier tipo asociada con la prescripción de diferentes tipos de fármacos orales antidiabetes. Lee el resto de esta entrada »





Medicamento experimental consigue disminuir niveles de glucosa en diabéticos

3 10 2009

Cuando se sumó al fármaco común para la diabetes metformina, la nueva medicina llamada dapagliflozina redujo los niveles de hemoglobina glucosilada -un indicador de los niveles de glucosa- y de glucosa plasmática en ayunas en pacientes con diabetes tipo 2, después de 24 semanas.

Reuters:

Viena. Un medicamento experimental contra la diabetes de Bristol-Myers Squibb y AstraZeneca cumplió su objetivo central en un estudio en estadio final, al lograr disminuciones importantes en los niveles de hemoglobina glucosilada.

Cuando se sumó al fármaco común para la diabetes metformina, la nueva medicina llamada dapagliflozina redujo los niveles de hemoglobina glucosilada -un indicador de los niveles de glucosa- y de glucosa plasmática en ayunas en pacientes con diabetes tipo 2, después de 24 semanas.

Estos resultados implican que la nueva medicación cumplió su meta principal y la secundaria.

Estos son los primeros datos de estudios en fase avanzada sobre la píldora diaria dapagliflozina, miembro de la clase de fármacos conocidos como inhibidores SGLT2 y diseñada para bloquear la reabsorción de la glucosa, con el fin de disminuir los niveles elevados de azúcar en sangre.

Si es aprobado, el medicamento podría ser el primero de su clase en llegar al mercado. Las compañías señalaron que solicitarían aprobación de los reguladores sanitarios a fines del 2010 o principios del 2011.

En una nota difundida a comienzos de esta semana, analistas de Jefferies estimaron ventas por hasta mil 500 millones de dólares, aunque dijeron que eran cautelosos por posibles problemas de seguridad, ya que el fármaco genera mucha presión sobre el riñón, y por la falta de información a largo plazo.

“No hemos visto nada para preocuparse”, dijo a Reuters William Mezzanotte, director global de producto de Astra. “Confiamos en que podemos seguir de manera segura con este medicamento”, añadió.

El ensayo, cuyos resultados fueron presentados en un encuentro de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) en Viena, comparó la dapagliflozina más metformina con placebo más metformina.

Alrededor de 246 millones de personas en todo el mundo padecen diabetes. La mayoría tiene el tipo 2 de la enfermedad, que está íntimamente relacionado con la mala alimentación y la falta de ejercicio.

El estudio evaluó resultados de 546 pacientes de 18 a 77 años que tenían diabetes tipo 2 mal controlada con el uso solamente de metformina.

Astra acordó en enero del 2007 ayudar a desarrollar y vender la dapagliflozina y un segundo medicamento para la diabetes de Bristol en un trato que podría brindar a la compañía con sede en Nueva York más de mil millones de dólares.

Fuente: La Jornada. Medicamento experimental consigue disminuir niveles de glucosa en diabéticos