Lo que nunca verás en la Televisión, acusaciones para el PAN, México

17 11 2009

Lee el resto de esta entrada »





SME, el dilema de las liquidaciones, gobierno: México

7 11 2009

Redacción: Arturo Alcalde Justiniani. La Jornada. UNAM.

Uno de los elementos claves de la estrategia gubernamental al dar el golpe a los trabajadores electricistas de Luz y Fuerza del Centro (LFC) consiste en convencerlos de aceptar el pago de sus liquidaciones para dar por terminadas las relaciones laborales. Este proceso está calculado para concluir en un periodo corto: alrededor de un mes. El plazo concluye el próximo 13 de noviembre y todo indica que no logrará su objetivo si los trabajadores durante la siguiente semana valoran con objetividad sus alternativas y posibilidades.

La aceptación de las liquidaciones es un aspecto de máxima importancia para los fines gubernamentales, ya que es la única vía para minimizar la protesta. Culminar con este proceso indemnizador sirve también para impedir que se conozca la verdad jurídica sobre los actos ilegales llevados a cabo, que corren el riesgo de ser revertidos por los tribunales de amparo, toda vez que se ha acreditado la violación de normas constitucionales y legales, tanto en el decreto presidencial como en el masivo despido de los trabajadores.

Además de los factores legales, existen otros motivos por los cuales el gobierno está urgido de que los trabajadores estampen de puño y letra su rendición. Requieren regularizar el servicio, pues sus fallas han generado afectaciones importantes a familias y empresas; para ello, necesitan volver a contratar a los empleados que operaban las antiguas plantas, ya que las compañías privadas subcontratadas, además de ser sumamente costosas, carecen de la capacidad técnica adecuada. Todo esto explica el interés gubernamental de abrir una vía falsa de interlocución, a través del disidente Alejandro Muñoz, haciéndole ofertas que puedan debilitar la resistencia; utilizar sus servicios será más importante cuando quede acreditado el fracaso de la estrategia liquidadora. Podría agregarse una razón adicional a las anteriores: culminar el impacto mediático del descontón gubernamental. A medida que transcurre el tiempo, se van develando nuevos elementos, más allá de los técnicos y económicos, que exhiben la concurrencia de varios intereses que se ocultaron en su inicio a la opinión pública, tales como el proceso de privatización de diferentes áreas del servicio.

Es comprensible que los trabajadores electricistas se sientan angustiados y confundidos. La naturaleza repentina del golpe desestabiliza la economía familiar sustentada en ingresos permanentes. Para incrementar esta zozobra, el gobierno, abdicando abiertamente de su condición de árbitro, da cuenta a diario del número de empleados liquidados, como si se tratara de un parte de guerra. La desesperada urgencia de convencer a los electricistas de aceptar su liquidación lo ha llevado a ejercer graves violaciones a los derechos humanos. Para incrementar la confusión se informa la cantidad de pensionados que han recibido su pago, cuestión que en nada afecta a la resistencia laboral, ya que dicho cobro no conlleva consentimiento alguno sobre el decreto cuestionado. Los trabajadores que han recibido sus liquidaciones son aquellos que cuentan con menor antigüedad; haciendo cálculos y considerando el número de empleados que han acudido al amparo es previsible que un alto porcentaje se niegue a recibir el pago indemnizatorio.

Lee el resto de esta entrada »





El negocio de Calderón

29 10 2009

Redacción: José Gil Olmos

Si nos atenemos a los hechos y a las últimas informaciones, la extinción de la Compañía Luz y Fuerza del Centro es parte de un plan de Felipe Calderón encaminado a iniciar un enorme negocio con la concesión del servicio de trasmisión de datos mediante la fibra óptica, el cual resulta muy atractivo para cualquier empresario nacional o extranjero.

Los argumentos con los que decretó la desaparición de ésta empresa asegurando que era un foco de corrupción y una pérdida económica, se han ido difuminando con el paso de las semanas.

Al mismo tiempo, han salido a la luz pública las intenciones del gobierno de Calderón de licitar la banda de 1.7Ghz, fundamental para el futuro del triple play a través de la telefonía móvil y de la red de cables que manejaba Luz y Fuerza. Igualmente se ha conocido la cláusula en la ley de presupuesto para la exención del pago de derechos por dos años a quienes se interesen en invertir en este nuevo negocio, lo que implicaría, según el diputado del PAN, Javier Corral,  que no entraran a las arcas públicas 5 mil 600 millones de pesos.

Dicen los viejos conocedores del sistema que en política no hay casualidades. Parece que este dicho se comprueba si vemos que la decisión de extinguir a Luz y Fuerza del Centro era para Calderón un requisito indispensable para echar a caminar este nuevo negocio, lo mismo que hacer a un lado al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

La compañía y el Sindicato eran un estorbo en los planes empresariales del gobierno federal. Impedían que se vendiera y se explotara este negocio de comercializar el servicio de trasmisión de datos (teléfono, internet, televisión) aprovechando la red de cableado de luz, en la cual ya hay empresas interesadas como Televisa.

Como ya lo decíamos en el anterior artículo, las excusas de Calderón para cerrar Luz y Fuerza eran una mentira, una engañifa, pues antes que una fuga de recursos se trataba de iniciar la explotación de la fibra óptica para el negocio del Triple Play; es decir, para la transmisión del servicio de teléfono, televisión e internet a millones de hogares usando las conexiones de luz.

No era cierto que, como dijo Calderón, Luz y Fuerza fuera más onerosa que la Compañía de Federal de Electricidad pues, de acuerdo con el informe confidencial que Calderón envió a la Cámara de Diputados, el costo de la primera era de 44 mil millones de pesos, pero la última es de 107 mil millones de pesos.

Tampoco era que los trabajadores afiliados al SME fueran el problema, ya que el pago de nómina únicamente representaba el 15% del costo total del organismo.

En realidad, lo único que Calderón hizo al tomar esta media fue allanar el camino para los empresarios interesados en invertir en la nueva industria de la información, el primero de ellos Televisa.

Con esta medida, Calderón viene a fortalecer la alianza estratégica que inició Fox con Televisa, en la que ambas partes salían ganando. Además, se favorece a empresas, bancos e instituciones gubernamentales que tenían adeudos por más de 12 mil millones de pesos, los cuales ya no podrán ser recuperados.

Poco o nada le preocupó a Calderón la reacción social que ha tenido el cierre de la compañía de luz y menos las reacción del SME, pues le apuesta al desgaste y a que las liquidaciones generosas de más de 800 mil pesos que le están ofreciendo a los trabajadores, habrán de tener su efecto disuasivo.

Falta tiempo para ver si la inconformidad social aumenta con el paso de los días o si se va extinguiendo. Pero también habremos de ver en el futuro si Calderón se llevara una tajada en el nuevo negocio de la transmisión de datos por fibra óptica, convirtiéndose en socio de alguna de las empresas o si favorecerá a parte de su familia con estos negocios multimillonarios.

Fuente: Proceso. El negocio de Calderón





El SME rompe diálogo con Gobernación

19 10 2009
La mesa de diálogo instaurada después de la marcha del jueves, fue suispendida por el SME. (Foto: Reuteres)

La mesa de diálogo instaurada después de la marcha del jueves, fue suispendida por el SME. (Foto: Reuteres)

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) — El líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza Flores, anunció el retiro de la mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación (Segob), por considerarla “una trampa”, por lo que llamó a intensificar su campaña de resistencia.

En conferencia de prensa, señaló que a partir de este lunes interpondrán amparos individuales y colectivos contra el decreto de la extinción de Luz y Fuerza del Centro, ya que reiteró que es anticonstitucional.

El dialogo con la Secretaría de Gobernación inició después de la marcha del jueves pasado en la que Esparza sostuvo que el sindicato buscaría la liberación inmediata de las instalaciones de la empresa y la reinstalación de todos los trabajadores.

Sin embargo, el secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, afirmó que la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) era un hecho consumado y no había marcha atrás, y que la reunión entre el SME y la Secretaría de Gobernación era sólo para dialogar y no para negociar.

De esta forma, producto de las conversaciones, el Gobierno federal dio a conocer El las alternativas para reincorporar al mercado laboral a los ex trabajadores de la extinta LyFC.

Las alternativas que ofreció la Secretaría de Economía fueron que los ex trabajadores de la paraestatal pudieran adquirir alguna franquicia, constituir cooperativas o crear

Fuente: CNNExpansión. El SME rompe diálogo con Gobernación





Calderón y el SME: La guerra por la fibra óptica

16 10 2009

Por: ROSALíA VERGARA

El gobierno del presidente Felipe Calderón, por medio de su secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, pretende acabar con Luz y Fuerza del Centro para privatizarla y apropiarse de una red de más de mil kilómetros de fibra óptica, infraestructura que utilizaría para realizar negocios multimillonarios con los colosos de las telecomunicaciones. Este es, asegura a Proceso el dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza, el trasfondo del conflicto, en apariencia laboral-sindical, que ha llevado al gobierno calderonista a intentar destruir a esa organización.

PROCESO

Proceso

Detrás del embate del gobierno de Felipe Calderón contra el grupo sindical representado por Martín Esparza Flores –a quien el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, negó la toma de nota como secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)– se encuentra la disputa por la concesión de la red de mil 100 kilómetros de fibra óptica, propiedad de Luz y Fuerza del Centro, para instalar operar y explotar un sistema de telecomunicaciones.

Así lo asegura en entrevista con Proceso el líder sindical y añade que con ese fin, en julio de 1999 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a dirigida entonces por Carlos Ruiz Sacristán, le otorgó a la empresa WL Comunicaciones S.A. de C.V. la concesión mediante el acuerdo P/161299/0673.

En mayo del año siguiente se formalizó el título que garantizaba a esta compañía de origen español –cuyos socios mayoritarios son los exsecretarios de Energía Fernando Canales Clariond y Ernesto Martens– la posibilidad de operar la red por un plazo de 30 años, susceptible de ampliación.

Desde 2000 el convenio ha sufrido modificaciones y se aplazó en tres ocasiones: en 2003, en 2005 y en 2007. Finalmente se decidió que el 16 de mayo de 2008 comenzarían los trabajos para la instalación de la red, pero el SME impidió la realización de las obras.

Esparza comenta que el pasado 30 de junio el director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LFC), Jorge Gutiérrez Vera, y él, en su carácter de secretario general de SME, solicitaron a la SCT un título de concesión para operar la red de fibra óptica y ofrecer servicios de voz, audio y datos –el llamado Triple Play– para entrar de lleno en el negocio de las telecomunicaciones.

Asegura que a partir de esa fecha la dependencia tendría que haber respondido en dos o tres meses, pues cumplieron con los 40 requisitos exigidos para otorgar un título de esta naturaleza. Para respaldar su solicitud, dice, presentaron un estudio elaborado por el despacho De la Huerta y Weihouse, en el que se demuestra que LFC cuenta con capacidad para operar la red.

El documento, precisa Esparza, propone un plan de negocios para ofrecer el servicio Power Line Communications (PLC) que posibilita la transmisión de voz y datos a través de cualquier línea eléctrica doméstica o de baja tensión. Esta tecnología se basa en un módem conectado a cualquier enchufe que permite, por ejemplo, el acceso a internet de alta velocidad.

De acuerdo con el dirigente sindical, la utilización de este sistema con la infraestructura de LFC abarataría el costo de esos servicios, con lo que LFC y el SME se convertirían en una competencia real para Telmex o Cablevisión.

Sin embargo, afirma, esta iniciativa provocó la molestia de Canales Clariond y de Martens; del exprocurador panista Antonio Lozano Gracia; del exsecretario de Enlace de la Secretaría de Gobernación, Armando Salinas Torre, y de Salvador Canales, quienes exigen al gobierno que cumpla con el convenio validado por la SCT en 2000, para lo cual contrataron al bufete jurídico Fernández de Cevallos y Alba S.C.

Todos ellos tienen intereses en el caso, sostiene Esparza.

–¿Cómo puede estar seguro de ello? –se le pregunta.

–Lo sé porque en abril pasado el director de Luz y Fuerza y yo nos reunimos con estas personas. Salinas Torre es quien llevaba la representación del despacho de Diego Fernández de Cevallos.

Este es un extracto del reportaje que se publica en la edición 1719 de la revista Proceso que empezó a circular el domingo11 de octubre.

Fuente: Proceso. Calderón y el SME: La guerra por la fibra óptica





Fuerza e ilegalidad, Luz y Fuerza, México

12 10 2009

Mal andan las cosas en Los Pinos para que hayan decidido, al más viejo estilo priísta, escenificar un bochornoso sabadazo, asaltando con miles de agentes de la Policía Federal las principales estaciones y subestaciones de Luz y Fuerza del Centro. Con esa medida, el Ejecutivo federal da una muestra cabal de su talante dialogadory asume íntegramente la actitud ilegal y golpeadora del secretario de Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón.

Más de una hora después del asalto, la Secretaría de Gobernación anunció la liquidación de Luz y Fuerza del Centro. Así de sencillo.

Más allá de lo que pueda suceder en las próximas horas con el servicio que da Luz y Fuerza del Centro –los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) fueron desalojados de sus puestos de operación–, el asalto de los federales que comanda el hombre fuerte del país, Genaro García Luna, culmina una semana de avalancha mediática que buscaba, precisamente, legitimar un acto ilegal a todas luces.

Se trataba de hacer ver ante la ciudadanía que los trabajadores del SME son una bola de corruptos y privilegiados que someten a la población a un mal servicio y a unos cobros desorbitados. Ciertamente el servicio no es lo bueno que debiera, pero eso obedece fundamentalmente a cuestiones que pasan por la decisión oficial de empobrecer Luz y Fuerza por la vía de dejar en ceros las inversiones. También es verdad que los recibos están, en la mayoría de los casos, fuera de la razón, pero ello no se debe a los electricistas, sino a quienes dirigen la paraestatal.

A la tarea se dedicaron con entusiasmo sin límites leedores de noticias, columnistas y, en general, casi todos los llamados líderes de opinión de prensa, radio-televisión y escrita, personas que en situaciones como ésta asumen una línea informativa sospechosamente coincidente.

Servida la mesa, Felipe Calderón decidió ampliar su guerra al narcoabriendo un nuevo frente: los sindicatos rijosos, los que no se pliegan a las necesidades de Los Pinos serán sometidos por las heroicas tropas del general sin estrellas, García Luna.

El mensaje es claro: para los sindicatos cuyos líderes son ejemplo de corrupción sin límites, pero pactan lo mismo con el PRI que con el PAN, la mano tendida y generosa. Para las Gordillo y los Romero Deschamps, reconocimientos a granel por susservicios a la patria: para los demás, plomo y cárcel.

El jueves pasado, en el contexto de una pacífica y multitudinaria manifestación en defensa de Luz y Fuerza y del SME, los líderes del sindicato fueron recibidos en Los Pinos por Luis Felipe Bravo Mena, secretario particular de Calderón. Se abrió ahí un compás de espera mutuamente acordado. Todo resultó ser una gran mentira: la decisión ya estaba tomada antes de que los dirigentes del SME entraran en Los Pinos.

Este sabadazo, que coincide además con el jolgorio popular por el pase delTri al Mundial de Sudáfrica, despeja cualquier duda sobre hasta dónde está dispuesto a llegar el Ejecutivo con quienes enfrentan sus políticas. Si no es por la buenas, será por las malas. Tal es el mensaje que a partir de hoy locutores y plumíferos del oficialismo machacarán en sus espacios.

Este sábado 10 de octubre pasará a la historia como el día en el que un gobierno de derecha encabezado por Acción Nacional se brincó la autonomía sindical y, de ese modo, dijo al país entero que quien no comulga con sus ideas será combatido con la fuerza de su estado.

Fuente: La Jornada en línea.

URL: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/11/index.php?section=opinion&article=002a1edi






México: conflicto por Luz y Fuerza

12 10 2009

Si desean ver el DOF en la cual se declara la liquidación de la CLyFC ir al vínculo al final del post.

El gobierno mexicano ordenó el cierre de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLyFC), una de las dos empresas paraestatales que proveen electricidad en el país, que abastece de energía a unas 25 millones de personas en la capital mexicana y en tres estados del centro de México.

Las autoridades desplegaron a cientos de policías federales en las instalaciones de la empresa para garantizar el servicio.

Policía en las afueras de las oficinas de Luz y Fuerza

Las autoridades argumentan que Luz y Fuerza es un pozo sin fondo: sus ventas no cubren los gastos.

El ministro de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo que la situación financiera de la empresa era “insostenible” por las pérdidas en energía eléctrica, la baja productividad y los pasivos laborales que tenía desde hace varios años.

“Antes de tomar esta decisión, el gobierno hizo esfuerzos por aumentar la productividad, sin haberlo logrado”, dijo el funcionario.

Al mismo tiempo, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), con 44.500 trabajadores activos y que mantiene el vínculo laboral con la CLyFC, anunció una intensa jornada de movilizaciones para tratar de impedir la liquidación de la empresa.

“Pelearemos hasta el límite de nuestras fuerzas para mantener nuestra fuente de trabajo”, advirtió el SME en un comunicado.

Servicio garantizado

En México son dos las empresas descentralizadas que proveen energía eléctrica, la CLyFC y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Policía en las afueras de las oficinas de Luz y Fuerza

La policía fue desplegada para garantizar el servicio.

De acuerdo con el ministro de Gobernación, a partir de ahora el servicio queda a cargo de esta última empresa.

En el decreto de liquidación, las autoridades argumentaron que Luz y Fuerza es incosteable, pues sus gastos casi duplican los ingresos por venta de electricidad.

Además, según Gómez Mont las deudas y pasivos laborales “causaron un boquete sin fondo a los recursos del país”.

Según el funcionario, el abastecimiento de electricidad está garantizado, además de que todos los trabajadores serán indemnizados con base en el contrato de trabajo con la CLyFC.

La liquidación salarial iniciará el próximo 14 de octubre, con un costo de US$1.481 millones.

Conflicto sindical

Una semana antes de la desaparición de Luz y Fuerza, el ministerio de Trabajo había desconocido a la directiva del SME, con el argumento de que se eligió en forma irregular.

CLYFC EN CIFRAS

  • El gobierno afirma que entre 2003 y 2008 se registraron pérdidas por unos US$1.852 millones.
  • Los pasivos laborales, es decir, el pago a los trabajadores en activo y jubilados, representan US$17.500 millones.
  • Las ganancias por venta de electricidad fueron menores a US$17.000 millones.

El sindicato, de hecho, vivía un conflicto interno por la elección del secretario general, impugnada por un grupo de trabajadores.

El líder desconocido por las autoridades, Martín Esparza, dijo en ese momento que la intención era cerrar a la CLyFC, y amenazó con un paro laboral si no se reconocía su elección.

Sin embargo, la sorpresiva decisión del gobierno unificó a todos los grupos sindicales.

El SME convocó a todas las organizaciones civiles y sindicatos independientes del país a una movilización nacional, en respaldo a su lucha contra la liquidación de Luz y Fuerza.

Sin embargo, el ministro Gómez Mont advirtió que las autoridades no permitirán actos ilegales en las protestas.

“Espero que las conductas de las partes se enmarquen en la ley. La voluntad del gobierno es respetar el derecho a la manifestación de los miembros del sindicato”, indicó.

Por lo pronto, el SME inició este domingo las protestas con una marcha al ministerio de Gobernación. Además, está prevista una reunión de los líderes sindicales con el secretario Gómez Mont este mismo día.

Los números

Según las autoridades, desde hace varios años Luz y Fuerza era una empresa sin ganancias y con fuertes deudas.

En el decreto de liquidación, el gobierno afirma que entre 2003 y 2008 hubo pérdidas de 32,5% de la energía que compra y genera, que representaron pérdidas por unos US$1.852 millones.

Los pasivos laborales, es decir, el pago a los trabajadores en activo y jubilados, representan US$17.500 millones.

Las ganancias por venta de electricidad fueron menores a US$17.000 millones.

Fuente: BBC. México: conflicto por Luz y Fuerza

En el siguiente post se tiene vínculos del SME y del DOF por el cual se liquida a la empresa. (al final del documento).

Fuente: DOF por el cual se liquida a Luz y fuerza del Centro.

Post Relacionado: Policía Federal toma instalaciones de Luz y Fuerza: México