Logran reprogramar células madre con tejido de corazón humano

28 01 2010
foto

Foto: Bjoertvedt/Wikimedia Commons

GRANADA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) – Científicos españoles han empleado por primera vez células adultas procedentes de corazón humano para lograr que células madre obtenidas de tejido adiposo se conviertan en cardiomiocitos, según informó la Universidad de Granada (UGR). En concreto, han logrado ‘reprogramar’ células madre adultas, lo que podría tener potenciales implicaciones terapéuticas para el tratamiento de cardiopatías.

El uso de células madre para el tratamiento de cardiomiopatías es una de las herramientas más empleadas en la actualidad, si bien trabajar con ellas sin previamente dirigirlas hacia el tejido cardiaco conlleva muchas dificultades para que sean eficaces en dicho tratamiento.

Por lo tanto, la inducción de la entrada en el proceso de diferenciación cardiomiocítica de estas células puede ser una de las mejores opciones para el tratamiento de este tipo de patologías.

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores aislaron las células madre humanas adultas a través de lipoaspirado. Después, fueron transitoriamente permeabilizadas y expuestas al extracto celular de aurícula humana, tras lo cual las células se recuperaron en cultivo. Lee el resto de esta entrada »





Una nueva terapia combate el cáncer y deja intactas a las células sanas

8 11 2009

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) –
Un equipo internacional de científicos ha descubierto que una nueva terapia anticancerígena que no ataca a las células sanas, según informa el coordinador de la investigación, el doctor Cohen-Armon, en la revista ‘Breast Cancer Research’.

foto

Foto: Reuters

La terapia utiliza los inhibidores de PARP (poliADP ribosa polimerasa), que se diseñaron originariamente para proteger a las células de la muerte celular bajo condiciones de estrés como el ictus o la inflamación.

Así, el ensayo demostró que su uso erradica de forma eficaz las células del cáncer de mama MCF-7 y MDA231 sin deteriorar la proliferación de células normales como las células epiteliales humanas (MCF-10A) ni las células normales que no se multiplican, como neuronas y cardiomiocitos.

Los investigadores, examinaron cánceres humanos que dependen de una actividad constitutiva de quinasas reguladas externamente (ERK, según sus siglas en inglés). Los científicos evaluaron estos inhibidores de PARP en estos cánceres porque recientemente se descubrió que la regulación elevada de señales ERK en el núcleo estaba asociada a la activación de PARP-1.

La fenantridina PJ-34 produjo la paralización del ciclo celular y la muerte celular en 48-72 horas en las células de cáncer de mama MCF-7 y MDA231. En contraste, las células normales en proliferación superaron la paralización del ciclo G2/M impuesto en 12 horas, sobrevivieron y continuaron proliferando.

En experimentos ‘in vivo’, PJ-34 evitó el desarrollo de trasplantes de células cancerígenas MCF-7 y MDA231 en ratones con el sistema inmune inhibido sin afectar a su crecimiento, desarrollo o conducta.

Recientemente otros inhibidores PARP probaron ser eficaces sólo en el tratamiento de cánceres humanos hereditarios relativamente raros desarrollados en individuos con una mutación genética en BRCA.

Sin embargo, en la investigación actual, las células del cáncer de mama que carecían de la mutación BRCA fueron erradicadas de forma eficaz. Según concluye Cohen-Armon, “esta investigación proporciona un nuevo método terapéutico para la erradicación selectiva de abundantes cánceres humanos”.

Fuente: EuropaPress. Una nueva terapia combate el cáncer y deja intactas a las células sanas





Usan células madre para crear un ‘parche’ que podría reparar las lesiones cardíacas

11 10 2009
  • En pruebas en laboratorio realizadas con ratones ese parche se contrae y conduce las señales eléctricas como el tejido cardíaco normal.
  • Un grupo de científicos de Pittsburgh, Estados Unidos, crearon el parche con células del músculo cardíaco llamadas cardiomiocitos.

    Usan células madre para crear un 'parche' que podría reparar las lesiones cardíacas  (Imagen: ARCHIVO)

    Imagen de archivo de un centro de estudio de células madre. (Imagen: ARCHIVO)

Científicos de EE UU crearon “un parche” al imitar la forma en que las células madre embrionarias se convierten en tejido cardíaco en un importante paso hacia el desarrollo de “un parche” que repararía el corazón lesionado por una enfermedad. 

En una presentación ante la Sociedad de Ingeniería Biomédica en Pittsburgh (Pensilvania), los científicos de la Escuela Pratt de Ingeniería de la Universidad indicaron que en pruebas con ratones ese parche se contrae y se expande y conduce las señales eléctricas como el tejido cardíaco normal. 

En una serie de experimentos con células madre embrionarias de los roedores, los científicos crearon el parche con células del músculo cardíaco llamadas cardiomiocitos. Los investigadores cultivaron las células en un ambiente similar al de los tejidos naturales. Después las encapsularon en un compuesto de fibrina, la proteína de coagulación, el que proporcionó el apoyo mecánico a las células para formar una estructura tridimensional.

Los cardiomicitos se desarrollaban sólo en presencia de un tipo de células llamadas fibroblastos cardíacos
En ese proceso, descubrieron que los cardiomicitos se desarrollaban sólo en presencia de un tipo de células llamadas fibroblastos cardíacos que forman parte de alrededor del 60 por ciento de las células del corazón.

“Descubrimos que al agregar los fibroblastos cardíacos a los cardimiocitos se creaba un ambiente nutritivo que estimulaba el crecimiento de las células como si estuvieran en un corazón en desarrollo”, señaló Brian Liau, uno de los investigadores de la Escuela Pratt de Bioingeniería. 

“Al probar el parche, constatamos que las células se alinean en la misma dirección y pueden contraerse como células nativas. También podían transmitir señales eléctricas que hacen que los cardimiocitos funcionen de una forma coordinada”, añadió.

Superar nuevas barreras

Nenad Bursac, profesor de la Escuela Pratt, dijo en la presentación del estudio que estos experimentos representan un avance, pero advirtió de que se deben superar más barreras antes de que se llegue al implante de esos parches en seres humanos con enfermedades cardíacas. 

“Aunque pudimos cultivar células cardíacas con la capacidad de contraerse y conducir impulsos eléctricos, hay otros factores que se deben considerar”, añadió. Y uno de los mayores obstáculos sería la creación de vasos capilares capaces de alimentar ese parche. 

Además, indicó, se sabe que los cardiomiocitos humanos parecen crecer de manera más lenta que los de los ratones. “Si se toma en cuenta que el desarrollo del corazón humano tarda nueve meses, necesitamos encontrar la forma de apurar el crecimiento de las células y mantener las propiedades esenciales de las células nativas”, dijo. Por otra parte, si se pudieran usar las propias células del paciente se lograría eludir la reacción del sistema inmunológico, indicó.

Fuente: 20Minutos. Usan células madre para crear un ‘parche’ que podría reparar las lesiones cardíacas