Vínculo genético entre pobreza y cáncer

17 02 2010

Investigadores británicos afirman que existe una explicación genética de por qué las mujeres de estratos económicos más bajos tienen menos probabilidades de sobrevivir el cáncer de mama.

Cancer de mamaEl estilo de vida más pobre puede provocar un defecto genético vinculado a la prognosis del cáncer.

Los científicos de la Universidad de Dundee, Escocia, expresan que los estilos de vida de los más pobres pueden provocar una mutación genética que está vinculada a una peor prognosis de la enfermedad.

La investigación -publicada en British Journal of Cancer (Revista Británica de Cáncer)- analizó muestras de 246 mujeres y encontró un vínculo entre el código postal de las participantes y la “salud” del gen p53 en sus células tumorales.

Estudios previos ya habían detectado esta relación entre el estatus socioeconómico y el peor pronóstico en varios tipos de cáncer, y se había responsabilizado tanto a los estilos de vida poco saludables como a la tendencia a obtener un diagnóstico muy tarde. Lee el resto de esta entrada »





Desarrollan un método experimental capaz detectar células tumorales en 2 minutos

23 11 2009

Se trata de unos biosensores que hacen recuento del número de células cancerígenas en un plazo muy breve de tiempo, apenas minutos. Este sistema de detección es rápido, útil y veloz, y ya está patentado. A medio plazo, un dispositivo del tamaño de un teléfono móvil podría servir para detectar este tipo de tumores cancerígenos eficientemente.Desarrollan un método experimental capaz detectar células tumorales en 2 minutos  (Imagen: ANÍBAL GONZÁLEZ)

Un equipo del Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología CIN2 (ICN-CSIC) de Bellaterra (Barcelona) ha desarrollado unos biosensores capaces de detectar y cuantificar células cancerígenas en sólo un par de minutos, un descubrimiento que abre la vía a nuevos métodos de prevención.

Este sistema, que ya ha sido patentado por el ICN y la Universidad de Vigo -entidad colaboradora en el trabajo- se basa en las propiedades que ofrecen unos anticuerpos modificados con nanopartículas de oro, capaces de reconocer de forma “eficiente” unas determinadas proteínas en la superficie de las células tumorales, que actúan en este caso como marcadores.

La detección precoz del cáncer resulta esencial la hora de encontrar y aplicar un tratamiento exitosoLa detección precoz del cáncer resulta esencial la hora de aplicar un tratamiento exitoso, por lo que este tipo de biosensores son un sistema de “alerta” especialmente útil, ya que no sólo resultan más baratos -y veloces- que los análisis estándares, sino que además pueden ser realizados por un personal no especializado.

Arben Merkoçi, que lidera el grupo “Nanobiolectrónics and Biosensors” encargado de este trabajo, ha recalcado que el objetivo pasa ahora por contactar con alguna empresa interesada en desarrollar este sistema y que sea capaz de reproducir comercialmente la efectividad obtenida en laboratorio.

“Debe basarse en una tecnología que sea reproducible industrialmente, porque el biosensor conlleva procesos nanotecnológicos que requieren una uniformidad de tamaño, además de reproducir sus propiedades electroquímicas”, recalca Merkoçi.

Del tamaño de un teléfono móvil

La investigación, publicada en la revista Analytical Chemistry, se ha llevado a cabo junto al Grupo de Inmunología-Unidad Compartida del complejo Hospitalario Universitario de Vigo, liderado por la catedrática África González, y en el que también han trabajado Cristian Sánchez y Belén Díaz.

Los autores esperan que a medio plazo se pueda disponer de un sistema compacto, fácil de utilizar y del tamaño de un teléfono móvil, como el biosensor de glucosa existente para el control de los diabéticos, que esté disponible en cualquier farmacia, o al menos en aquellos laboratorios con menos recursos, que no disponen de los sistemas de control tradicionales, que requieren personal experto.

Los resultados sobre detección de células tumorales de este sistema son totalmente fidedignos, es decir, son una alternativa a los métodos tradicionales, aunque en algunos casos críticos, y ante posibles dudas, los pacientes deberían hacerse un contranálisis para contrastarlos con las pruebas estándar.

Fuente: 20Minutos. Desarrollan un método experimental capaz detectar células tumorales en 2 minutos





Un gen ‘suicida’ aumenta la eficacia de los fármacos contra el cáncer

19 09 2009
foto

Foto: Reuters

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han descubierto un gen ‘suicida’, denominado ‘gen E’, que induce a la muerte a las células tumorales derivadas del cáncer de mama, pulmón y colon, e impide su crecimiento. La importancia de este nuevo gen radica en que su uso para combatir el cáncer permite reducir los potentes fármacos que se emplean actualmente, por lo que podría suponer un tratamiento más eficaz contra el cáncer que los que ahora se utilizan.

Esta investigación ha sido realizada por Ana Rosa Rama Ballesteros, del departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Universidad de Granada, y dirigida por los profesores Antonia Aránega Jiménez, José Carlos Prados Salazar y Consolación Melguizo Alonso. Su objetivo era estudiar la posibilidad de reducir las dosis de los fármacos que actualmente se emplean en pacientes con cáncer mediante la terapia combinada con el gen ‘suicida E’, informó la UGR en una nota.

Los científicos de la UGR han demostrado que el gen ‘asesino’ denominado E del bacteriófago phiX174 se puede utilizar para inducir muerte en las células tumorales. Hasta ahora, el uso de muchos agentes quimioterapéuticos (citotóxicos) similares al gen E presentaban grandes limitaciones, derivadas de su toxicidad y de su pobre afinidad por el tumor.

Según Ana Rosa Rama, en la actualidad la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía presentan resultados “limitados” en estados avanzados de cáncer, por lo que considera que “urge encontrar nuevas terapias, y la terapia génica ha emergido como una plataforma terapéutica potencialmente poderosa”. Su trabajo ha demostrado que “es posible emplear la terapia génica como apoyo a la quimioterapia, mejorando sus resultados a la hora de atacar el cáncer, reduciendo la dosis de los agentes empleados y contribuyendo a la disminución de los efectos secundarios que conllevan a los pacientes”.

Con el objetivo de comprender el mecanismo de acción del gen E, los investigadores realizaron estudios con diversas técnicas. Los resultados indican que el mecanismo de acción del gen E es la inducción de apoptosis (muerte de la célula), probablemente mediante lesión mitocondrial.

CÉLULAS TUMORALES

Por lo tanto, destacan que “este nuevo gen E aparece como un candidato ideal para ser transfectado en células tumorales con el objetivo de inducir apoptosis, probablemente mediante activación de la vía mitocondrial, y para aumentar la sensibilidad de estas células a la acción de las drogas desarrolladas específicamente para actuar sobre ellas”.

En este trabajo, los resultados sugieren la posibilidad de reducir las concentraciones de los agentes quimioterapéuticos de uso actual. Así, en la línea A-549 de cáncer de pulmón, los científicos de la UGR lograron un 14 por ciento más de inhibición del crecimiento tumoral y redujeron 100 veces la dosis del agente Paclitaxel cuando lo combinaron con el gen E.

En el caso del cáncer de colon, los resultados obtenidos fueron similares. Sin embargo, el dato mas relevante fue hallado en la línea MCF-7 de cáncer de mama, en la que la dosis del agente quimioterapéutico, Doxorrubicina, pudo ser reducida 100 veces alcanzándose hasta un 21 por ciento más de inhibición de la proliferación tumoral al combinarlo con el gen E.

En la actualidad, los investigadores de la UGR están en trámites para obtener la patente del gen E

Fuente: EuropaPress. Un gen ‘suicida’ aumenta la eficacia de los fármacos contra el cáncer