Identifican 12 variantes en un gen asociado al fallo cardiaco

15 12 2009

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) –  Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis (Estados Unidos) han identificado un grupo de 12 variantes genéticas en el gen HSPB7 que se asocian con el fallo cardiaco en humanos. Los resultados se publican en la revista ‘Journal of Clinical Investigation’.

Los científicos, dirigidos por Gerald Dorn, utilizaron un sofisticado método para analizar el ADN que habían desarrollado recientemente y que les permitió identificar la variación genética en cuatro genes con relevancia genética para el fallo cardiaco.

Los autores identificaron en un gran grupo de individuos caucasianos con fallo cardiaco, 129 variantes genéticas separadas en los cuatro genes, incluyendo 23 que parecían ser nuevas. Lee el resto de esta entrada »





Un popular antidiabético se vincula a mayor mortalidad y fallo cardiaco

5 12 2009

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) – Las sulfonilureas, un tipo de fármacos muy utilizado para tratar la diabetes tipo 2, portan un mayor riesgo de fallo cardiaco y muerte en comparación con la metformina, otro popular antidiabético, según un estudio del Colegio Imperial de Londres en Reino Unido que se publica en la edición digital de la revista ‘British Medical Journal’.foto

Los descubrimientos del estudio sugieren importantes diferencias clínicas en los perfiles de seguridad cardiovascular de los diferentes fármacos antidiabéticos y apoyan las recomendaciones que priman la metformina como terapia de primera línea para la diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 afecta a más de 180 millones de personas en todo el mundo se asocia con al menos dos veces más riesgo de mortalidad, principalmente de enfermedad cardiovascular. Los fármacos orales para la diabetes son muy utilizados para ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre pero preocupa que algunos puedan aumentar el riesgo cardiovascular.

Los investigadores, dirigidos por Paul Elliot, investigaron el riesgo de ataque cardiaco (infarto de miocardio), fallo cardiaco congestivo y mortalidad de cualquier tipo asociada con la prescripción de diferentes tipos de fármacos orales antidiabetes. Lee el resto de esta entrada »





Crean parche que repara corazones

25 08 2009

Científicos en Israel parecen haber creado una forma de reparar el daño que sufre en corazón tras un infarto.

Corazón

El parche es cultivado en el abdomen y después trasplantado al corazón.

Se trata de un “parche” desarrollado con músculo cardíaco, afirma la investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) (Actas de la Academia Nacional de Ciencias).

Los investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Beer-Sheva, Israel, señalan que la técnica -que repara las cicatrices que deja el infarto- logró fortalecer los corazones de ratas que habían sufrido ataques cardíacos.

El parche fue cultivado primero en tejido abdominal y posteriormente trasplantado a las áreas dañadas del órgano.

Con este experimento se demuestra por primera vez que este tipo de parches pueden en realidad mejorar la salud de un corazón después de que ha resultado lesionado, afirman los expertos.

Los científicos encontraron un aumento en el tamaño del músculo en las zonas dañadas y una mejora en la conducción de los impulsos eléctricos que se necesitan para que el corazón lleve a cabo un bombeo adecuado.

Fallo cardíaco

Aunque este estudio fue llevado a cabo en animales podría ayudar a los científicos a entender mejor la forma de reparar los corazones humanos en el futuro

Ellen Mason

Los infartos al miocardio ocurren cuando el abastecimiento de sangre al corazón queda interrumpida causando la muerte celular.

Si esta restricción de sangre -y la subsecuente escasez de oxígeno- no se restaura a tiempo puede ocurrir daño o muerte del tejido muscular cardíaco, que a menudo es irreversible.

Si la persona logra sobrevivir, el tejido muscular dañado provocará otro trastorno grave: insuficiencia cardíaca, en la que el corazón es incapaz de bombear el volumen adecuado de sangre para satisfacer la demanda del organismo.

Los científicos esperan que la nueva técnica conduzca eventualmente al desarrollo de nuevos tratamientos para aliviar este trastorno en los humanos.

Los investigadores afirman que es un procedimiento “simple y seguro” pero agregan que “debido a que la mayoría de los pacientes que sufren infartos son de edad avanzada y una cirugía múltiple puede significar un riesgo grande, la técnica actualmente no es una opción”.

Con andamios

Infarto

Los infartos causan daños irreversibles en el corazón.

Para crear el parche cardíaco, los científicos tomaron células cardíacas de ratas recién nacidas y las cultivaron con una mezcla de factores de crecimiento.

Las células fueron colocadas en estructuras especiales similares a “andamios” para que una vez que se desarrollaran fueran trasplantadas fácilmente.

Después de 48 horas, el nuevo tejido fue injertado en el peritoneo -la membrana que recubre el abdomen- donde permaneció durante 7 días y desarrolló una red de vasos sanguíneos.

Posteriormente los científicos retiraron el parche del abdomen y lo trasplantaron a los corazones de ratas que habían sufrido un infarto al miocardio una semana antes.

Tal como informan los científicos, 28 días después del trasplante los parches cardíacos mostraron indicios de haberse integrado al músculo cardíaco de los huéspedes, tanto a su estructura como a sus impulsos eléctricos.

“En la última década se han llevado a cabo muchas investigaciones sobre la inyección de células, incluidas células madre, en el corazón para tratar de reparar las áreas dañadas por un infarto” dijo a la BBC Ellen Mason, de la Fundación Británica del Corazón.

“Aunque este estudio fue llevado a cabo en animales podría ayudar a los científicos a entender mejor la forma de reparar los corazones humanos en el futuro” señala la experta.

Fuente: BBC. Crean parche que repara corazones