¿Le duele algo? Tome té de menta

25 11 2009

Durante miles de años los curanderos brasileños han sabido que la menta puede aliviar el dolor y ahora, por primera vez, ese conocimiento fue comprobado científicamente.

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Newcastle, Inglaterra, afirma que la Hyptis crenata -conocida como menta brasileña- tiene propiedades analgésicas como las de los fármacos disponibles en el mercado.Graciela Rocha y una planta de menta

El estudio -llevado a cabo en ratones- fue presentado durante el Simposio Internacional de Plantas Medicinales y Nutracéuticas celebrado en Nueva Delhi, India.

El equipo de investigadores primero llevó a cabo un sondeo en Brasil para saber cómo se prepara la medicina tradicionalmente y cuánto debe consumirse.

Infusión

Descubrieron que el método utilizado más comúnmente era como infusión de té, hirviendo las hojas secas en agua durante 30 minutos y dejando que se enfriara el líquido antes de beberlo.

Desde que los humanos caminaron por primera vez en la Tierra buscaron plantas que pudieran curar sus enfermedades. Se calcula que en todo el mundo se usan más de 50.000 plantas con propósitos medicinales

Graciela Rocha

El equipo encontró que cuando la menta se suministra en una dosis similar a la que recetan los curanderos tradicionales, la medicina era tan efectiva para aliviar el dolor como un fármaco parecido a la aspirina sintética llamado indometacin.

Ahora planean realizar un ensayo clínico para ver si la menta también es efectiva como analgésico en humanos.

“Desde que los humanos caminaron por primera vez en la Tierra buscaron plantas que pudieran curar sus Lee el resto de esta entrada »





Resultados prometedores de un nuevo fármaco contra el lupus

2 11 2009
foto

GSK

Un tratamiento experimental contra el lupus ha mostrado resultados prometedores en un segundo ensayo clínico realizado por las farmacéuticas GlaxoSmithKline (GSK) y Human Genome Sciences, fabricantes de dicho fármaco que confían poder lanzar al mercado para mediados del próximo año.

En dicho estudio, los pacientes fueron tratados con 10 miligramos de belimumab, que se comercializará con el nombre de ‘Benlysta’, durante 53 semanas, tras las cuales se comprobó que el 43,2 por ciento de los pacientes presentó una mejora de sus síntomas sin que, por ello, empeorara alguno de los órganos afectados por la enfermedad. En los pacientes que recibieron placebo, se detectó mejoría en un 33,8 por ciento de los casos.

Para el profesor de la Universidad de Chicago y uno de los autores de la investigación, Tammy Utset, los resultados clínicos son “espectaculares” y animan a seguir estudiando la eficacia de dicho fármaco y mejorar su seguridad, ya que en 26,8 por ciento de los pacientes se detectaron efectos secundarios serios.

El lupus es una enfermedad autoinmune por la que el sistema inmunológico ataca al propio tejido del cuerpo y a los órganos, incluyendo riñones, corazón, pulmones, cerebro, sangre y piel. Entre las consecuencias de esta enfermedad, que afecta a más de 5 millones de personas en todo el mundo, el lupus puede causar artritis, fallo renal, dolor en el pecho y erupción de la piel.

Desde hace 50 años no se ha aprobado ningún tratamiento específico para esta enfermedad, según señaló la presidenta del Instituto de Investigación en Lupus, Margaret Dowd, quien destacó el giro que estos resultados pueden dar a la investigación en este campo.

De hecho, este segundo ensayo clínico que las compañías fabricantes de ‘Benlysta’ están llevando a cabo ha sido requerido por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) para poder evaluar una posible aprobación.

GSK y Human Genome compartirán las ganancias que les reporte dicho fármaco que, según muchos analistas, pueden ascender a más de tres millones de dólares anuales (unos dos millones de euros).

Fuente: EuropaPress. Resultados prometedores de un nuevo fármaco contra el lupus





Suiza restringe el uso de la vacuna de GSK por el adyuvante que utiliza

31 10 2009
foto

Foto: Reuters

Las autoridades sanitarias de Suiza (Swissmedic) han decidido restringir la administración de la vacuna contra la gripe A de GlaxoSmithKline (GSK), comercializada con el nombre de ‘Pandemrix’, alegando que el adyuvante que utilizan presenta “incertidumbres” en las mujeres embarazadas y en los menores de 18 años.

De este modo, esta vacuna sólo se administrará en personas de entre 18 a 60 años, mientras que en otros grupos de edad y en las mujeres embarazadas sólo se podrá utilizar la vacuna de Novartis, laboratorio farmacéutico con sede central en la ciudad suiza de Basilea, ‘Focetria’.

“Del adyuvante AS03 que utiliza esta vacuna sólo hay datos actualizados en adultos, mientras que no existe información sobre su eficacia y seguridad en embarazadas y en niños los datos obtenidos por el momento son insuficientes”. según declaraciones de un portavoz de Swissmedic a la cadena de televisión francesa TF1, que recoge Europa Press.

Por contra, indica esta entidad, del adyuvante MF59 que utiliza Novartis para su vacuna poseen datos suficientes ya que “ha sido utilizado durante mucho tiempo en las vacunas contra la gripe estacional”.

Estas dos vacunas ya han recibido la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA, en sus siglas en inglés) y, de hecho, España ha comprado 22 millones de dosis de ‘Focetria’ y 14,7 millones de dosis de ‘Pandemrix’. Ambos fármacos, según explicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Sanidad y Política Social, se pueden aplicar en todos los grupos de riesgo fijados en España ya que la EMEA no ha establecido ningún tipo de restricción para ninguno de ellos.

Además, y con el objetivo de obtener nuevos datos sobre la eficacia de la vacuna de GSK en niños, la farmacéutica inició el pasado mes de septiembre en España un ensayo clínico con 400 menores de entre 6 meses y 17 años.

Fuente: EuropaPress. http://www.europapress.es/salud/noticia-suiza-restringe-uso-vacuna-gsk-adyuvante-utiliza-20091030183634.html





Terapia genética contra mal de Parkinson

15 10 2009

Un nuevo tratamiento genético contra la enfermedad de Parkinson logró reducir los síntomas del trastorno a largo plazo, afirman científicos en Francia y Gran Bretaña.

Cerebro

La terapia está basada en los genes que producen dopamina en el cerebro.

La terapia, probada con monos, parece prevenir los movimientos involuntarios y anormales que acompañan a este trastorno con pocos efectos secundarios.

Aunque el tratamiento no es una cura, dicen los investigadores en la revista Science Translational Medicine, abre nuevas esperanzas para los millones de personas que sufren esta enfermedad.

El Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que pueda afectar las funciones motoras, del lenguaje y cognitivas.

Con la enfermedad ocurre una pérdida de la dopamina, una sustancia química producida en el cerebro, que provoca la falta de control sobre el movimiento del cuerpo.

Hasta ahora no hay una cura para esta enfermedad pero por lo general se ofrece a los pacientes tratamientos que pueden aumentar de forma breve la cantidad de dopamina en el cerebro.

Genes clave

Estas terapias, sin embargo, no logran mantener los niveles estables de dopamina que se requieren para que el organismo lleve a cabo sus funciones normales y esto conduce a la discinesia, los movimientos anormales e involuntarios.

Ya iniciamos la fase 1 del ensayo clínico y hasta ahora los resultados son muy alentadores. Porque hemos encontrado un perfil seguro en todos los pacientes y todos han mostrado mejoras -en distintos niveles- en los síntomas de la enfermedad

Dr. Bechir Jarraya

Ahora, la investigación llevada a cabo en las universidades de París, en Francia, la de Sheffield en Inglaterra y el Colegio Imperial de Londres, demostró que con la nueva terapia genética se puede restaurar la dopamina en el cerebro y potencialmente corregir la enfermedad de Parkinson sin las complicaciones de la discinesia.

En el estudio, los científicos dieron a monos una neurotoxina que provocaba causas selectivas de la enfermedad. Así lograron que los animales desarrollaran temblores, rigidez muscular y la postura inestable característica del síndrome severo de Parkinson.

Posteriormente, para tratar la enfermedad inducida, los investigadores insertaron en el cerebro de los monos tres genes que son críticos para la producción de la dopamina.

Los científicos colocaron sondas biológicas capaces de medir los niveles de dopamina en el cerebro de los animales y siguieron un registro durante tres años y medio.

Resultados alentadores

Ancianos

El Parkinson afecta a un millón de personas en el mundo.

Descubrieron que el tratamiento con los genes había logrado restaurar de forma segura las concentraciones de dopamina en el cerebro, había corregido los déficits motores y evitado las discinesias.

Además, dicen los autores, no se encontraron efectos secundarios adversos, y lo más importante, se logró mantener el efecto durante tres años y medio.

Tal como explicó a la BBC el doctor Berchir Jarraya, quien dirigió el estudio, actualmente se están llevando a cabo las pruebas en humanos.

“Ya iniciamos la fase 1 del ensayo clínico y hasta ahora los resultados son muy alentadores” afirma el científico.

“Porque hemos encontrado un perfil seguro en todos los pacientes y todos han mostrado mejoras -en distintos niveles- en los síntomas de la enfermedad”.

“Pero todavía es muy pronto para establecer conclusiones firmes porque los ensayos continúan”, agrega el investigador.

Se calcula que el Parkinson afecta a aproximadamente un millón de personas en el mundo.

Fuente: BBC. Terapia genética contra mal de Parkinson





Vacuna contra la adicción a la cocaína

8 10 2009

Una vacuna para tratar la dependencia a la cocaína logró ayudar a adictos a reducir a la mitad el uso de la droga.

Cocaína

La vacuna logró reducir a la mitad el uso de la droga en adictos.

Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, probaron la vacuna experimental con 55 adictos durante un ensayo clínico de 24 semanas.

Descubrieron que 38% de los participantes logró alcanzar los niveles adecuados de anticuerpos para dejar de experimentar la sensación de euforia que produce la droga.

Estudios previos llevados a cabo con animales y humanos han revelado que niveles altos de anticuerpos anticocaína en la sangre pueden evitar que los adictos experimenten esa sensación.

Pero en la nueva investigación -publicada en Archives of General Psychiatry(Archivos de Psiquiatría General)- los investigadores subrayan que quienes lograron con la vacuna el nivel alto de anticuerpos, sólo lo mantuvieron durante dos meses por lo que sería necesario repetir las inyecciones.

Estudio aleatorio

Los autores calculan que en Estados Unidos, donde fue llevado a cabo el estudio, unos 2,5 millones de personas son dependientes a la cocaína, pero sólo 809.000 reciben tratamiento.

Una de cada tres visitas a las salas de emergencia de hospitales que están relacionadas con drogas se atribuyen a la adicción a la cocaína, lo cual, dicen los expertos, tiene importantes efectos económicos y sociales.

En la investigación, se reclutó a 115 individuos dependientes a la cocaína y a opioides (como morfina o heroína) y se les seleccionó de forma aleatoria para recibir cinco inyecciones de la vacuna activa o cinco inyecciones de un tratamiento simulado durante 12 semanas.

La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que ésta no tenga efectos en el cerebro, el corazón o cualquier otro órgano. Éste es el primer ensayo controlado exitoso de una vacuna contra la cocaína

Dr. Thomas Kosten

La cocaína se elimina del cuerpo en unos tres días así que los médicos analizaron la metabolización de la cocaína en la orina de los adictos tres veces a la semana durante 24 semanas.

De los 55 individuos que completaron el ensayo, 21 (38%) lograron niveles de anticuerpos de 43 microgramos por mililitro o más.

Los que que obtuvieron ese nivel de anticuerpos tenían muestras de orina significativamente más limpias de cocaína (45%) entre las semanas nueve y 16 del estudio que aquellos con niveles más bajos de anticuerpos y los que recibieron los tratamientos placebo.

Tal como señalan los investigadores, la proporción de participantes que lograron reducir su uso de cocaína a la mitad fue significativamente mayor entre los que recibieron la vacuna activa (53%) comparado con el grupo del placebo (23%).

Los resultados mostraron que cerca de 40% de participantes logró niveles de anticuerpos de 20 microgramos por mililitro.

Y esto, dicen los científicos, es suficiente para combatir el uso de una a dos dosis de cocaína, lo cual debería ser suficiente para evitar una recaída en muchos pacientes.

“Mientras estos anticuerpos están en la sangre combatiendo a la cocaína, la droga no debería tener ningún efecto” afirma el doctor Thomas Kosten, del Colegio de Medicina de Baylor, y quien inició el estudio cuando estaba en Yae.

“Los anticuerpos no destruyen sino neutralizan a la cocaína y la hacen vulnerable a una enzima de colinesterasa que después la descompone”.

“La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que ésta no tenga efectos en el cerebro, el corazón o cualquier otro órgano” afirma el científico.

“Éste es el primer ensayo controlado exitoso de una vacuna contra la cocaína”, agrega.

Dos años de tratamiento

Los científicos afirman que los efectos adversos asociados con la vacuna fueron de leves a moderados.

Vacuna

La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que no tenga efectos en el cerebro.

El síntoma del que se quejaron con más frecuencia los participantes fue endurecimiento y dolor en el sitio de la inyección.

“Es probable que el tratamiento óptimo requiera inyecciones repetidas para mantener un nivel apropiado de anticuerpos” afirman los autores.

“Además, se necesitarán esfuerzos para retener a los individuos durante la primera serie de inyecciones ya que los niveles de anticuerpos aumentan lentamente durante los primeros tres meses”.

“Para alentar la abstinencia entre los pacientes se necesitarán otros tratamientos durante este período inicial”.

Según los investigadores, los efectos de los niveles altos de anticuerpos comenzaron a verse hasta la octava semana de la prueba.

Por eso creen que, tomando en cuenta que en promedio, un paciente llega al tratamiento después de seis a ocho años de abuso de la droga, quizás se necesitarán unos dos años de vacunas.

“El objetivo para el desarrollo de futuras vacunas será aumentar la proporción de sujetos que puedan lograr estos niveles ideales de anticuerpos” dicen los investigadores.

“Y extender estos períodos de abstinencia para mantener durante períodos largos los niveles adecuados de anticuerpos”.

“A medida que vamos logrando estos objetivos -concluyen los autores- esperamos poder confirmar estos resultados prometedores en una población más amplia de adictos a la cocaína”.

Fuente: BBC. Vacuna contra la adicción a la cocaína





Fármaco de 1940, efectivo contra cáncer

1 09 2009

Uno de los primeros fármacos de quimioterapia, desarrollado en los 1940, parece funcionar contra un defecto genético que provoca cáncer de colon y recto y otras formas de la enfermedad, afirman científicos británicos.

Células de cáncer de colon

La gente con el gen defectuoso es propensa a cáncer de colon y recto.

En pruebas de laboratorio los investigadores descubrieron que el metotrexato logró destruir las células que contenían el gen dañado, llamado MSH2.

Estos resultados, dicen los expertos, podrían conducir a tratamientos específicos para las formas de cáncer provocadas por este gen defectuoso.

Propensión

La enfermedad genética conocida como síndrome de cáncer colónico hereditario no polipoideo o HNPCC (también conocida como síndrome de Lynch) provoca que la persona tenga una propensión a desarrollar ciertas formas de cáncer.

Cerca de 90% de los hombres y 70% de las mujeres con este defecto habrán desarrollado cáncer de colon y recto para cuando cumplan 70 años.

Esto suma cerca de 5% de todos los casos de cáncer de colon y recto. Pero el defecto también contribuye a tumores en el estómago, útero, ovarios y riñones.

Lo que es emocionante sobre el metotrexato es que éste destruye de forma selectiva las células que no cuentan con la función del MSH2

Prof. Alan Ashworth

Cerca de 40% de las personas con HNPCC tienen un defecto en el gen MSH2.

Este gen por lo general juega un papel muy importante en la reparación del daño al ADN, pero si está defectuoso se pueden acumular errores en las células y aumentar el riesgo de que se desarrolle el cáncer.

La gente que desarrolla la enfermedad como resultado del defecto en el gen puede tener más de un tumor, lo que hace más difícil tratar el trastorno.

Años después de que fue utilizado por primera vez en Estados Unidos, el metotrexato continúa usándose comúnmente en el tratamiento de leucemia.

El fármaco funciona evitando que las células cancerígenas crezcan y se multipliquen, pero normalmente no se le usa para atacar tumores sólidos ya que existen mejores y más nuevos medicamentos contra éstos.

“Lo que es emocionante sobre el metotrexato es que éste destruye de forma selectiva las células que no cuentan con la función del MSH2” afirma el profesor Alan Ashworth, quien dirigió el estudio en el Instituto de Investigación de Cáncer.

“Esto indica que el fármaco podría ser un excelente tratamiento para los pacientes que tienen la alteración genética” expresa el científico.

Tratamiento a la medida

Píldoras

El estudio puede conducir a tratamientos hechos a la medida.

Por su parte, el doctor Lesley Walker, de la organización Cancer Research Uk -que financió el estudio- afirma que “en el pasado, se han desarrollado muchos tratamientos que matan a las células de forma indiscriminada”.

“Pero con las mejoras en el entendimiento científico, ahora estamos comenzando a ofrecer terapias específicas que son selectivas para las fallas genéticas en el cáncer”.

“Es realmente fascinante que nuestros científicos hayan descubierto que un fármaco antiguo como éste ofrezca nuevas esperanzas para este grupo específico de pacientes” señala el experto.

Los científicos están ahora comenzando un ensayo clínico en un hospital inglés para ver que tan efectivo es el metotrexato para tratar a pacientes con cáncer avanzado de colon y recto.

Fuente: BBC. Fármaco de 1940, efectivo contra cáncer