Carne roja, ¿comer o no comer? aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto

15 02 2010

En el Reino Unido se ha desatado una disputa entre la industria británica de la carne y especialistas en cáncer por las aseveraciones de estos últimos de que la carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

El Fondo Mundial de Investigación de Cáncer (WCRF) afirma que hay evidencia “convincente” de que la carne roja y la procesada aumentan el riesgo de la enfermedad y desde 2007 -cuando se publicó un extenso informe sobre el estilo de vida y el cáncer- ha instado al público a limitar su consumo de carne y embutidos.

Tocino

Los productores de carne -reunidos en la organización English Beef and Lamb Executive, Eblex, (Ejecutivo Inglés de Carne de Res y Cordero), expresan que estas conclusiones están “erradas” y están considerando “tomar medidas” al respecto.

Eblex afirma en un comunicado que varios “científicos independientes han cuestionado la convicción con la cual el estudio estableció un vínculo entre la carne roja y el cáncer”. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Niveles elevados de vitamina D en sangre reducen el cáncer de colon

23 01 2010

SANT BOI DE LLOBREGAT (BARCELONA) 22 (EUROPA PRESS) – Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer muestra que las personas con concentraciones elevadas de vitamina D en sangre tienen un 40 por ciento menos de riesgo de sufrir cáncer de colon.foto

Sin embargo, los autores del estudio desaconsejan la ingesta de suplementos de vitamina D y recuerdan que lo mejor para prevenir este tipo de tumor es dejar de fumar, aumentar la actividad física y reducir la obesidad.

El Instituto Catalán de Oncología (ICO) ha dado a conocer los resultados de este estudio en el que ha participado el jefe de la Unidad de nutrición y cáncer del ICO, Carlos Alberto González, y que se ha publicado en la revista ‘British Medical Journal’. El trabajo es fruto del análisis de los datos de 521.457 personas recogidos en el marco de un proyecto europeo.

Durante el seguimiento posterior de los participantes, se detectó que 1.248 desarrollaron un cáncer de colon, el segundo más frecuente entre mujeres y el tercero entre hombres. Los investigadores compararon los niveles de vitamina D en sangre de estos enfermos antes de desarrollar el cáncer con los niveles de 1.248 participantes sanos. Lee el resto de esta entrada »





La falta de fibra puede desencadenar la diabetes

9 09 2009
foto

Foto: EP

El miembro del Departamento Metabolismo y Nutrición del Instituto del Frío del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Fulgencio Saura Calixto estima que la deficiencia de fibre en la dieta puede ser, “en gran medida”, un factor de desarrollo de “enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer de colon, estreñimiento y diverticulosis”.

La fibra dietética, que no es atacada por los enzimas del estómago y del intestino delgado por lo que llega al colon sin degradar, puede tener diversos efectos a la largo del aparato digestivo. Así, explicó que la fibra tiene una influencia significativa en el grado de absorción de nutrientes y hace que el estómago “aumente la viscosidad y retrase el vaciado gástrico”, apuntó este investigador en una ponencia dentro del marco de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Sevilla.

Al hilo de ello, Saura sostuvo que la fibra consta de dos fracciones –insoluble y soluble en agua– y sus propiedades vienen determinadas principalmente por los porcentajes de estas dos fracciones, de modo que “la insoluble es escasamente fermentada y tiene un marcado efecto laxante y regulador intestinal”, mientras que “la fibra soluble es fermentada en alta proporción y sus principales propiedades se relacionan con la disminución de colesterol y glucosa en sangre y el desarrollo de la flora intestinal”.

La primera propiedad de la fibra, según el investigador, es “la relación directa entre su ingesta y un correcto funcionamiento gastrointestinal”, si bien agregó que la diverticulosis también “se ha asociado con dietas bajas en fibra”, ya que “la fibra aumenta la excreción y disminuye la presión colónica, por lo que tiene acción terapéutica sobre esta dolencia”.

Asimismo, Saura habló de que algunos estudios “asocian una ingesta alta de fibra con un menor riesgo de cáncer colo-rectal”, sin embargo, la asociación “no tiene necesariamente que ser directa, pues parece existir una asociación recíproca entre fibra y grasa y, también un alto consumo de grasa se ha relacionado con incidencia de estos tipos de cáncer”.

En este sentido, en tratamientos de obesidad “se han evidenciado los efectos beneficiosos de la ingesta de alimentos ricos en fibra”, expresó el investigador, añadiendo que esto “se materializan en una pérdida de peso según diferentes mecanismos, como la sensación de saciedad, el aumento de excreción de grasa y proteína, el menor índice glicémico o la disminución del contenido calórico de la dieta”.

Además, agregó que “otros estudios han mostrado que la fibra soluble disminuye los niveles de colesterol en sangre y tienden a reducir, por otro lado, la velocidad con que la glucosa llega a sangre y la secreción de insulina”. En esta propiedad se basa la recomendación a diabéticos de alimentos con bajo índice glicémico y ricos en fibra soluble como legumbres, frutas y verduras, señaló.

FIBRA Y CONSUMO

El investigador expuso que nutriólogos y organizaciones sanitarias recomiendan elevar a 30 gramos el consumo de fibra, que en los países europeos se encuentra alrededor de 20 gramos por persona y día, “debiendo ser soluble al menos el 30 por ciento de la fibra ingerida”.

“El consumo actual de fibra dietética total en España –estimado en 18,3 por persona y día– está cuantitativamente lejos de las recomendaciones dietéticas, aunque desde un punto de vista cualitativo podemos afirmar que la fibra de nuestra dieta es de composición equilibrada y tiene una buena calidad nutricional”.

Fuente: EuropaPress. La falta de fibra puede desencadenar la diabetes





Fármaco de 1940, efectivo contra cáncer

1 09 2009

Uno de los primeros fármacos de quimioterapia, desarrollado en los 1940, parece funcionar contra un defecto genético que provoca cáncer de colon y recto y otras formas de la enfermedad, afirman científicos británicos.

Células de cáncer de colon

La gente con el gen defectuoso es propensa a cáncer de colon y recto.

En pruebas de laboratorio los investigadores descubrieron que el metotrexato logró destruir las células que contenían el gen dañado, llamado MSH2.

Estos resultados, dicen los expertos, podrían conducir a tratamientos específicos para las formas de cáncer provocadas por este gen defectuoso.

Propensión

La enfermedad genética conocida como síndrome de cáncer colónico hereditario no polipoideo o HNPCC (también conocida como síndrome de Lynch) provoca que la persona tenga una propensión a desarrollar ciertas formas de cáncer.

Cerca de 90% de los hombres y 70% de las mujeres con este defecto habrán desarrollado cáncer de colon y recto para cuando cumplan 70 años.

Esto suma cerca de 5% de todos los casos de cáncer de colon y recto. Pero el defecto también contribuye a tumores en el estómago, útero, ovarios y riñones.

Lo que es emocionante sobre el metotrexato es que éste destruye de forma selectiva las células que no cuentan con la función del MSH2

Prof. Alan Ashworth

Cerca de 40% de las personas con HNPCC tienen un defecto en el gen MSH2.

Este gen por lo general juega un papel muy importante en la reparación del daño al ADN, pero si está defectuoso se pueden acumular errores en las células y aumentar el riesgo de que se desarrolle el cáncer.

La gente que desarrolla la enfermedad como resultado del defecto en el gen puede tener más de un tumor, lo que hace más difícil tratar el trastorno.

Años después de que fue utilizado por primera vez en Estados Unidos, el metotrexato continúa usándose comúnmente en el tratamiento de leucemia.

El fármaco funciona evitando que las células cancerígenas crezcan y se multipliquen, pero normalmente no se le usa para atacar tumores sólidos ya que existen mejores y más nuevos medicamentos contra éstos.

“Lo que es emocionante sobre el metotrexato es que éste destruye de forma selectiva las células que no cuentan con la función del MSH2” afirma el profesor Alan Ashworth, quien dirigió el estudio en el Instituto de Investigación de Cáncer.

“Esto indica que el fármaco podría ser un excelente tratamiento para los pacientes que tienen la alteración genética” expresa el científico.

Tratamiento a la medida

Píldoras

El estudio puede conducir a tratamientos hechos a la medida.

Por su parte, el doctor Lesley Walker, de la organización Cancer Research Uk -que financió el estudio- afirma que “en el pasado, se han desarrollado muchos tratamientos que matan a las células de forma indiscriminada”.

“Pero con las mejoras en el entendimiento científico, ahora estamos comenzando a ofrecer terapias específicas que son selectivas para las fallas genéticas en el cáncer”.

“Es realmente fascinante que nuestros científicos hayan descubierto que un fármaco antiguo como éste ofrezca nuevas esperanzas para este grupo específico de pacientes” señala el experto.

Los científicos están ahora comenzando un ensayo clínico en un hospital inglés para ver que tan efectivo es el metotrexato para tratar a pacientes con cáncer avanzado de colon y recto.

Fuente: BBC. Fármaco de 1940, efectivo contra cáncer





¿Adiós al sándwich de jamón?

19 08 2009

El almuerzo escolar de los niños no debe incluir el tradicional sándwich de jamón, salami o de otras carnes procesadas. (ir a la fuente para ver el video)

Un nuevo informe del Fondo Mundial de Investigación de Cáncer (WCRF) advierte que con estos productos los niños tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer más tarde en su vida.

Se trata, dicen los científicos, de tomar medidas en la infancia para que los niños no desarrollen el gusto por las carnes ahumadas, saladas o curadas.

El consumo de grandes cantidades de estos productos durante décadas puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y recto, agregan los investigadores.

En años recientes se ha podido demostrar el vínculo entre el consumo de carnes procesadas y el cáncer colorectal en adultos.

Y algunos estudios afirman que miles de casos de esta enfermedad podrían evitarse si toda la gente limitara su consumo de estos alimentos a 70 gramos a la semana, el equivalente a tres rebanadas de tocino.

Aunque hasta ahora sólo se ha obtenido evidencia con el estudio de las dietas de los adultos, no de los niños, el WCRF afirma que los malos hábitos alimenticios pueden comenzar en la infancia.

Según los científicos, durante el proceso de curar, salar o agregar conservadores a la carne se pueden introducir agentes cancerígenos.

De pollo o queso

Almuerzo

Una opción saludable son los sándwiches de pollo o queso.

Las carnes procesadas incluyen, además del jamón, al tocino, salami, pastrami y algunos tipos de salchichas.

Las hamburguesas y carne molida pueden ser procesadas si están conservadas con sal o aditivos químicos.

El Fondo recomienda cambiar el relleno de carnes procesadas por el de pollo, pescado o queso. Y también pide una reducción en los refrigerios de altas calorías y las bebidas azucaradas que a menudo se incluyen en el almuerzo escolar.

“Es mejor que los niños aprendan a ver la carne procesada como un antojo ocasional” dice Marni Craze, gerente de educación del WCRF.

“Preparar el almuerzo escolar con jamón y productos de altas calorías podría ser una opción conveniente, en particular para los padres que no cuentan con mucho tiempo para preparar estos alimentos”, agrega.

“Pero los almuerzos empacados son una parte de la dieta del niño que fácilmente puede controlarse y no se necesita mucho tiempo ni esfuerzo para preparar un almuerzo saludable”.

La funcionaria agrega que “con en el alto número de niños obesos y con sobrepeso, es importante que los padres revisen la información nutricional de los alimentos para ver si contienen un alto nivel de calorías.

“Si los niños consumen regularmente productos con alto contenido calórico o bebidas azucaradas están en más riesgo de volverse obesos y un niño obeso tiene más probabilidades de convertirse en un adulto obeso”.

Peso saludable

Carne

La carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

La evidencia científica demuestra que después de no fumar, mantener un peso saludable es el factor más importante para la prevención del cáncer.

Las recomendaciones del WCRF para los padres afirman que además de pollo o queso se puede colocar tomate o una ensalada en el sándwich y ésta cuenta como una de las cinco porciones de frutas y verduras que los niños deben consumir diariamente.

“Otra porción puede ser un jugo pequeño de fruta en lugar de una bebida azucarada. Y el pollo sin procesar, el pescado, o el queso bajo en grasa son también alternativas sencillas y rápidas para rellenar los sándwiches”, agregan los científicos.

Además de evitar el consumo de carnes procesadas, el Fondo Mundial de Investigación de Cáncer recomienda limitar el consumo de carne roja a 500 gramos (peso ya cocido) a la semana.

Cada vez hay más evidencia científica de que la carne roja también aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

Fuente: BBC. ¿Adiós al sándwich de jamón?





Más cáncer entre los inmigrantes latinos

8 08 2009
Revisión contra el cáncer

Aún así, los latinos corren menos riesgo de padecer cánceres comunes que los blancos y negros en EE.UU.

Una investigación de la Universidad de Miami sostiene que el riesgo de padecer cáncer para los latinos que emigraron a Estados Unidos es un 40% mayor que para aquellos que se quedaron en sus países de origen.

El estudio, publicado en la revista médicaCancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention se llevó a cabo tras analizar los datos de más de 300.000 enfermos entre 1999 y 2001. Todos ellos eran latinos y residentes en el estado de Florida, y la mayoría pertenecían a la primera generación de emigrantes.

Según refleja esta investigación, llevada a cabo por doctores del centro universitario Miller School of Medicine, los puertorriqueños son los más afectados por el cáncer; los mexicanos, los que menos.

264 puertorriqueños de cada 100.000 padecen cáncer en su país, señala el estudio. Sin embargo, esta cifra asciende a 367 entre los puertorriqueños que viven en Florida.

En el caso de México, “sólo” 237 de cada 100.000 sufren la enfermedad en EE.UU., aunque este número también supera al de los que no emigraron (144).

¿Por qué?

No hay razón para decir que la población mexicana en Florida es genéticamente diferente a la población que vive en México. Así que, cuando comparamos estas dos comunidades (…) nos quedan los estilos de vida

Paulo Pinheiro, director de la investigación

En general, los latinos en EE.UU. corren menos riesgo que blancos y negros de padecer los tipos de cáncer más comunes, como el de próstata o pulmón, aunque por ahora se desconocen las razones, según los responsables de este estudio.

Sin embargo, lo sorprendente de esta investigación es que el número de hispanos con cáncer de colon -una variante de esta enfermedad que depende mucho más de factores ambientales que otros tipos- es ya muy similar al número de afectados de otro origen.

Además, el aumento de casos tuvo lugar de forma vertiginosa en las primeras generaciones de inmigrantes y los investigadores sospechan que el cambio en los hábitos alimenticios podría tener mucho que ver con ello.

clicSalud a la deriva para hispanos en EE.UU.

“No hay razón para decir que la población mexicana en Florida es genéticamente diferente a la población que vive en México. Así que, cuando comparamos estas dos comunidades, descartamos la genética y nos quedan los estilos de vida” como factores que pueden influir en un aumento de la incidencia de cáncer, explicó a BBC Mundo el director de la investigación, Paulo Pinheiro.

Los latinos en EE.UU. son también más propensos que sus compatriotas a enfermar de males como el cáncer de útero, de hígado y estómago, asociados con infecciones y bajos niveles socioeconómicos.

Por ejemplo, la incidencia de cáncer de pulmón entre las puertorriqueñas y mexicanas residentes en Florida era de casi el doble que la incidencia de las que viven en sus países.

Según Pinheiro, hay otra razón que explica la diferencia de casos entre latinos que residen a uno y otro lado de la frontera: en EE.UU. hay mayores controles médicos y capacidad de diagnóstico que en los países de origen.

Más información, más prevención

Dietas poco saludables, el tabaco y el abuso del alcohol son algunos de los hábitos adquiridos por los latinos que más pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer.

Los investigadores de la Miller School of Medicine recomiendan a los pacientes abandonar esas costumbres y conservar los aspectos más positivos de los estilos de vida de sus países de origen.

Pinheiro sugiere que las campañas de prevención y control del cáncer deberían tener en cuenta también las especificidades de cada comunidad latina.

“El siguiente paso -dijo- debería ser evaluar los hábitos que les predisponen a ciertos tipos de cáncer”.

Fuente: BBC. Más cáncer entre los inmigrantes latinos