México: Privatización de la Red de Fibra Óptica, razón de extinción del Luz y Fuerza

27 01 2010

¿NO QUE NO ERA PRIVATIZACIÓN?

A las organizaciones sindicales, sociales y políticas, a los medios de comunicación,

Al pueblo mexicano:

El verdadero fin de la extinción de LyC como lo indica el documento, no fue el su costo ni problemas de administración como Felipe Calderón y una masiva campaña televisiva hizo creer a México, si no la venta por así decirlo de la red de Fibra Optica que pertenecia a LyC (21 mil kilometros) que con recursos de nacionales ahora pasa a manos de la industria privada, con un jugoso botín para algunos diputados como el PAN y exPanista como Fracisco Gil Díaz, que en su momento fue Secretario de Hacienda en el Gobierno de Fox, y ahora participa en la licitación de la red nacional de fibra optica como presidente de Telefonica Movistar casualmente (Fundación Telefónica), como lo indica el Economista el 27 de Enero y en la revista Proceso.

Felipe Calderón fue jefe de Gobernación de la extinta compañía de Luz y Fuerza, el mayor agravio fue voltearles la cara y decir una ineficiente administración cuando él ahí en el cargo. El beneficio de la duda será como no darse cuenta que el propio presidente esta involucrado en esto y además en otros asuntos que con tiempo veremos.

Solo se necesitaron 105 días, para que se confirmaran las denuncias hechas por nuestro Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) respecto a las verdaderas razones que llevaron al gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa a decretar la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC): la Privatización de la Red de Fibra Óptica, propiedad de la Nación y del conjunto de la Industria Eléctrica Nacionalizada.

El día de ayer 26 de enero, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas anunció la licitación (entrega) del tendido de 21 mil kilómetros de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que es propiedad del Estado a las empresas privadas nacionales y extranjeras, cuyo costo con cargo a la Nación fue de alrededor 30 mil millones de pesos, amén de la exención de impuestos por más de 5 mil millones de pesos, que aprobaron los diligentes legisladores “mexicanos” tan solo para iniciar tan jugoso negocio. Lee el resto de esta entrada »





Juez otorga suspensión definitiva al SME; intacta la extinción de LFC: STPS

7 11 2009

Ciudad de México, 06 de Noviembre.-La juez primero de distrito auxiliar, Guillermina Coutiño, otorgó la suspensión definitiva al Sindicato Mexicano de Electricistas para que no se rompa la relación laboral entre Luz y Fuerza del Centro y sus trabajadores.
Notas relacionadas:
Más del 50% de ex trabajadores de LFC cobraron liquidación
Presenta ALDF controversia constitucional por caso LyFC
Analiza SME posible cierre de carreteras durante paro nacional

Javier Lozano, Secretario del Trabajo, indicó que se esperarán a la audiencia constitucional que se celebrará el próximo 24 de noviembre para buscar revocar la decisión que emitió la juez

El funcionario indicó que el único día que tendrán los ex trabajadores para solicitar su liquidación voluntaria será el próximo 14 de noviembre, ya que de lo contrario podrá pasar mucho tiempo para poderse liquidar.

El secretario del Trabajo indicó que hasta este viernes ya van 22 mil 519 trabajadores, es decir el 50.6 por ciento que han recogido su liquidación, mientras que 22 mil más prefirieron presentar su demanda por despido injustificado.

Lozano Alarcón negó que la suspensión definitiva que emitió la juez sea un revés para la STPS, toda vez que “se mantiene intacta la extinción de Luz y Fuerza del Centro”.

Fuente: RadioTrece: Juez otorga suspensión definitiva al SME





El negocio de Calderón

29 10 2009

Redacción: José Gil Olmos

Si nos atenemos a los hechos y a las últimas informaciones, la extinción de la Compañía Luz y Fuerza del Centro es parte de un plan de Felipe Calderón encaminado a iniciar un enorme negocio con la concesión del servicio de trasmisión de datos mediante la fibra óptica, el cual resulta muy atractivo para cualquier empresario nacional o extranjero.

Los argumentos con los que decretó la desaparición de ésta empresa asegurando que era un foco de corrupción y una pérdida económica, se han ido difuminando con el paso de las semanas.

Al mismo tiempo, han salido a la luz pública las intenciones del gobierno de Calderón de licitar la banda de 1.7Ghz, fundamental para el futuro del triple play a través de la telefonía móvil y de la red de cables que manejaba Luz y Fuerza. Igualmente se ha conocido la cláusula en la ley de presupuesto para la exención del pago de derechos por dos años a quienes se interesen en invertir en este nuevo negocio, lo que implicaría, según el diputado del PAN, Javier Corral,  que no entraran a las arcas públicas 5 mil 600 millones de pesos.

Dicen los viejos conocedores del sistema que en política no hay casualidades. Parece que este dicho se comprueba si vemos que la decisión de extinguir a Luz y Fuerza del Centro era para Calderón un requisito indispensable para echar a caminar este nuevo negocio, lo mismo que hacer a un lado al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

La compañía y el Sindicato eran un estorbo en los planes empresariales del gobierno federal. Impedían que se vendiera y se explotara este negocio de comercializar el servicio de trasmisión de datos (teléfono, internet, televisión) aprovechando la red de cableado de luz, en la cual ya hay empresas interesadas como Televisa.

Como ya lo decíamos en el anterior artículo, las excusas de Calderón para cerrar Luz y Fuerza eran una mentira, una engañifa, pues antes que una fuga de recursos se trataba de iniciar la explotación de la fibra óptica para el negocio del Triple Play; es decir, para la transmisión del servicio de teléfono, televisión e internet a millones de hogares usando las conexiones de luz.

No era cierto que, como dijo Calderón, Luz y Fuerza fuera más onerosa que la Compañía de Federal de Electricidad pues, de acuerdo con el informe confidencial que Calderón envió a la Cámara de Diputados, el costo de la primera era de 44 mil millones de pesos, pero la última es de 107 mil millones de pesos.

Tampoco era que los trabajadores afiliados al SME fueran el problema, ya que el pago de nómina únicamente representaba el 15% del costo total del organismo.

En realidad, lo único que Calderón hizo al tomar esta media fue allanar el camino para los empresarios interesados en invertir en la nueva industria de la información, el primero de ellos Televisa.

Con esta medida, Calderón viene a fortalecer la alianza estratégica que inició Fox con Televisa, en la que ambas partes salían ganando. Además, se favorece a empresas, bancos e instituciones gubernamentales que tenían adeudos por más de 12 mil millones de pesos, los cuales ya no podrán ser recuperados.

Poco o nada le preocupó a Calderón la reacción social que ha tenido el cierre de la compañía de luz y menos las reacción del SME, pues le apuesta al desgaste y a que las liquidaciones generosas de más de 800 mil pesos que le están ofreciendo a los trabajadores, habrán de tener su efecto disuasivo.

Falta tiempo para ver si la inconformidad social aumenta con el paso de los días o si se va extinguiendo. Pero también habremos de ver en el futuro si Calderón se llevara una tajada en el nuevo negocio de la transmisión de datos por fibra óptica, convirtiéndose en socio de alguna de las empresas o si favorecerá a parte de su familia con estos negocios multimillonarios.

Fuente: Proceso. El negocio de Calderón