El hongo michoacano, engaños y fraude al consumidor: COFEPRIS

9 01 2011

Actualización: Febrero 14, 2011. El producto Hongo Michoacanofue retirado del mercado por fraude y engaños al consumidor.[1] La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) presentará hoy una lista de 30 productos milagro, que ponen en riesgo la salud de la población e incluso, en algunos casos, han llegado a provocar la muerte de algunos de sus consumidores.

En los Estados Unidos el producto es considerado como “suplemento alimenticio” por no poder comprobar ningún beneficio medicinal ante la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

Los  productos milagro han fortalecido su presencia en el mercado con anuncios en televisión de hasta 30 minutos, pese a la protesta de médicos que han pedido a las autoridades vigilar más los efectos negativos de estos tratamientos.

Los anuncios engañosos y carentes de respaldo científico utilizan los siguientes terminos exagerados y poco entendibles como revitaliza el cuerpo a nivel celular, fortalece el sistema inmune, propiedades anticancerígenas, retinopatía diabética, polineuritis diabética, aminoácidos esenciales y derrame pleural.

El hongo michoacano se vende como tratamiento para enfermedades desde gastritis, colitis e insomnio hasta Alzheimer y psoriasis y esto carece del respaldo cientifico serio; y el tónico Malunggay, el árbol de la vida, promete ayuda contra 300 enfermedades gracias a nueve aminoácidos esenciales. Todos estos productos son engaños.

La mayoría son ventas por teléfono, con la modalidad de pago al momento de la entrega del producto. Lee el resto de esta entrada »





El insomnio reduce la materia gris del cerebro

28 01 2010

Ya se sabía que las situaciones de estrés crónico y severo –como el que produce la depresión o el trastorno de estrés postraumático- están relacionadas con volúmenes menores en las regiones del cerebro “sensibles al estrés”, como el giro cingulado o el hipocampo (área vinculada a la formación de recuerdos).

Ahora, un nuevo estudio sugiere que también el insomnio crónico puede reducir el volumen de la corteza cerebral.

Investigadores de diversos centros de investigación holandeses utilizaron una técnica especial llamada morfometría basada en voxels para evaluar los volúmenes cerebrales de personas con insomnio crónico, y compararon estos volúmenes con los cerebros de personas sanas sin problemas de sueños. Lee el resto de esta entrada »





Un modelo matemático revela el verdadero funcionamiento del reloj biológico

10 10 2009

El ritmo del organismo depende de una compleja pauta de señales cerebrales

Un equipo de científicos norteamericanos y británicos ha identificado la pauta de señales cerebrales que hace que funcione el reloj biológico del organismo. El descubrimiento, que ha sido posible gracias a un modelo matemático con el que se ha decodificado dicha pauta, desmiente las teorías que hasta ahora se tenían sobre los ritmos circadianos, y podría ayudar a tratar problemas del sueño y otras enfermedades relacionadas con el reloj interno, como el cáncer o el Alzheimer. Por Yaiza Martínez.

Reloj biológico humano.Autor: YassineMrabet. Wikimedia Commons.

Matemáticos de la Universidad de Michigan (UM), en Estados Unidos, en colaboración con investigadores británicos de la Universidad de Manchester, afirman haber identificado la señal que el cerebro envía al resto del cuerpo para controlar los ritmos biológicos. 

Según publica la UM en un comunicado, este descubrimiento podría desbancar la teoría hasta ahora imperante sobre el reloj interno de nuestro organismo. 

El conocimiento acerca de cómo funciona el reloj biológico sería un paso esencial hacia la corrección de ciertos problemas del sueño, como el insomnio o el desajuste causado por los vuelos a lugares distantes (conocido como jet lag o disritmia circadiana). 

Cronómetro del cuerpo

Por otro lado, comprender a fondo este funcionamiento ayudaría a tratar enfermedades influidas por el reloj interno, entre ellas, el cáncer, el Alzheimer o el trastorno bipolar, señala el autor de la investigación, el matemático de la UM, Daniel Forger

Según Forger, “ahora que sabemos en qué consiste la señal (del reloj biológico) deberíamos ser capaces de cambiarla, con el fin de ayudar a las personas”. 

El cronómetro principal del cuerpo se encuentra en una región central del cerebro llamada núcleo supraquiasmático o NSQ. Este núcleo regula los ritmos biológicos en intervalos regulares de tiempo del organismo, mediante la estimulación de la secreción de una hormona llamada melatonina por la epífisis o glándula pineal. 

Se sabe que la destrucción de esta estructura provoca la ausencia completa de ritmos regulares en los mamíferos. 

El núcleo supraquiasmático funciona de la siguiente forma: recibe información sobre la luz ambiental a través de los ojos, e interpreta esta información sobre el ciclo luz/oscuridad externo, enviando posteriormente señales a la glándula pineal o epífisis que segrega la melatonina. La secreción de melatonina es baja durante el día y aumenta durante la noche. 

Modelo equivocado

Durante décadas, los científicos han creído que el ritmo con el que las células del NSQ emiten sus señales eléctricas (más rápido durante el día y más lento durante la noche), es lo que controla el ritmo y el tiempo de los procesos de todo el cuerpo. 

El “metrónomo” de nuestro cerebro emite señales a ritmo más rápido durante el día, y a ritmo más lento durante la noche, y el cuerpo va ajustando sus ritmos cotidianos (los ritmos circadianos) en concordancia. 

Esta idea, que ha prevalecido durante años, parece no ser cierta según las evidencias recopiladas por Forger y sus colaboradores. El viejo modelo explicativo estaría “completamente equivocado”, afirmó el científico. 

Según él, el verdadero mecanismo es muy diferente de lo que hasta ahora se creía: la señal de ritmo enviada desde el NSQ estaría en realidad codificada en una compleja pauta de “pulsaciones”, a la que hasta ahora no se había prestado atención. 

Forger afirma: “hemos desvelado el código del día circadiano y esa información podría tener un impacto tremendo en todo tipo de enfermedades afectadas por el reloj”. 

Pauta de pulsaciones

El equipo de científicos recolectó datos sobre las pautas de pulsaciones de más de 400 células de NSQ de ratón. Posteriormente, conectaron los datos experimentales con un modelo matemático, que ayudó a probar y verificar la nueva teoría. 

Aunque el trabajo experimental se hizo con ratones, Forger afirma que es probable que el mismo mecanismo opere en los humanos. 

En los mamíferos, el NSQ contiene tanto células del reloj biológico (que expresan un gen llamado per1) como células ajenas a él. Durante años, los investigadores de la biología circadiana han registrado las señales eléctricas de una mezcla de los dos tipos de células. Esto ha llevado a una imagen equivocada del funcionamiento interno del reloj. 

Forger y sus colaboradores fueron capaces de separar las células de reloj de las que no componen el reloj, centrándose en las que expresaban el gen per1. Luego registraron solamente las señales eléctricas producidas por las células de reloj. La pauta que emergió corresponde a las predicciones hechas por el modelo de Forger, es decir, supuso la demostración de esta nueva teoría. 

Concretamente, los investigadores descubrieron que durante el día las células del NSQ que contienen el gen per1 mantienen un estado de excitación eléctrica, pero no hacen descargas. Las pulsaciones son realizadas, durante un breve periodo, al atardecer. Después, se mantienen en calma durante la noche, antes de otro que se produzca otro periodo de actividad, cerca del amanecer. 

Esta pauta de pulsaciones es la señal, o código, que el cerebro envía al resto del cuerpo para que éste mantenga sus ritmos. 

Otros avances

Daniel Forger lleva años investigando el reloj biológico. Para ello, el científico ha utilizado técnicas procedentes de diversos campos, incluidos el de la simulación informática, el de los modelos matemáticos o el del análisis matemático. 

En esta línea, en junio de este mismo año Forger y otros investigadores fueron noticia por haber desarrollado un programa informático basado en un modelo matemático, que prescribía un régimen para evitar el jet lag. 

El régimen, descrito en la revista PLoS Computational Biology consistía en la aplicación de exposición luminosa sincronizada. Un programa indicaba a los usuarios los momentos del día en que se debían aplicar luz brillante, para reducir los efectos de la disritmia circadiana.

Fuente: Tendencias21. Un modelo matemático revela el verdadero funcionamiento del reloj biológico





¿La cura para el insomnio en internet?

27 08 2009

Si usted padece insomnio sin duda habrá probado de todo: desde el vaso de leche caliente, el baño relajante, la tasa de té de hierbas, hasta contar ovejas.

Insomnio

Una de cada 10 personas sufre insomnio y la mitad no busca ayuda médica.

Si no ha tenido suerte, no está solo. Según los expertos una de cada 10 personas no puede dormir cuando se le propone en la noche.

Ahora, sin embargo, están surgiendo nuevos tratamientos que parecen demostrar que una cura para este trastorno está cerca. Y la solución parece estar en internet.

En los últimos años investigadores en Estados Unidos han estado desarrollando terapias basadas en internet diseñadas específicamente para combatir el insomnio.

Son tratamientos, dicen algunos estudios, que pueden ser tan efectivos como la terapia cognitiva conductual que actualmente se utiliza -en presencia del terapeuta- para aliviar el trastorno.

“El insomnio es el problema mental más común en el Reino Unido y probablemente en todo el mundo” dijo a la BBC el doctor Colin Espie, director del Centro de Sueño de la Universidad de Glasgow, Escocia.

“Pero menos de la mitad que padece insomnio lo menciona a sus médicos”, agrega.

En efecto, mucha gente siente que no poder dormir es algo demasiado trivial o algo que se resolverá solo y no vale la pena consultar al médico.

Sin embargo, el insomnio crónico puede ser un trastorno muy complejo que a menudo resulta de una combinación de factores, incluidas enfermedades físicas o mentales subyacentes, como la depresión o el estrés crónico.

Por eso, afirman los expertos, es necesario buscar ayuda médica.

Pocos terapeutas

Reloj

Los insomnes miran minuto a minuto el reloj cuando no pueden dormir.

Pero esto se dice más fácil de lo que es. Porque incluso cuando la persona está dispuesta a hablar de su problema, no siempre está disponible la ayuda.

En el Reino Unido, por ejemplo, donde millones de personas sufren insomnio crónico, no hay suficientes psicólogos entrenados en el tipo de terapia que se necesita para ayudar a resolver el problema.

Es por eso que los tratamientos en línea podrían ser una herramienta muy útil para quienes pasan las noches despiertos a causa del insomnio.

Estos programas se llevan a cabo durante varias semanas e incluyen lecciones que pueden descargarse, pero el objetivo final es simular la relación médico y paciente.

“Básicamente me basé en el formato de los programas de tratamiento que utilizamos cara a cara con el paciente y lo convertí al formato internet” explicó a la BBC el doctor Gregg Jacobs, especialista en insomnio de la Escuela Médica de la Universidad de Massachusetts y fundador de uno de los programas de terapia en línea.

El programa del doctor Jacobs consta de cinco lecciones durante cinco semanas. Comienza enseñando al paciente lo que es el insomnio y propone objetivos para cada una de las lecciones semanales.

“Es una forma muy segura y anónima de tratar el insomnio del paciente” afirma el científico.

En la primera semana, por ejemplo, el paciente aprende a ignorar el reloj, es decir, dejar de practicar ese hábito común de todos los insomnes que consiste en mirar el reloj minuto a minuto cuando no se puede dormir.

El objetivo en la segunda semana es establecer una hora regular para levantarse. Ésta es una tarea muy difícil para los insomnes que tratan de dormir en exceso durante el fin de semana para compensar las horas sin sueño de entre semana.

Según el doctor Jacobs, con un poco de compromiso y adquiriendo nuevos hábitos -como irse a la cama sólo cuando se está somnoliento, no leer ni mirar TV en la cama, y nunca pasar más de 20 ó 30 minutos despierto en la cama- se puede eventualmente regular el sueño.

Mejora importante

Ovejas

Los remedios van desde tomar leche caliente hasta contar ovejas.

Según el especialista, 75% de sus pacientes han informado de una mejora significativa.

¿Serán entonces estos tratamientos en internet la solución para el insomnio, o al menos una opción viable y disponible?

“En muchos aspectos estos tratamientos tienen ventajas sobre las terapias cara a cara” afirma el doctor Lee Ritterband, psicólogo del Sistema de Salud de la Universidad de Virginia.

“La principal ciertamente es la capacidad de que lleguen a un mayor número de personas sin que éstas tengan que desplazarse”.

El doctor Ritterband llevó a cabo recientemente un estudio sobre un tratamiento contra el insomnio de 9 semanas en internet y publicó sus resultados en Archives of General Psychiatry (Archivos de Psiquiatría General).

Las ventajas de estos tratamientos, explica el doctor Ritterband, han quedado reflejadas en los números. Cerca de 75% de los participantes en su estudio -todos con insomnio severo y moderado al inicio- lograron terminar el curso sin insomnio diagnosticado.

Los pacientes también lograron una mejora en el tiempo que les tomó dormir, el tiempo que permanecieron despiertos en cama y el número de veces que despertaron durante la noche.

En la Universidad de Manitoba en Canadá se llevó un estudio con resultados similares, publicado este año en la revista Sleep, en el que cerca de 80% de los participantes notaron una mejora en su insomnio.

Pero no todos los expertos están convencidos. Algunos creen que los sistemas automatizados nunca podrán ser tan efectivos como un tratamiento con el “toque humano”.

“Soy algo escéptico” afirma el doctor Jom Horne, director del Centro de Investigación del Sueño de la Universiad de Loughborough, Inglaterra.

“Creo que a mucha gente con insomnio le gustaría tener un contacto más humano que el que pueden obtener con la computadora”.

“Entre más personal el enfoque terapéutico entre la persona que sufre y el terapeuta, mejor el resultado”, expresa el científico.

Fuente: BBC. ¿La cura para el insomnio en internet?





Gripe porcina, tamiflu y pesadillas

31 07 2009

Más de la mitad de los niños que toman Tamiflu sufren efectos secundarios como náuseas, insomnio y pesadillas, según dos nuevos estudios.

Tamiflu

Las ventas del medicamento se han disparado en los últimos meses.

Los resultados de dos investigaciones de la Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido afirman que una gran proporción de los niños que tomaron el medicamento usado para combatir el virus H1N1 -cuyo ingrediente activo es el oseltamivir- dijeron sentir malestares.

La información fue recabada en tres escuelas de Londres y una en el sudoeste de Inglaterra cuyos alumnos habían tomado la droga para prevenir la enfermedad luego de que compañeros que habían viajado a otros países contrajeran el virus.

Ambas investigaciones, publicadas en la revista médica Eurosurveillance, observaron los efectos secundarios experimentados por niños de 11 y 12 años .

De los 248 alumnos que participaron en uno de los estudios, 51% tuvo efectos secundarios: 31% se sintieron descompuestos, casi un cuarto (24.3%) tuvo dolores de cabeza y uno de cada cinco sufrió dolores de estómago.

Malestares diversos

El otro estudio demostró que 40% de los niños tuvo malestares gastrointestinales como náuseas, vómitos, diarrea y dolores de estómago, mientras que 18% presentó “efectos colaterales neuropsiquiátricos” como poca concentración, dificultad para pensar claramente, problemas para dormir, pesadillas o “comportamientos extraños”.

Niño tapabocas

Muchas escuelas en el mundo se cierran por temor a contagios.

Los estudios se realizaron durante abril y mayo, antes de que el gobierno británico decidiera detener el uso preventivo del Tamiflu.

El jefe médico del gobierno británico, Liam Donaldson, dijo a la BBC que este medicamento debe prescribirse a los niños cuando éstos muestran algún síntoma de la enfermedad, pero que los efectos secundarios de todas maneras son “menores”.

“Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Es cuestión de poner en la balanza los beneficios que tendrá el paciente junto con los efectos secundarios”.

Donaldson afirmó a la BBC que los menores de cinco años son los que tienen los mayores índices de hospitalización del país.

Los niños menores de cinco años, así como las embarazadas y las personas que sufren otras enfermedades infecciosas, son los grupos más susceptibles de contraer la gripe porcina.

Fuente: BBC. Gripe porcina, tamiflu y pesadillas