Cáncer de mama: el mensaje que no llega

6 10 2009

La mortalidad del cáncer de mama está disminuyendo en la mayoría de los países industrializados, pero en el mundo en desarrollo esta enfermedad sigue siendo una de las principales causas de muerte por cáncer en mujeres.

Tumor de mama

En América Latina se diagnostican cada año 130.000 nuevos casos de cáncer de mama.

Según la Sociedad Latinoamericana y del Caribe de Oncología Médica (SLACOM), en la región surgen cada año 130.000 nuevos casos de cáncer de mama.

Y a pesar de que la mayoría de los tumores de mama pueden curarse si se detectan de forma temprana, cada año siguen muriendo miles de mujeres en la región.

No todos los países tienen cifras sobre la incidencia de la enfermedad, pero en México, donde sí las hay, se calcula que más de 4.200 mujeres mueren cada año por cáncer de mama.

Según el Instituto Nacional de Cancerología de México, de las 35 mujeres que son diagnosticadas cada día con la enfermedad, 32 ya tienen tumores en estados avanzados, lo que cual reduce las posibilidades de éxito del tratamiento y aumenta el riesgo de mortalidad.

“El mensaje de la prevención del cáncer de mama no ha llegado a América Latina” dijo a BBC Ciencia el doctor Eduardo Cazap, presidente de la SLACOM.

“Porque muchos tumores de mama en la región se diagnostican tardíamente”.

“El mensaje quizás sí llega a grandes ciudades como Buenos Aires, Río o Lima, pero en muchas otras regiones sigue habiendo una gran desinformación y todavía encontramos a mujeres con un tumor enorme en la mama que nadie le diagnosticó y que la mujer lo ocultó”, señala el experto.

Según la SLACOM, América Latina tiene aproximadamente el 10% del total de cáncer de mama en el mundo -entre 110.000 y 130.000 nuevos casos cada año- y la cifra seguirá aumentando.

Más prevención

“Mientras en los países desarrollados el cáncer de mama permanecerá estable en los próximos 20 o 30 años, en la mayoría de los países de bajos y medianos ingresos la incidencia de la enfermedad se triplicará”, dice el doctor Cazap.

“Esto quiere decir que en muchos países será una enfermedad casi epidémica en los próximos 20 años”.

El mensaje quizás sí llega a grandes ciudades como Buenos Aires, Río o Lima, pero en muchas otras regiones sigue habiendo una gran desinformación y todavía encontramos a mujeres con un tumor enorme en la mama que nadie le diagnosticó y que la mujer lo ocultó

Dr. Eduardo Cazap

Las causas, dice el investigador, son la “occidentalización” del estilo de vida, el aumento de las poblaciones de más edad en los países pobres y la falta de prevención.

Para conocer la situación en la región, la SLACOM llevó a cabo recientemente un estudio con 100 expertos en cáncer de mama de 12 países.

Las conclusiones mostraron que además de que hay variaciones de un país a otro, hay inmensas variaciones dentro de cada país debido principalmente a la inequidad y la mala distribución de los recursos.

El estudio además trató de identificar cuáles son los grandes problemas y cuáles podrán ser las soluciones.

“Las conclusiones mostraron que los procedimientos diagnósticos y terapéuticos en la región no son muy diferentes a los de países desarrollados. Es decir, el tiempo que transcurre entre el momento en que se identifica el tumor, el diagnóstico y el tratamiento, es similar a la del resto del mundo”.

“En donde identificamos una falta enorme y casi absoluta fue en investigación clínica, donde los expertos coinciden en que no hay casi nada, y en la prevención”.

“La prevención primaria -cómo evitar una enfermedad- es casi desconocida en el cáncer de mama, por lo que lo más importante es la prevención secundaria, es decir, cómo identificar un tumor en sus primeras etapas, con mamografía, revisiones regulares, control médico, etc.” explica el doctor Cazap.

Los expertos encontraron que en América Latina la prevención secundaria es o muy pobre o inexistente, o cuando existe no se aplica.

Según la SLACOM hay países, como Colombia, que tienen leyes que establecen que las mujeres deben hacerse periódicamente una mamografía, pero estas leyes no se aplican.

“Otro ejemplo -dice el investigador- es México, donde hay una muy buena red de equipos de mamógrafos en prácticamente todas las ciudades del país, pero no hay técnicos para interpretar las mamografías”.

Más acciones

“Por eso el Instituto Nacional de Cáncer ha pedido ayuda a una organización internacional para implementar un sistema de telemedicina con el cual se podrán enviar por internet las imágenes de los mamógrafos al Instituto de Cancelorogía en el Distrito Federal”.

Cáncer de mama

En México hay una buen red de equipo para mamografías pero no hay técnicos que sepan interpretarlas.

“Y el Instituto va a leer las mamografías que se le envíen desde los distintos centros de mamógrafos en otras partes del país”.

“Lo que se intenta es tratar de resolver cada caso según el problema específico, pero para eso primero hay que identificar el problema”, afirma Eduardo Cazap.

El informe de la SLACOM concluye que en la región no se necesitan normas nuevas, ni reglamentaciones. Se necesitan acciones que respondan a las normas que ya existen.

“Un hecho fundamental en la prevención es la educación, a todo nivel: tanto del público como de la comunidad médica, como de los gobiernos”, expresa el doctor Cazap.

Si las actuales tendencias de cáncer continúan en la región, en unas décadas esta enfermedad será una carga enorme de salud en muchos países, dicen los expertos.

Y la única forma de evitarlo es implementar estrategias de prevención hoy, como campañas para que las mujeres se lleven a cabo revisiones rutinarias de mamas, acudir a mamografías periódicas (principalmente después de los 50 años), chequeos médicos, etc.

“Lo único que traerá un enorme rédito en 20 o 30 años es la prevención” dice el experto.

Porque el cáncer de mama se seguirá diagnosticando -agrega- pero lo importante es que estas mujeres tengan la oportunidad de un tratamiento exitoso gracias a la detección y diagnóstico temprano.

“Así que el mensaje es que los gobiernos atiendan el tema de cáncer y que lo implementen en sus agendas políticas” afirma el presidente de SLACOM.

“Y que la comunidad tenga la información adecuada para prevenir la enfermedad y así poder salvar muchas más vidas”.

Fuente: BBC. Cáncer de mama: el mensaje que no llega





Tortillas para prevenir el cáncer

22 09 2009

¿Comer tortillas de maíz para prevenir el cáncer? Un grupo de científicos mexicanos diseñaron una modalidad especial de este alimento, que puede ayudar en la prevención de la enfermedad y al mismo tiempo reducir el colesterol y la glucosa en la sangre, según afirman.

Tortillas

Las tortillas hechas de maíz y linaza ayudarían a prevenir el cáncer de próstata, colon y mama.

El producto, diseñado en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), ayudaría en la prevención del cáncer de mama, de próstata y de colon, que según datos oficiales registran altos niveles en la población del país.

A la tortilla de maíz, que es uno de los alimentos básicos en la dieta de los mexicanos, se le añadió linaza, fitoestrógenos y ácido Omega 3, le explicó a BBC Mundo el responsable del proyecto, Rodolfo Rendón.

“Algunos estudios dicen que consumir seis gramos diarios de linaza reduce en un 20% el colesterol en tres meses”, aseguró.

El producto terminó su fase de experimentación y en cuatro meses podría salir al mercado, uno de los más grandes del país, ya que en México se consumen diariamente 630 millones de tortillas de maíz.

Fibra contra la obesidad

El cáncer es un problema de salud pública en el planeta.

Algunos estudios dicen que consumir seis gramos diarios de linaza reduce en un 20% el colesterol en tres meses

Rodolfo Rendón, investigador del IPN

De acuerdo con el Fondo de Investigaciones sobre el Cáncer Mundial, cada año mueren por esta enfermedad más de siete millones de personas.

Especialistas han dicho que la incidencia de cáncer podría aumentar en los próximos años por la epidemia de obesidad, que es uno de los problemas de salud más graves en el país.

Después de Estados Unidos, México tiene el mayor número de personas obesas en el mundo, según datos de la Secretaría de Salud.

Es un campo donde la tortilla diseñada por el IPN tiene mucho potencial, aseguran los científicos.

“La linaza tiene más fibras solubles e insolubles que cualquier otro alimento. Eso ayuda a bajar de peso a quienes la consuman cotidianamente”, explicó el investigador Rendón.

Un problema en aumento

Más allá del control de peso, cada vez son más las personas que mueren por cáncer en México, según datos oficiales.

La linaza tiene más fibras solubles e insolubles que cualquier otro alimento. Eso ayuda a bajar de peso a quienes la consuman cotidianamente

Rodolfo Rendón, del IPN

El secretario de Salud, José Ángel Córdova, ha dicho que cada hora 12 mexicanos se enteran que padecen de cáncer. Anualmente se detectan 110.000 nuevos casos en el país.

Entre la población femenina, por ejemplo, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte entre quienes padecen tumores malignos.

Y entre los hombres hay una tendencia creciente en las muertes por cáncer de próstata.

Fuente: BBC. Tortillas para prevenir el cáncer





Un gen ‘suicida’ aumenta la eficacia de los fármacos contra el cáncer

19 09 2009
foto

Foto: Reuters

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han descubierto un gen ‘suicida’, denominado ‘gen E’, que induce a la muerte a las células tumorales derivadas del cáncer de mama, pulmón y colon, e impide su crecimiento. La importancia de este nuevo gen radica en que su uso para combatir el cáncer permite reducir los potentes fármacos que se emplean actualmente, por lo que podría suponer un tratamiento más eficaz contra el cáncer que los que ahora se utilizan.

Esta investigación ha sido realizada por Ana Rosa Rama Ballesteros, del departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Universidad de Granada, y dirigida por los profesores Antonia Aránega Jiménez, José Carlos Prados Salazar y Consolación Melguizo Alonso. Su objetivo era estudiar la posibilidad de reducir las dosis de los fármacos que actualmente se emplean en pacientes con cáncer mediante la terapia combinada con el gen ‘suicida E’, informó la UGR en una nota.

Los científicos de la UGR han demostrado que el gen ‘asesino’ denominado E del bacteriófago phiX174 se puede utilizar para inducir muerte en las células tumorales. Hasta ahora, el uso de muchos agentes quimioterapéuticos (citotóxicos) similares al gen E presentaban grandes limitaciones, derivadas de su toxicidad y de su pobre afinidad por el tumor.

Según Ana Rosa Rama, en la actualidad la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía presentan resultados “limitados” en estados avanzados de cáncer, por lo que considera que “urge encontrar nuevas terapias, y la terapia génica ha emergido como una plataforma terapéutica potencialmente poderosa”. Su trabajo ha demostrado que “es posible emplear la terapia génica como apoyo a la quimioterapia, mejorando sus resultados a la hora de atacar el cáncer, reduciendo la dosis de los agentes empleados y contribuyendo a la disminución de los efectos secundarios que conllevan a los pacientes”.

Con el objetivo de comprender el mecanismo de acción del gen E, los investigadores realizaron estudios con diversas técnicas. Los resultados indican que el mecanismo de acción del gen E es la inducción de apoptosis (muerte de la célula), probablemente mediante lesión mitocondrial.

CÉLULAS TUMORALES

Por lo tanto, destacan que “este nuevo gen E aparece como un candidato ideal para ser transfectado en células tumorales con el objetivo de inducir apoptosis, probablemente mediante activación de la vía mitocondrial, y para aumentar la sensibilidad de estas células a la acción de las drogas desarrolladas específicamente para actuar sobre ellas”.

En este trabajo, los resultados sugieren la posibilidad de reducir las concentraciones de los agentes quimioterapéuticos de uso actual. Así, en la línea A-549 de cáncer de pulmón, los científicos de la UGR lograron un 14 por ciento más de inhibición del crecimiento tumoral y redujeron 100 veces la dosis del agente Paclitaxel cuando lo combinaron con el gen E.

En el caso del cáncer de colon, los resultados obtenidos fueron similares. Sin embargo, el dato mas relevante fue hallado en la línea MCF-7 de cáncer de mama, en la que la dosis del agente quimioterapéutico, Doxorrubicina, pudo ser reducida 100 veces alcanzándose hasta un 21 por ciento más de inhibición de la proliferación tumoral al combinarlo con el gen E.

En la actualidad, los investigadores de la UGR están en trámites para obtener la patente del gen E

Fuente: EuropaPress. Un gen ‘suicida’ aumenta la eficacia de los fármacos contra el cáncer





¿Tratamientos innecesarios?

10 07 2009

Uno de cada tres tumores detectados en mamografías son inofensivos, afirma una nueva investigación.

Tumor de mama

Los científicos dicen que los programas de exploración conducen a diagnóstico excesivo.

El estudio, que analizó datos de cinco países, revela que algunas mujeres podrían estar siendo sometidas innecesariamente a tratamientos para atacar un cáncer que tiene pocas probabilidades de propagarse y ser mortal.

Los investigadores afirman en British Medical Journal (Revista Médica Británica) que lo que llaman “diagnóstico excesivo” está teniendo resultados muy nocivos para las mujeres que lo experimentan.

Sin embargo, actualmente no es posible distinguir entre un tumor mamario letal y uno inofensivo y por lo tanto todos deben ser sometidos a tratamientos drásticos, como cirugía o radioterapia.

Por eso los expertos afirman que las radiografías de mama son una herramienta vital para la detección temprana de células cancerosas.

Gracias a los programas de revisión de cáncer, afirma una experta británica, tan sólo en Inglaterra se salva la vida de 1.400 mujeres cada año.

Situación riesgosa

En la nueva investigación, los científicos del Centro Nórdico Cochrane, en Dinamarca, analizaron los datos del Reino Unido, Canadá, Australia, Suecia y Noruega, todos países que habían introducido un programa de exploración de cáncer de mama.

También observaron si las tasas de cáncer de mama en mujeres mayores habían comenzado a reducirse después de que los programas de exploración fueron establecidos, lo cual se espera cuando se logra detectar la enfermedad de forma temprana en las mujeres.

Por cada 400 mujeres que lean este artículo y decidan no someterse a una mamografía, una morirá por cáncer de mama en los próximos 10 años. Y esa mujer no habría muerto si se hubiera sometido a una mamografía

Prof. Valerie Beral

Los resultados mostraron que por cada dos casos de cáncer mamario peligroso detectados en mamografías, una mujer recibiría un tratamiento innecesario para un tumor que nunca llegaría a dañarla.

“La exploración de cáncer podría conducir a una detección temprana de cáncer letal pero también detecta los tumores inocuos que no causarán síntomas o la muerte” afirman los autores.

“La detección de estos tumores, que clínicamente no habrían sido identificados durante el resto de la vida de esa persona, es lo que llamamos “diagnóstico excesivo” y sólo puede ser perjudicial para quienes lo experimentan”, agregan.

En muchos países, como los que participaron en este estudio, los programas de exploración de cáncer de mama ofrecen a las mujeres de entre 50 y 70 años una mamografía cada tres años y a las mujeres de más de 70 la posibilidad de someterse al análisis si así lo desean.

Los expertos afirman que aunque estos programas pueden conllevar el riesgo de “diagnóstico excesivo”, subrayan que los beneficios superan a los riesgos.

Salvando vidas

“No podemos decir que el aumento en los diagnósticos de cáncer de mama en los pasados 20 años se debe únicamente al diagnóstico excesivo”, dijo a la BBC la profesora Valerie Beral, experta epidemióloga de la Universidad de Oxford.

Tumor mamario

Las mamografías salvan vidas porque detectan el cáncer temprano.

“Hay muchos otros factores como los tratamientos hormonales,la mejor tecnología, etc.

“Las tasas de mortalidad por cáncer de mama se han reducido en los últimos 20 años y uno de los factores que ha contribuido a esta reducción son los programas de exploración.

“Así que nadie pone en duda -o nadie debería poner en duda- que la exploración de cáncer salva vidas, porque lo que hace es detectar el cáncer de forma temprana”, expresa la experta.

En efecto, las cifras de los servicios nacionales de salud del Reino Unido señalan que una de cada ocho mujeres a quienes se les diagnostica cáncer de mama no habría sido detectada si no fuera por los programas de exploración.

Esto significa que cada año, sólo en Inglaterra se salva la vida de 1.400 mujeres cada año.

Lo mismo ha ocurrido con otros tipos de cáncer.

Tal como muestran las cifras compiladas por la organización Cancer Research UK, en el Reino Unido, las tasas de muerte por cáncer de mama, colon y recto y pulmonar en hombres son las más bajas desde 1971. Y esta reducción se debe en gran parte a los mejores programas de exploración y los mejores tratamientos.

“Lo cierto es que este lenguaje tan emotivo con palabras como “perjudicial”, “diagnóstico excesivo”, etcétera, lo único que hace es disuadir a las mujeres de someterse a revisiones”, expresa la profesora Beral.

“Y una estadística muy cierta que puedo afirmar ahora es que por cada 400 mujeres que lean este artículo y decidan no someterse a una mamografía, una morirá por cáncer de mama en los próximos 10 años. Y esa mujer no habría muerto si se hubiera sometido a una mamografía”.

Fuente: BBC Ciencia, Link





Descubren la molécula que ayuda a las células del cáncer de mama a sobrevivir en la médula ósea

6 07 2009

Joan Massagué, durante la entrega de los premios de la Fundación BBVA. Foto: SINC

Las pacientes que superan un primer diagnóstico de cáncer de mama a menudo tienen que luchar frente a una recaída de la enfermedad cuando ésta aparece en otra parte del cuerpo años más tarde. Ahora, un equipo internacional de científicos ha identificado una molécula que apoya la supervivencia a largo plazo de las células del cáncer de mama una vez que se extienden a la médula ósea.

La metástasis, la capacidad de las células cancerígenas de extenderse a otras partes del cuerpo distintas de aquellas donde se originaron, se da con frecuencia en el cáncer de mama. Aunque está claro que la mayoría de las recaídas tardías después de un cáncer de mama se presentan en la médula ósea, se desconocen aún los mecanismos que contribuyen a la supervivencia de las células cancerígenas en la médula.

La investigación, publicada hoy en la revista Cancer Cell y liderada por el científico español Joan Massagué, director del programa de Biología y Genética del Cáncer del Centro Oncológico Memorial Sloan-Kettering y del Instituto Médico Howard Hughes, puede conducir al desarrollo de tratamientos que reduzcan la probabilidad de reaparición del cáncer en la médula ósea u otros órganos.

“Tratábamos de identificar las vías de señalización que apoyan la supervivencia de las células del cáncer de mama metastatizadas y, de ese modo, prolongar el período durante el cual puede surgir la metástasis tras el diagnóstico y la extirpación de un tumor de mama”, explica Joan Massagué.

Massagué y su equipo utilizaron una sofisticada técnica basada en el perfil genético que asociaba determinadas vías de señalización con la recaída tardía tras el cáncer de mama. En el estudio, que contó con más de 600 muestras de tumores de mama, los investigadores descubrieron que la actividad de una enzima relacionada con el cáncer llamada Src estaba asociada con la metástasis tardía en la médula. Dicha asociación no dependía del subtipo de cáncer de mama, sino que era selectiva y específica para la supervivencia de las células en la médula ósea.

Los autores comprobaron que la Src aumentaba la resistencia que las células del cáncer de mama metastatizadas oponían a la señalización inductora de muerte de las células clave que se extrajeron del tejido de la metástasis medular. Estos resultados muestran que la hiperactividad de la Src proporciona unas condiciones óptimas a las células del cáncer de mama para sobrevivir en la médula ósea.

“La asociación entre la señalización dependiente de la Src y la supervivencia de las células metastatizadas nos proporciona principios mecánicos acerca de la latencia de la metástasis y nos sugiere estrategias para acelerar el desgaste de las células de cáncer de mama diseminadas”, concluye Massagué. “Últimamente se han desarrollado una serie de fármacos inhibidores de la enzima Src que merece la pena considerar en este sentido”.

———-

Referencia bibliográfica:

Zhang et al.: “Latent Bone Metastasis in Breast Cancer Tied to Src-Dependent Survival Signals.”Cancer Cell 16, 67–78, July 7, 2009.

Fuente: SINC

Fuente: Plataformasinc.es, Link





Descubren una enzima que es capaz de evitar la metástasis del cáncer de mama

26 06 2009

Puede contener el cáncer de mama y evitar su propagación.
Un ensayo con ratones ha dado frutos en el control de metástasis.
Se abre una nueva etapa en el tratamiento de esta enfermedad.

Descubren una enzima que es capaz de evitar la metástasis del cáncer de mama  (Imagen: ARCHIVO)

Imagen: ARCHIVO

Una parte de la estructura de la enzima conocida como CHIP puede contener elcáncer de mama y evitar su propagación a otros órganos sanos, según un estudio que publica hoy la revista británica Nature Cell Biology.

El estudio, realizado por la Universidad de Tsukuba (Japón) y liderado por Junn Yanagisawa, revela que el regulador genético SRC-3, presente en la enzima, cuenta con las propiedades necesarias para impedir la metástasis de este tipo de cáncer, al atacar los caminos que usa para llegar a otras zonas del organismo. 

Esta enzima impide que las células causantes del cáncer crezcan de forma descontrolada

Además, la propia enzima CHIP sería capaz también de degradar las proteínas causantes del cáncer, lo queimpide que estas células crezcan de manera agresiva y descontrolada en el organismo.

En un ensayo llevado a cabo con ratones, el equipo investigador descubrió que la presencia de la enzima impedía la metástasis del tumor, mientras su supresión aceleraba el proceso.

Todo ello, asegura el estudio, abre una nueva etapa en el tratamiento de esta enfermedad, cuya primera causa de mortalidad se encuentra precisamente en la reproducción del tumor.

Fuente: 20 minutos. Descubren una enzima que es capaz de evitar la metástasis del cáncer de mama