El sedentarismo es ya el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo

22 11 2010

Nuevas recomendaciones de la OMS sobre actividad física. Entre 5 y 17 años hay que realizar 60 minutos de actividad física diaria. Entre 18 y 64 años, al menos 150 minutos semanales de actividad.

El sedentarismo es ya el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo  (Imagen: ARCHIVO)

El sedentarismo está aumentando en todo el mundo y es ya el cuarto factor de riesgo de mortalidad global, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para combatir esta situación la organización ha desarrolladonuevas recomendaciones sobre actividad física para mejorar la salud y que todos los grupos de edad sepan cuánto ejercicio necesitan hacer.

Para los niños y los jóvenes entre 5 y 17 años, la actividad física recomendada por la OMS incluye juegos, deportes, transporte, tareas, actividades de recreo, educación física o ejercicios planificados a realizar en elentorno familiar, en la escuela y con el resto de la comunidad. Deben realizar “al menos 60 minutos de media a intensa actividad física diaria”.
Lee el resto de esta entrada »





Té y café para prevenir la diabetes

15 12 2009

Las personas que beben té o café tienen menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, revela un amplio estudio científico.

Bebiendo caféLa mayor reducción de riesgo se vio entre quienes tomaban café descafeinado.

La protección contra la enfermedad, dicen los investigadores de la Universidad de Sidney, Australia, no se debe a la cafeína ya que los consumidores de café descafeinado fueron quienes mostraron el menor riesgo.

La investigación –publicada en Archives of Internal Medicine (Archivos de Medicina Interna)- analizó 18 estudios separados en los que participaron cerca de 500.000 personas.

Los resultados mostraron que la gente que bebía tres o cuatro tasas de café o té al día reducía en 20% o más su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La misma cantidad de café descafeinado tuvo un mayor efecto, reduciendo el riesgo en 30% o más.

Si se comprueba que este efecto es real, dicen los investigadores,pronto se podrá empezar a recomendar a las personas en riesgo de diabetes que aumenten su consumo de té y café e incrementen sus niveles de actividad física.

Vínculo

La diabetes tipo 2 a menudo comienza después de los 40 años y se desarrolla cuando el organismo no puede producir suficiente insulina o cuando la insulina que produce no funciona adecuadamente. Lee el resto de esta entrada »





La obesidad durante la adolescencia duplica el riesgo de esclerosis múltiple

9 11 2009

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) –

Las chicas adolescentes que están obesas podrían ser el doble de propensas a desarrollar esclerosis múltiple de adultas, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista ‘Neurology’.

foto

Foto: EP

En la investigación participaron 238.371 mujeres del Estudio de Salud de las enfermeras y su segunda fase que tenían entre 25 y 55 años. Las mujeres respondieron a un cuestionario sobre su salud e información médica cada dos años. Durante el transcurso de 40 años, 593 de ellas desarrollaron esclerosis múltiple.

Las participantes informaron sobre su peso y talla a la edad de 18 años y los científicos calcularon entonces su índice de masa corporal (IMC). Se pidió a las mujeres que eligieran una de nueve siluetas corporales, que iban desde muy delgada a extremadamente obesa, para describir su tamaño corporal a los 5, 10 y 20 años.

El estudio descubrió que las mujeres que tenían un IMC de 30 o más a los 18 años tenían más del doble de riesgo de desarrollar esclerosis múltiple en comparación con aquellas con un IMC entre 18,5 y 20,9. Una mujer con un IMC de 25 a 29,9  se consideraba que tenía sobrepeso mientras que una mujer se consideraba obesa cuando tenía un IMC de 30 o más. El riesgo de enfermedad entre las mujeres que tenían sobrepeso pero no obesidad a los 18 años era ligeramente superior. Los resultados fueron los mismos después de tener en cuenta el estatus de tabaquismo y el nivel de actividad física.

Las mujeres que tenían un mayor tamaño corporal a los 20 años de edad, representado por el uso de las siluetas en el estudio, también tenían el doble de riesgo de esclerosis múltiple en comparación con las mujeres que decían tener un tamaño corporal más delgado. Un cuerpo grande a los 5 y 10 años no se asociaba con el riesgo de esclerosis múltiple.

Según explica Kassandra Munger, responsable del estudio, “nuestros resultados sugieren que el peso durante la adolescencia, en vez de en la infancia o la vida adulta, es crítico para determinar el riesgo de esclerosis múltiple. Enseñar y practicar la prevención de la obesidad desde el principio, pero sobre todo en los años adolescentes, podría ser un importante paso para reducir el riesgo de esclerosis múltiple en la vida posterior de las mujeres”.

La investigadora considera que existen dos posibles explicaciones sobre por qué la obesidad podría afectar al riesgo de esclerosis múltiple. Se cree que los niveles más elevados de vitamina D en el organismo podrían reducir el riesgo de enfermedad. Las personas que están obesas tienden a tener menos niveles de vitamina D en comparación con las personas que no tienen este peso excesivo. Además, el tejido graso produce sustancias que afectan al sistema inmune y se piensa que ciertos tipos de actividades celulares asociadas a la esclerosis múltiple.

Fuente: EuropaPress. La obesidad durante la adolescencia duplica el riesgo de esclerosis múltiple