El iPhone se convierte en herramienta médica

30 11 2009

El diagnóstico a distancia de apendicitis, última aplicación probada. En el último encuentro anual de la Sociedad Radiológica de Norte América se presentó una nueva aplicación para el iPhone que permite visualizar a distancia los resultados de los escáneres de enfermos de apendicitis. En las pruebas realizadas, se ha demostrado la exactitud de este sistema, derivada de la posibilidad de ver las imágenes tomadas con gran resolución. Este aplicación médica para iPhone se une a la larga lista de apps (7.000 según el New York Times) que están convirtiendo a este teléfono en una herramienta médica. Por Yaiza Martínez.Imagen: Diagnosispro.

La apendicitis aguda ya puede diagnosticarse a distancia, gracias al iPhone. En el encuentro anual de la Sociedad Radiológica de Norte América (RSNA), fue presentada la semana pasada una aplicación para este teléfono, que en pruebas realizadas ha demostrado resultados muy prometedores.

Según publica la RSNA en un comunicado, el iPhone puede ayudar a diagnosticar la apendicitis gracias a un programa informático especial que permite a los especialistas observar con una resolución total las imágenes tomadas al paciente con una tecnología de escaneo conocida como tomografía axial computerizada (TAC).

Normalmente, cuando alguien se presenta en un hospital con sospechas de padecer apendicitis, se le realiza el TAC. Las imágenes que esta prueba genera deben ser, sin embargo, interpretadas por un radiólogo que puede no encontrarse disponible en ese momento.

Gracias al iPhone, las imágenes del TAC pueden enviarse a cualquier parte, para un diagnóstico remoto que podría salvar la vida del enfermo.

Útil para urgencias

La tecnología ya ha sido probada en la Universidad de Virginia en Charlottesville. Veinticinco pacientes con dolor en la parte derecha del abdomen fueron examinados por cinco radiólogos a través de un iPhone, que contaba con el software OsirixMobile para la visualización de imágenes médicas.

Gracias a este programa, los escáneres realizados fueron visualizados con total resolución a través del teléfono, y los especialistas pudieron acercar la imagen y ajustar los contrastes y brillos de ésta para conocer mejor la situación de cada paciente.

Quince de los 25 enfermos analizados fueron correctamente diagnosticados así de apendicitis, y sólo se dio un caso de falso negativo. No hubo ningún falso positivo.

Además, se detectaron correctamente, en ocho de los 15 pacientes con apendicitis, depósitos calcificados dentro del apéndice (con una exactitud del 88%); signos de inflamación cerca del apéndice (96% de exactitud) y, en 10 de los 15 casos, se detectaron fluidos cerca del apéndice (94% de exactitud en los diagnósticos). Lee el resto de esta entrada »