¿Qué pasa si la temperatura sube 4ºC más?

2 10 2009
Chimeneas en Alemania

Si no se recortan las emisiones, la temperatura puede subir más y antes de lo esperado.

Dramáticas proyecciones sobre el calentamiento global presentadas por un panel de científicos durante una conferencia en la Universidad de Oxford, Inglaterra, despiertan temores por las severas consecuencias que esto podría tener para América Latina y en particular para el Amazonas.

Los resultados obtenidos por la Oficina Meteorológica Británica gracias a nuevos modelos para generar predicciones parecen apuntar a un devastadora elevación de 4ºC en las temperaturas globales, que tendría lugar mucho antes de lo esperado. Tanto antes, que incluso muchas personas serían testigos de esos cambios a lo largo de su vida.

El Doctor Richar Betts, del Centro Hadley, le dijo a BBC Mundo que la evidencia muestra que en un escenario con emisiones de carbono altas “la temperatura aumentará probablemente 4ºC para mediados de 2070. Pero un posible -y más grave- escenario es que este incremento tenga lugar en 2060”.

Desde finales de la década de los ’90, las emisiones de gases con efecto invernadero han crecido de forma muy similar a los escenarios más extremos proyectados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

El modelo del Centro Hadley es el primero que combina un escenario de emisiones altas con lo que se conoce como el ciclo del carbono, que es la forma en que el dióxido de carbono es absorbido o no por los bosques y los océanos.

Según Betts, el modelo del Centro Hadley muestra grandes variaciones en el aumento de la temperatura y en el patrón de precipitaciones en algunas partes del mundo. Un aumento global de 4ºC podría significar temperaturas más altas en algunas zonas en tierra, ya que los suelos se calientan más rápido que los océanos.

La más caliente, la Amazonia

El modelo indica que la Amazonia será la región que más se calentará en América Latina. Es posible que allí la temperatura suba entre 8ºC y 10ºC, lo cual daría como resultado la destrucción de la selva tropical.

Amazonia

Según el modelo del Centro Hadley, la Amazonia es uno de los lugares que se calentará más.

Otros científicos en la conferencia de Oxford creen que un aumento global de la temperatura no se traduciría en temperaturas tan altas en el Amazonas, pero de todos modos significaría un incremento de al menos 5ºC.

El Doctor José Marengo, un científico peruano que trabaja en el Instituto Nacional de Investigación Espacial en Brasil, le dijo a la BBC “que esta clase de aumento es aún peor de que cualquiera de los escenarios extremos del IPCC”.

En su informe de 2007, el IPCC dijo que el rango más alto sería de 4ºC para fines de siglo si los gases con efecto invernadero continúan aumentando, aunque no descartó incrementos más marcados.

El IPCC recomienda que el aumento de las temperaturas no debe superar los 2ºC si se quiere evitar un cambio climático potencialmente catastrófico.

De acuerdo a una proyección del Centro Hadley utilizada por Marengo, si las emisiones siguen siendo altas, el noreste de Brasil sufriría un aumento de 3,3ºC. El experto señala que un aumento de 4ºC sería aún más grave para “la región más vulnerable al cambio climático en Brasil, y una de las más vulnerables en América del Sur”.

De presentarse un escenario con 3,3ºC más:

  • Para 2100 las precipitaciones se reducirían en un 40-60%
  • La duración de las períodos secos aumentaría de 12 a 30 días, aumentando el riesgo de sequías en el futuro
  • Las zonas de tierra no aptas para la producción de alimentos básicos como el arroz, el maíz y las cosechas de agroindustriales como la soja aumentarían considerablemente

Una de las principales preocupaciones de Marengo es la amenaza que representa para el suministro energético en un país en el que la mayor parte de la energía es hidroeléctrica. Él usa el ejemplo de la cuenca hidrográfica de Sao Francisco, que -según las proyecciones- experimentará una reducción del 25% en su flujo para 2100.

Esta caída tendrá un impacto serio en la generación de energía hidroeléctrica en la región.

Marengo dice además que la densidad de población es mucho más alta en el noreste de Brasil que en el resto del Amazonas, por eso miles de pequeños agricultores que dependen de sus cosechas para vivir se verán forzados a emigrar en busca de trabajo.

“Se puede evitar”

Algunos científicos cuestionan cuán confiables son las proyecciones del modelo del Centro Hadley que indican una severa reducción en las precipitaciones en el Amazonas. Sin embargo, Marengo dice que con otros modelos, “hay un 50% más de chance de que se produzca un aumento global de 3,3ºC en la temperatura si para 2100 las emisiones se mantienen altas”.

Mapa. Cortesía: Oficina Meteorológica Británica

El Centro Hadley elaboró una serie de mapas (Google) donde se pueden ver las zonas en riesgo.

En cuanto a lo que le espera a América Central parece haber más consenso. “Habrá una caída de al menos un 20% en las precipitaciones si la temperatura sube 4ºC”, dice Betts. Dice además que algunas partes de América del Sur, como por ejemplo Argentina, pueden ver un incremento de las lluvias.

Los científicos en la conferencia de Oxford también mostraron proyecciones sobre el aumento del nivel de los mares con un incremento de 4ºC, que tendría consecuencias muy serias para las zonas bajas de América Latina y el Caribe.

El profesor Stefan Rahmstorf, del Instituto Potsdam, en Alemania, dice que un calentamiento de esta magnitud podría elevar el nivel del mar entre 1 metro y 1,3 metros para 2100, comparado con los niveles de 1990.

Los lugares que corren más riego son las Guyanas, Belice, Jamaica y Guayaquil. La península de Yucatán en México también es vulnerable. E incluso, si se toman en cuenta las proyecciones del IPCC, que son mucho más conservadoras, estos lugares también se muestran vulnerables.

Los científicos dicen que es posible prepararse para el aumento del nivel mar ya que se producirá lentamente. Pero es la combinación de las marejadas, el aumento de la intensidad de los huracanes debido al incremento en la temperatura de los océanos y el aumento del nivel del mar lo que puede traer problemas más inmediatos.

Muchos en la conferencia pusieron el énfasis en que el futuro no tiene por qué ser nefasto. “Si recortamos pronto y en gran medida las emisiones de gases con efecto invernadero”, le dijo Betts a la BBC, “estamos a tiempo de evitar las peores consecuencias”.

Fuente: BBC. ¿Qué pasa si la temperatura sube 4ºC más?





Deforestación: “todo está interconectado”

5 08 2009
Ed Miliband en Brasil

Ed Miliband considera que países como el Reino Unido deben hacer más para reducir sus emisiones.

En las profundidades de la frontera sur de la selva amazónica, el Parque Indígena Xingu pareciera estar aislado de los problemas del mundo.

Sin embargo, los líderes tribales de esta región recibieron de buena gana a un ministro británico que desempeñará un rol crucial en la cumbre sobre cambio climático en Copenhague, que se llevará a cabo en diciembre de este año.

Y aunque el Amazonas está a miles de kilómetros de las oficinas del ministro de Energía y Cambio Climático del Reino Unido, Ed Miliband, los problemas que afectan a la selva más grande del mundo tienen una repercusión mucho más amplia.

En Brasil, la deforestación genera más de la mitad de las emisiones de carbono, y 20% de las emisiones mundiales, a las que se les atribuye el calentamiento del planeta.

“Esto es más que todo el sector de transporte en todo el mundo”, le dijo Miliband a la BBC. “Por eso es crucial que lleguemos a un acuerdo en Copenhague que incluya límites al ritmo de la deforestación”.

“Pero tenemos que hacerlo de forma tal que ayude a la gente que vive en los bosques, la gente a la que estuve visitando, para que tengan interés en participar en el proceso”.

“Si no involucramos a los bosques en Copenhague, sería parecido a lo que sucedió con el protocolo de Kioto, que no fue ratificado por Estados Unidos”.

Proyectos positivos

El Parque Indígena Xingu ha sido territorio protegido desde hace 50 años. Allí viven unos 15 grupos que hablan una variedad de idiomas.

Al principio había mucha resistencia y prejuicios tanto en el lado de ellos como entre nosotros, porque las ONG tienen el estigma de que siempre están tratando de restarle importancia al trabajo de los ganaderos

Rodrigo Junqueira, Y Ikatu Xingu

Las comunidades que viven en el parque están preocupadas. Temen el impacto que puedan causar los planes del gobierno para construir plantas hidroeléctricas a lo largo y cerca del río, mientras continúa la tala ilegal que los va empujando hacia una zona cada vez más pequeña.

También dicen que el cambio climático les ha causado parte de sus problemas.

Las lluvias no caen con la misma frecuencia, lo cual hace que se sequen las semillas que son fundamentales para la cosecha. Los ríos de la zona no aumentan y reducen su caudal como antes.

Otros problemas pueden verse claramente desde el aire: el humo que sale de los fogatas son otro signo de destrucción.

Sin embargo en otro rincón de Xingu, campesinos y comunidades locales trabajan para restaurar las partes de la selva perdida.

“Y Ikatu Xingu”, que significa “aguas buenas y claras de Xingu” es una iniciativa del Instituto Socioambiental (una ONG brasileña) que comenzó a funcionar en 2004.

Amazonas brasileño

Las fogatas muestran como se están destruyendo grandes sectores de la selva.

Actualmente trabajan en 50 proyectos que incluyen la restauración de los bosques y el establecimiento de una red de provisión de semillas en la que participan cinco comunidades indígenas del Parque Xingu.

En 2007 recolectaron un total de siete toneladas de semillas que generaron un ingreso de más de US$17.000 para la gente que hizo la recolección.

Rodrigo Junqueira, de Y Ikatu Xingu, dice que inicialmente había mucha desconfianza entre los campesinos y la ONG, pero que gradualmente fue desapareciendo.

“Al principio había mucha resistencia y prejuicios tanto en el lado de ellos como entre nosotros, porque las organizaciones no gubernamentales tienen el estigma de que siempre están tratando de restarle importancia al trabajo de los ganaderos”, dice.

“Y la única manera de superar esta desconfianza fue a través de nuestro propio trabajo, mostrándoles que estamos aquí para buscar soluciones juntos”.

Responsabilidad

Ed Miliband visita una tribu en Xingu

Las comunidades de Xingu recibieron de buen grado la visita de Ed Miliband.

Proyectos como éste son los que pueden ofrecer respuestas a los políticos que se reunirán en Copenhague sobre el problema de la deforestación.

Cuando se trata de reducir emisiones, Ed Miliband acepta que los países ricos deben asumir ciertas responsabilidades.

“Nosotros hemos generado estas emisiones durante aproximadamente los últimos 150 años, cuando estuvimos desarrollándonos como país junto a otras naciones”.

“Aceptamos nuestras responsabilidades mostrando que reduciremos nuestras emisiones mucho más rápidamente que otros países y naciones en desarrollo en las que hay mucha pobreza”.

“También tenemos que encontrar formas para financiar algunos de estos cambios que deben ocurrir en los países en desarrollo, como manejar los bosques de una manera más sustentable”.

“Todo está interconectado”

Miliband cree que se llegará a un acuerdo en Copenhague pero también es realista.

La verdad es que cuando llegas aquí te das cuenta todo está interconectado

Ed Miliband, ministro de Clima y Energía

“La verdad es que cuando llegas aquí te das cuenta de que todo está interconectado”.

“A menos que podamos encontrar una forma para ayudar a la gente de aquí a mejorar su estándar de vida que no implique cortar los bosques, nunca vamos a llegar a la clase de acuerdo sobre cambio climático que necesitamos”.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, también expresó su confianza en la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Pero si tomamos en cuenta lo ocurrido en el pasado, seguramente el proceso de negociación será extenso y detallado y culminará con una frenética ronda de discusiones que se prolongará hasta altas horas de la madrugada.

Fuente: BBC. Deforestación: “todo está interconectado”