La extraña historia de la Gripe A H1N1 o gripe porcina

2 10 2009

Prudencia y calma son las mejores actitudes, así como un mejor conocimiento de la realidad

La nueva gripe lo único que tiene de novedad es una cepa y su mortalidad es mucho más baja que la periódica gripe estacional. Para que la OMS pudiese declararla como pandemia debió cambiar la definición de este término. Y EE.UU. se declaró en “estado de emergencia sanitaria nacional” cuando en todo el país sólo había habido 20 personas infectadas de la nueva gripe y ninguna de ellas había muerto. Lo más terrible fue que la filial austríaca de la farmacéutica norteamericana Baxter distribuyó en enero pasado vacunas contaminadas que, si no hubieran sido descubiertas, habrían matado a miles de personas en la Europa del Este. La pandemia se habría convertido de declaración oficial en drama real. Pronto llegarán las vacunas de la nueva gripe y algunos países consideran hacerla obligatoria. Las farmacéuticas están demandando impunidad en caso de que se produzcan daños a la salud de la población por el uso de la vacuna. Frente a la nueva gripe hay que mantener la calma e impedir que sea obligatoria, así como conseguir que cualquier persona que pudiera resultar perjudicada pueda reclamar a las farmacéuticas. Por Teresa Forcades i Vila (*)

1. DATOS CIENTÍFICOS

– Los dos primeros casos conocidos de la nueva gripe (virus A/H1N1 cepa S-OIV) se diagnosticaron en California (EEUU) el día 17 de abril de 2009 (1). 

– La nueva gripe no es nueva porque sea del tipo A, ni tampoco porque sea del subtipo H1N1: la epidemia de gripe de 1918 fue del tipo A/H1N1 y desde 1977 los virus A/H1N1 forman parte de la temporada de gripe de cada año (2); lo único que es nuevo es la cepa S-OIV (3) (4). 

– Un 33% de las personas mayores de 60 años parecen tener inmunidad para el virus de la nueva gripe (5). 

– Desde su inicio hasta el 15 de septiembre del 2009, han muerto de esta gripe 137 personas en Europa y 3.559 en todo el mundo (6); hay que tener en cuenta que cada año mueren en Europa entre 40.000 y 220.000 personas a causa de la gripe (7). 

– Tal y como han manifestado públicamente reconocidos profesionales de la salud – entre ellos el Dr. Bernard Debré (miembro del comité nacional de ética de Francia) y el Dr. Juan José Rodríguez Sendín (presidente de la asociación de colegios de médicos del Estado Español) – , los datos obtenidos de la temporada de gripe que ya han pasado los países del hemisferio sur, demuestran que la tasa de mortalidad y de complicaciones de la nueva gripe es inferior a la de la gripe de cada año (8) 

2. IRREGULARIDADES QUE HAY QUE EXPLICAR

– A finales de enero del 2009, la filial austríaca de la farmacéutica norteamericana Baxter distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia, 72 Kg. de material para preparar miles de vacunas contra el virus de la gripe estacional; las vacunas tenían que ser administradas a la población de estos países durante los meses de febrero-marzo; antes de que ninguna de estas vacunas fuese administrada, un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa decidió por su cuenta probar las vacunas en hurones, que son los animales que desde 1918 se utilizan para estudiar las vacunas de la gripe; todos los hurones vacunados murieron; se investigó entonces en qué consistía exactamente el material enviado por la casa Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2); si esta contaminación no se hubiese descubierto a tiempo, la pandemia que sin base real están anunciando las autoridades sanitarias globales (OMS) y nacionales, ahora seria una espantosa realidad; esta combinación de virus vivos puede ser especialmente letal porque combina un virus que tiene un 60% de mortalidad pero es poco contagioso (el virus de la gripe aviar) con otro que tiene una mortalidad muy baja pero con una gran capacidad de contagio (un virus de los de la gripe de cada año) (9). 

– El 29 de abril del 2009, cuando hacía sólo 12 días que se habían detectado los dos primeros casos de la nueva gripe, la Dra. Margaret Chan, directora general de la OMS, declaró que el nivel de alerta por peligro de pandemia se encontraba en fase 5 y ordenó que todos los gobiernos de los estados miembros de la OMS activasen planes de emergencia y de alerta sanitaria máxima; un mes más tarde, el 11 de junio del 2009, la Dra. Chan declaró que en el mundo ya teníamos una pandemia (fase 6) causada por el virus A/H1N1 S-OIV (10) ; ¿cómo pudo declarar algo así cuando, de acuerdo con los datos científicos expuestos más arriba, la nueva gripe es en realidad más benigna que la gripe de cada año y, además, no es un virus nuevo y ya existe parte de la población que tiene inmunidad?; lo pudo declarar porque en el mes de mayo la OMS había cambiado la definición de pandemia; antes de mayo del 2009 para poder declarar una pandemia era necesario que muriese a causa de un agente infeccioso una proporción significativa de la población; este requerimiento – que es el único que da sentido a la noción clínica de pandemia y a las medidas políticas que se le asocian – fue eliminado de la definición el mes de mayo del 2009 (11) , después que el 26 de abril los EEUU se hubiesen declarado en “estado de emergencia sanitaria nacional”, cuando en todo el país sólo había habido 20 personas infectadas de la nueva gripe y ninguna de ellas había muerto (12). 

3. CONSECUENCIAS POLÍTICAS DE LA DECLARACIÓN DE “PANDEMIA’

– En el contexto de una pandemia es posible declarar la vacuna obligatoria para determinados grupos de personas o incluso para el conjunto de los ciudadanos (13) 

– ¿Qué le puede ocurrir a una persona que decida no vacunarse? Mientras no se haya decretado que la vacuna es obligatoria, no le puede ocurrir nada; ahora bien, si llegase a decretarse la obligatoriedad, el estado tiene la obligación de hacer cumplir la ley imponiendo multa o prisión (en el estado de Massachussetts la multa propuesta para este caso podría llegar a los 1.000 dólares por día que pasa sin que te vacunes) (14). 

– Frente a esto, hay quien puede pensar: si me obligan, pues me vacuno y ya está, total, la vacuna es más o menos como la de cada año, tampoco hay para tanto… 

– Es necesario que se sepa que hay tres novedades que hacen que la vacuna de la nueva gripe sea diferente a la de cada año: la primera novedad es que la mayoría de los laboratorios están diseñando la vacuna de manera que con una sola inyección no sea suficiente y sean necesarias dos; la OMS recomienda también que no se deje de administrar la vacuna de la gripe estacional; quién siga estas recomendaciones de la OMS se expone a ser inyectado tres veces; esto es una novedad que teóricamente multiplica por tres los posibles efectos secundarios, pero en realidad nadie sabe qué efectos puede causar, pues nunca antes se había hecho algo así. La segunda novedad es que algunos de los laboratorios responsables han decidido añadir a la vacuna coadyuvantes más potentes que los utilizados hasta ahora en la vacuna anual; los coadyuvantes son sustancias que se añaden a la vacuna para estimular el sistema inmunitario; la vacuna de la nueva gripe que está fabricando el laboratorio Glaxo-Smith-Kline, por ejemplo, contiene un coadyuvante llamado AS03 (una combinación de escualeno y polisorbato que multiplica por diez la respuesta inmunitaria; el problema con esto es que nadie puede asegurar que este estímulo artificial del sistema inmunitario no provoque enfermedades auto inmunitarias graves al cabo de un tiempo (como la parálisis ascendente de Guillain-Barré) (15) ; y la tercera novedad, que distingue la vacuna de la nueva gripe de la vacuna de cada año, es que las compañías farmacéuticas que la fabrican están exigiendo a los estados que firmen acuerdos que les proporcionen impunidad en caso de que las vacunas tengan más efectos secundarios de los previstos (ej: está previsto que la parálisis de Guillain-Barré afecte a unas 10 personas de cada millón que se vacunen); los EEUU ya han firmado un acuerdo que libera tanto a los políticos como a las farmacéuticas de toda responsabilidad por los posibles efectos secundarios de la vacuna (16).
Digitalpress.

Archivo

UNA REFLEXIÓN

Si el envío de material contaminado que fabricó la casa Baxter en enero no hubiese sido casualmente descubierto, se habría producido efectivamente la gravísima pandemia con el potencial de causar la muerte de millones de personas que algunos están anunciando. Es inexplicable la falta de resonancia política i mediática de lo que ocurrió en febrero en el laboratorio checo. Aún es más inexplicable el grado de irresponsabilidad demostrado por la OMS, por los gobiernos y por las agencias de control y prevención de enfermedades en declarar una pandemia y promover un nivel de alerta sanitaria máxima sin base real. Es irresponsable e inexplicable hasta extremos inconcebibles la billonaria inversión de euros obtenidos del erario público destinados a fabricar millones y millones de dosis de vacuna contra una pandemia inexistente, mientras no hay suficiente dinero para ayudar a millones de personas (más de 5 millones sólo en los EEUU) que a causa de la crisis han perdido su trabajo y su casa.

Mientras no se aclaren estos hechos, el riesgo de que puedan distribuirse vacunas contaminadas este invierno y el riesgo de que puedan llegar a adoptarse medidas legales coercitivas para forzar la vacunación, son riesgos reales que en ningún caso hay que infravalorar. 

En caso de que la gripe siga tan benigna como hasta ahora, no tiene ningún sentido exponerse al riesgo de recibir una vacuna contaminada o de sufrir una parálisis de Guillain-Barré. 

En caso de que la gripe se agrave de forma inesperada, como ya hace meses que anuncian sin tener ninguna base científica un número sorprendente de altos cargos – entre ellos la directora general de la OMS –, y de repente empiecen a morir a causa de la gripe muchas más personas de lo que es habitual, aún tendrá menos sentido dejarse presionar para vacunarse, porque una sorpresa así sólo podrá significar dos cosas: 1. que el virus de la gripe A que ahora circula ha sufrido una mutación; 2.- que está circulando otro (u otros) virus. En ambos casos la vacuna que se está preparando ahora no serviría para nada y, teniendo en cuenta lo que ocurrió en enero con la casa Baxter, pudiera ser que incluso fuera la vía de transmisión de la enfermedad. 

UNA PROPUESTA

Mi propuesta es clara: 

– Además de mantener la calma, tomar precauciones sensatas para evitar el contagio y no dejarse vacunar, cosa que ya proponen muchas personas con sentido común en nuestro país 

– Hago un llamamiento a activar con carácter urgente los mecanismos legales y de participación ciudadana necesarios para asegurar de forma rotunda que no se podrá forzar a nadie en nuestro país a ser vacunado en contra de su voluntad, y que los que decidan libremente vacunarse no serán privados del derecho a exigir responsabilidades ni del derecho a ser compensados económicamente (ellos o sus familiares) en caso que la vacuna les cause una enfermedad grave o la muerte. 



(*) Teresa Forcades i Vila (Barcelona 1966) es doctora en Salud Pública. Se doctoró en Medicina por la Universitat de Barcelona. Luego estudió Teología en Harvard y tomó órdenes en el monasterio de Sant Benet. Es autora de tres libros: “Els crims de les grans companyies farmacèutiques”, “La Trinitat avui” y “La teologia feminista en la història”. 

Este documento de publicó originalmente el pasado 16 de septiembre en el
Blog de la autora con el título UNA REFLEXIÓN Y UNA PROPUESTA EN RELACIÓN A LA NUEVA GRIPE


Notas al pie

(1) Zimmer SM, Burke, DS. Historical Perspective: Emergence of Influenza A (H1N1) viruses. NEJM, Julio 16, 2009. p. 279 
(2) The reemergence was probably an accidental release from a laboratory source in the setting of waning population immunity to H1 and N1 antigens, Zimmer, Burke, op. cit., p. 282 
(3) Zimmer, Bunker, op. cit., p. 279 
(4) Doshi, Peter. Calibrated response to emerging infections. BMJ 2009;339:b3471 
(5) US Centers for Disease Control and Prevention. Serum cross-reactive antibody response to a novel influenza A (H1N1) virus after vaccination with seasonal influenza vaccine. MMWR 2009; 58: 521-4 
(6) Datos oficiales del Centro Europeo para el Control y Prevención de enfermedades
(7) Datos oficiales del Centro Europeo para el Control y Prevención de enfermedades
(8) Cf. Le Journal du Dimanche (25 juliol ’09): Debré: ‘Cette grippe n’est pas dangereuse; cf. La Razón (4 septiembre ’09). Rodríguez Sendín: Cordura frente el alarmismo en la prevención de la gripe A
(9) Cf. Virus mix-up by lab could have resulted in pandemic. The Times of India, sección de ciencia, 6 marzo 2009. 
(10) Ver
(11) Cohen E. When a pandemic isn’t a pandemic. CNN, 4 de mayo ’09. 
(12) Doshi Peter: Calibrated response to emerging infections VMJ 2009;339:b3471 
(13) Falkiner, Keith. Get the rushed flu jab or be jailed. Irish Star Sunday, 13 septiembre ’09. 
(14) Senate Bill n. 2028: An act relative to pandemic and disaster preparation and response in the commonwealth. 4 agosto ’09. Cf. Moore, RT. Critics rage as state prepares for flu pandemic. 11 septiembre ’09. WBUR Boston. 
(15) Cf. Vaccination H1N1: méfiance des infirmières
(16) Stobbe, Mark. Legal immunity set for swine flu vaccine makers. Associated Press, 17 Julio ’09

Fuente y Video: Tendencias21. La extraña historia de la Gripe A

Post Relacionado.LaJornada. Lógicas porcinas y vacunas más peligrosas.





Lógicas porcinas y vacunas más peligrosas que la gripe

26 09 2009

Redacción Silvia Ribeiro*

Ante los rebrotes de la gripe porcina y la amenaza de nuevos contagios masivos en las estaciones frías que se aproximan en el hemisferio norte, varios gobiernos se aprestan a iniciar campañas de vacunación masiva, todas con gran drenaje de recursos públicos, que invariablemente beneficiarán al pequeño club de trasnacionales farmacéuticas que monopolizan las patentes y fabricación de vacunas a nivel global.

El gobierno de México, que ha usado la epidemia de gripe porcina para ponerse como ejemplo mundial de las medidas que deberían tomarse al respecto, anuncia que invertirá cuantiosos recursos públicos –hasta 2 mil 500 millones de pesos– en adquirir vacunas para administrar a los sectores de población que define como más vulnerables. Gasto que según el secretario de Salud justifica el absurdo paquete fiscal de saqueo a los pobres propuesto por Felipe Calderón.

Sin embargo, nada ha hecho para atacar o limitar las causas que originaron la gripe porcina. Aunque el surgimiento de este virus está indisolublemente ligado a la cría industrial de animales (cerdos y pollos), el gobierno no ha tomado medidas para detener la vasta contaminación ambiental y a la salud que producen esas instalaciones, como la de Granjas Carroll en Veracruz (propiedad de Smithfield, la mayor productora global de cerdos industriales), señalada como causante del contagio del llamadopaciente cero, un niño de La Gloria, poblado vecino a esa cochina fábrica.

Al contrario, el gobierno premió a la cría industrial de cerdos con nuevos subsidios, para resarcirlos de los efectos negativo que les pudiera haber causado provocar la epidemia. Incluso Alberto Cárdenas, el ahora renunciado secretario de Agricultura, se embarcó con esa industria en una irresponsable campaña para desinformar más al público, afirmando que el consumo de carne de cerdo no estaba vinculado a la gripe. No se molestó en advertir a la población que la carne cruda y la sangre de cerdo pueden ser obviamente fuente de contagio, mucho menos que esa devastadora industria es el origen del virus.

Para completar el cinismo gubernamental, varios pobladores de La Gloria, Veracruz, y Chichicuautla, Puebla, que se organizaron para denunciar el desastre que allí se cocinaba y que los enferma, siguen acusados como criminales y en proceso de juicios por defender su medioambiente y su salud. Y la del resto del planeta, porque su lucha sí es un verdadero ejemplo para el mundo.

Garantizando así que va a seguir la gripe porcina y sin duda surgirán nuevos virus, ahora van por favorecer a otra dudosa y lucrativa industria: la de vacunas.

Aunque el contagio de la gripe porcina humana (A/H1N1) se ha extendido rápidamente por todo el planeta, las cifras de mortalidad, según la Organización Mundial de la Salud y estadísticas oficiales de los países, la ubican en porcentajes muy por debajo de otras enfermedades, incluyendo debajo de las muertes por gripe estacional.

Pese a eso, el gobierno de Estados Unidos, así como de varios países europeos y México, entre otros, han instrumentado campañas de vacunación masiva, que podrían acelerar nuevas mutaciones del virus. No explican por qué invertir miles de millones de dólares en esta llamada pandemia, y no en otras enfermedades y causas de mortalidad más frecuentes, pero están decididos incluso a permitir el uso de nuevas vacunas específicas contra la gripe porcina aunque estén en etapa experimental y su inocuidad no haya sido suficientemente probada.

Hay 15 empresas compitiendo agresivamente por la fabricación de vacunas. Las trasnacionales GlaxoSmithKline (con Baxter), MedInmmune (de AstraZeneca), Novartis, Sanofi Pasteur (de Sanofi Aventis), han anunciado que pronto tendrán vacunas disponibles, logrando lucrativos contratos de abasto a nivel global. Novavax (acusada por algunos científicos de haber creado el virus de la gripe porcina a partir de su colaboración con los Centros de Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) logró contratos para su vacuna en España.

Todas están usando métodos nuevos de producción de vacunas, no probados anteriormente, que implican el uso de transgénicos en su producción. Además, todas contienen algún coadyuvante o potenciador (por ejemplo escualeno, hidróxido de aluminio, tiomersal) sobre los que existe abundante literatura científica de daños colaterales, incluyendo reacciones inmunológicas, fibromialgia y desórdenes neurológicos, entre otros.

En 1976, una vacuna que se usó en Estados Unidos contra una epidemia de gripe porcina (similar a la actual) que nunca se materializó, provocó la muerte de 25 personas y parálisis a más de 500 por la enfermedad de Guillain-Barré. Miles de personas levantaron demandas por daños y perjuicios. Con este antecedente, la Secretaría de Salud de Estados Unidos ahora le garantizó inmunidad legal ¡a los fabricantes de las nuevas vacunas!

Aquí ni siquiera necesitan anunciarlo: la impunidad de las trasnacionales es parte de las políticas oficiales.

*Investigadora del Grupo ETC

Fuente: LaJornada. Lógicas porcinas y vacunas más peligrosas que la gripe