Las caderas no mienten y ¡qué bien hacen!

12 01 2010

Lucir unos kilos extra en las caderas, los muslos o el trasero es bueno para la salud, ya que protege contra enfermedades del metabolismo y dolencias del corazón, revelaron expertos británicos.

Shakira

Unas caderas anchas no sólo dicen la verdad; además protegen el corazón.

La grasa que se acumula en las caderas elimina los ácidos lípidos dañinos y contiene los agentes anti inflamatorios que evitan que las arterias se tapen, dicen los expertos.

Los traseros amplios también son beneficiosos; ciertamente son preferibles a las cinturas gruesas, que no protegen en absoluto, agrega el equipo de científicos de la Universidad de Oxford.

El equipo de Ciencia de BBC Mundo recuerda que un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y el Centro de Diabetes Joslin, en Estados Unidos, había incursionado ya en este tema en 2008, concluyendo que la grasa subcutánea puede reducir los niveles de insulina y mejorar la sensibilidad a esta hormona.

Pero los científicos de Oxford afirman ahora que la ciencia podría estudiar mecanismos para aumentar deliberadamente la grasa en la zona de las caderas, dijeron a la Revista Internacional sobre la Obesidad.

En el futuro, los médicos podrían preescribir distintos medicamentos para redistribuir la grasa por el cuerpo y concentrarla en las caderas, desde donde puede prevenir enfermedades como la diabetes.

Los investigadores señalaron que la inversa, tener muy poca grasa en esta zona, puede acarrear problemas metabólicos serios como el síndrome de Cushings. Lee el resto de esta entrada »





Localizan una diana terapéutica para promover la regeneración nerviosa

17 10 2009
Foto: EP

Terapia

Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) han identificado un mecanismo molecular que impide la regeneración nerviosa y que podría convertirse en una diana para los medicamentos dirigidos a curar lesiones del sistema nervioso central. Los resultados del estudio se publican en ‘Science Express’, la edición digital de la revista ‘Science’.

Después de que las neuronas del sistema nervioso central resultan dañadas, las proteínas especializadas llamadas proteoglicanos del tejido cicatrizado resultante funcionan para evitar que estas neuronas sanen, lo que hace extremadamente difícil, e incluso imposible, la regeneración de los nervios dañados.

Los investigadores muestran ahora en ratones que el bloqueo de un receptor concreto en estos proteoglicanos puede mejorar la regeneración de los nervios dañados. Los investigadores señalan que este descubrimiento podría proporcionar nuevos métodos de regeneración neural en el futuro.

Los científicos, dirigidos por Yingjie Shen, descubrieron que en ratones una proteína tirosina fosfatasa, o PTP, actúa como un receptor para los proteoglicanos y que la alteración del gen asociado a PTP en realidad reduce la inhibición que los proteoglicanos pueden ejercer sobre el proceso de curación.

Tras las lesiones de médula espinal, los axones nerviosos de los ratones que no expresaban el receptor de PTP pudieron penetrar en más profundidad en regiones que contenían proteoglicanos y regenerar más de aquellos que expresaban PTP.

Sin embargo, incluso en los ratones deficientes en PTP, las neuronas seguían sin poder regenerarse por completo, un descubrimiento que los autores creen se debe a otros factores inhibitorios en el proceso de regeneración neuronal completo.

Fuente: EuropaPress. Localizan una diana terapéutica para promover la regeneración nerviosa