Vacuna contra la adicción a la cocaína

8 10 2009

Una vacuna para tratar la dependencia a la cocaína logró ayudar a adictos a reducir a la mitad el uso de la droga.

Cocaína

La vacuna logró reducir a la mitad el uso de la droga en adictos.

Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, probaron la vacuna experimental con 55 adictos durante un ensayo clínico de 24 semanas.

Descubrieron que 38% de los participantes logró alcanzar los niveles adecuados de anticuerpos para dejar de experimentar la sensación de euforia que produce la droga.

Estudios previos llevados a cabo con animales y humanos han revelado que niveles altos de anticuerpos anticocaína en la sangre pueden evitar que los adictos experimenten esa sensación.

Pero en la nueva investigación -publicada en Archives of General Psychiatry(Archivos de Psiquiatría General)- los investigadores subrayan que quienes lograron con la vacuna el nivel alto de anticuerpos, sólo lo mantuvieron durante dos meses por lo que sería necesario repetir las inyecciones.

Estudio aleatorio

Los autores calculan que en Estados Unidos, donde fue llevado a cabo el estudio, unos 2,5 millones de personas son dependientes a la cocaína, pero sólo 809.000 reciben tratamiento.

Una de cada tres visitas a las salas de emergencia de hospitales que están relacionadas con drogas se atribuyen a la adicción a la cocaína, lo cual, dicen los expertos, tiene importantes efectos económicos y sociales.

En la investigación, se reclutó a 115 individuos dependientes a la cocaína y a opioides (como morfina o heroína) y se les seleccionó de forma aleatoria para recibir cinco inyecciones de la vacuna activa o cinco inyecciones de un tratamiento simulado durante 12 semanas.

La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que ésta no tenga efectos en el cerebro, el corazón o cualquier otro órgano. Éste es el primer ensayo controlado exitoso de una vacuna contra la cocaína

Dr. Thomas Kosten

La cocaína se elimina del cuerpo en unos tres días así que los médicos analizaron la metabolización de la cocaína en la orina de los adictos tres veces a la semana durante 24 semanas.

De los 55 individuos que completaron el ensayo, 21 (38%) lograron niveles de anticuerpos de 43 microgramos por mililitro o más.

Los que que obtuvieron ese nivel de anticuerpos tenían muestras de orina significativamente más limpias de cocaína (45%) entre las semanas nueve y 16 del estudio que aquellos con niveles más bajos de anticuerpos y los que recibieron los tratamientos placebo.

Tal como señalan los investigadores, la proporción de participantes que lograron reducir su uso de cocaína a la mitad fue significativamente mayor entre los que recibieron la vacuna activa (53%) comparado con el grupo del placebo (23%).

Los resultados mostraron que cerca de 40% de participantes logró niveles de anticuerpos de 20 microgramos por mililitro.

Y esto, dicen los científicos, es suficiente para combatir el uso de una a dos dosis de cocaína, lo cual debería ser suficiente para evitar una recaída en muchos pacientes.

“Mientras estos anticuerpos están en la sangre combatiendo a la cocaína, la droga no debería tener ningún efecto” afirma el doctor Thomas Kosten, del Colegio de Medicina de Baylor, y quien inició el estudio cuando estaba en Yae.

“Los anticuerpos no destruyen sino neutralizan a la cocaína y la hacen vulnerable a una enzima de colinesterasa que después la descompone”.

“La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que ésta no tenga efectos en el cerebro, el corazón o cualquier otro órgano” afirma el científico.

“Éste es el primer ensayo controlado exitoso de una vacuna contra la cocaína”, agrega.

Dos años de tratamiento

Los científicos afirman que los efectos adversos asociados con la vacuna fueron de leves a moderados.

Vacuna

La vacuna actúa “envolviendo” a la cocaína para que no tenga efectos en el cerebro.

El síntoma del que se quejaron con más frecuencia los participantes fue endurecimiento y dolor en el sitio de la inyección.

“Es probable que el tratamiento óptimo requiera inyecciones repetidas para mantener un nivel apropiado de anticuerpos” afirman los autores.

“Además, se necesitarán esfuerzos para retener a los individuos durante la primera serie de inyecciones ya que los niveles de anticuerpos aumentan lentamente durante los primeros tres meses”.

“Para alentar la abstinencia entre los pacientes se necesitarán otros tratamientos durante este período inicial”.

Según los investigadores, los efectos de los niveles altos de anticuerpos comenzaron a verse hasta la octava semana de la prueba.

Por eso creen que, tomando en cuenta que en promedio, un paciente llega al tratamiento después de seis a ocho años de abuso de la droga, quizás se necesitarán unos dos años de vacunas.

“El objetivo para el desarrollo de futuras vacunas será aumentar la proporción de sujetos que puedan lograr estos niveles ideales de anticuerpos” dicen los investigadores.

“Y extender estos períodos de abstinencia para mantener durante períodos largos los niveles adecuados de anticuerpos”.

“A medida que vamos logrando estos objetivos -concluyen los autores- esperamos poder confirmar estos resultados prometedores en una población más amplia de adictos a la cocaína”.

Fuente: BBC. Vacuna contra la adicción a la cocaína





Hallazgo que acerca a la vacuna del VIH

4 09 2009

Científicos descubrieron dos poderosos anticuerpos capaces de neutralizar al VIH, el virus que causa el SIDA.

VIH

Los anticuerpos revelan el “talón de Aquiles” en la defensa del VIH.

El hallazgo, afirman los investigadores, revela un potencial “talón de Aquiles” en la estrategia de defensa del virus.

Y nos acerca cada vez más al desarrollo de una vacuna contra la infección que causa alrededor de dos millones de muertes cada año en el mundo.

La investigación -publicada en la revista Science- fue llevada a cabo por científicos de la Iniciativa Internacional de Vacunas del SIDA (IAVI, por sus siglas en inglés), el Instituto Scripps de Investigación, y las compañías de biotecnología Theracione Sciences y Monogram Biosciences, en Estados Unidos.

Los dos anticuerpos son los primeros de este tipo que han sido identificados en más de una década y los primeros que son aislados de pacientes donantes de países en desarrollo.

Los anticuerpos fueron identificados después de analizar cerca de 1.800 muestras de voluntarios VIH positivos de clínicas de siete países de África subsahariana, Tailandia, Australia, Reino Unido y Estados Unidos.

Más cerca de la vacuna

Se trata de anticuerpos capaces de atacar un punto vulnerable del virus que es común en varias cepas del patógeno.

Los científicos intentarán ahora explotar esta vulnerabilidad para desarrollar una vacuna contra el SIDA.

Hasta ahora ha sido imposible desarrollar una vacuna efectiva contra la enfermedad. Pero el nuevo descubrimiento ofrece un potencial enfoque nuevo para destruir las defensas que el VIH utiliza contra el sistema inmune.

Ahora contamos con un blanco nuevo y potencialmente más efectivo en el VIH para enfocar nuestros esfuerzos en el diseño de dicha vacuna

Dr. Wayne Koff

Los científicos creen que es posible descubrir más anticuerpos de este tipo, llamados “bNAbs”, lo cual a su vez podría conducir al descubrimiento de otras vulnerabilidades del VIH.

“El hallazgo en sí mismo es un avance extraordinario hacia la meta de producir una vacuna efectiva contra el SIDA” afirma Wayne Koff, de IAVI.

“Porque ahora contamos con un blanco nuevo y potencialmente más efectivo en el VIH para enfocar nuestros esfuerzos en el diseño de dicha vacuna.

“Y tras haber identificado a este blanco pensamos que podemos encontrar más puntos de ataque, lo cual debería acelerar aún más los esfuerzos globales el desarrollo de la vacuna del SIDA”, expresa el investigador.

Los bNAbs (anticuerpos ampliamente neutralizantes) son producidos por una minoría de pacientes de VIH.

Se diferencian de otros anticuerpos del virus porque éstos son capaces de neutralizar a un alto porcentaje de las cepas de VIH que actualmente circulan en el mundo.

Los científicos creen que para que una vacuna pueda prevenir la infección del VIH necesita “enseñar” al organismo a producir estos poderosos anticuerpos antes de que ocurra la exposición al virus.

Los experimentos con animales revelan que en teoría una vacuna de este tipo puede funcionar.

Antes de descubrir los nuevos bNAbs sólo se conocían cuatro anticuerpos del VIH que se pensaba también podían ser ampliamente neutralizantes.

Sin embargo, los cuatro funcionaban adhiriéndose a una zona del VIH que ha demostrado ser muy difícil de explotar con las vacunas.

Blanco accesible

Los dos nuevos bNAbs son potencialmente mucho más útiles porque se adhieren a zonas del virus que los científicos creen son más accesibles.

VIH

Hasta ahora ha sido imposible desarrollar una vacuna efectiva contra el virus.

En teoría esto debería facilitar la producción de una vacuna que pueda estimular al organismo a producir estos anticuerpos clave.

Y debido a que los bNAbs son muy poderosos, éstos no tendrían que ser producidos en cantidades muy grandes para ofrecer protección.

Tal como señala otro de los científicos involucrados en el hallazgo, el profesor Dennis Burton, del Instituto Scripps de Investigación, “ahora tenemos una mejor posibilidad de diseñar una vacuna capaz de provocar la producción de anticuerpos ampliamente neutralizantes, lo cual creemos que es la clave para el desarrollo exitoso de una vacuna”.

Los dos nuevos anticuerpos atacan una de las proteínas encargadas de formar las “púas” con las cuales el VIH infecta a las células.

Estas proteínas son sumamente variables y por lo tanto es muy difícil para el sistema inmune atacarlas.

Pero nos nuevos anticuerpos atacan un área de la proteína que no cambia.

“La identificación de anticuerpos que actúan contra una amplia variedad de cepas de VIH será vital para el desarrollo de una vacuna efectiva”, afirma Keith Alcorn, jefe de información de VIH de la organización NAM, Aidsmap.

“Pero necesitamos recordar que ésta es una etapa muy temprana de la investigación. Y cualquier vacuna de VIH será un esfuerzo a largo plazo”.

Fuente: BBC. Hallazgo que acerca a la vacuna del VIH