Aconsejan no dar analgésico tras vacunas

17 10 2009

El acetaminofeno (paracetamol) que se da a los bebés tras una vacuna podría reducir la efectividad de la inmunización, afirma una nueva investigación.

Vacuna

El estudio encontró una menor respuesta protectora de la vacuna en niños que recibieron acetaminofeno.

Por lo general se recomienda que después de vacunar a un bebé se le dé acetaminofeno para prevenir la fiebre.

La nueva investigación -llevada a cabo con 450 bebés recién vacunados- encontró que la dosis de acetaminofeno durante las 24 horas después de la vacuna sí redujo la fiebre.

Pero también se descubrió una respuesta significativamente más baja de la vacuna entre los niños que recibieron el analgésico, afirman los autores en la revista The Lancet.

La profesora Roman Prymula, quien dirigió el estudio en la Facultad Militar de Ciencias de Salud de la Universidad de la Defensa en la República Checa, explica que el acetaminofeno se suministra en ocasiones de forma profiláctica para disipar los temores de los padres de que el niño desarrolle una fiebre alta tras una vacuna.

Pero en el estudio, que incluyó a niños que estaban recibiendo las inmunizaciones de rutina y las vacunas de refuerzo, se encontró que la práctica podría de hecho causar más daños que beneficios.

La mitad de los bebés en el estudio, que estaban siendo vacunados contra la enfermedad neumocócica, la HIB (Haemophilus influenzae tipo B), difteria, tétanos, tosferina, hepatitis B, polio y rotavirus, recibieron tres dosis de acetaminofeno cada seis a ocho horas durante las 24 horas tras la vacunación.

La otra mitad no recibió el analgésico.

Interferencia

La administración profiláctica del acetaminofeno durante la vacunación ya no debería recomendarse de forma rutinaria sin analizar cuidadosamente los beneficios y los riesgos

Prof. Roman Prymula

Los científicos encontraron que 42% de los niños del grupo del acetaminofeno terminaron con una temperatura de más de 38 grados C después de las vacunas iniciales, mientras que 66% de los niños en el otro grupo desarrollaron fiebre.

Pero cuando los investigadores analizaron la respuesta de la vacuna descubrieron menores niveles de anticuerpos en los niños que habían recibido el analgésico, lo que sugería que la inmunidad resultante de la inmunización no era tan buena.

Ésta es la primera vez que logra demostrarse este efecto y los científicos afirman que una explicación podría ser que el acetaminofeno interfiere con la respuesta de las células inmunes a la vacuna.

“La importancia clínica de estos resultados inmunológicos es desconocida y necesitamos investigarlo más a fondo” afirma la profesora Prymula.

“Sin embargo, la administración profiláctica del acetaminofeno durante la vacunación ya no debería recomendarse de forma rutinaria sin analizar cuidadosamente los beneficios y los riesgos” agrega.

Tal como señala el doctor David Elliman, experto en inmunización infantil del Hospital Great Ormond Street en Londres, no se sabe qué tan común es la práctica de dar acetaminofeno tras la vacunación pero su consejo es que este medicamento es innecesario.

Medicinas

Muchas veces se da analgésico al niño para evitar el desarrollo de fiebre tras la vacuna.

“Mi consejo sería que si el niño desarrolla una fiebre, no siempre hay que asumir que ésta se debe a la vacuna” afirma el experto.

“Pero si el niño no muestra otros síntomas quizás no tiene nada malo y hay que preguntarse si realmente es necesaria la medicina para bajar esa fiebre”.

“Dar acetaminofeno antes o después de una vacuna no es una práctica que deba alentarse porque, primero, tiene pocos beneficios y, segundo, este estudio preliminar sugiere que podría causar daño”.

Los expertos afirman que es necesario llevar a cabo más investigaciones para conocer el efecto que podría tener la reducción en la respuesta protectora de la vacuna.

Fuente: BBC. Aconsejan no dar analgésico tras vacunas





Analgésicos, adictivos a los tres días

4 09 2009

Algunas medicinas para aliviar el dolor que se venden sin receta médica pueden causar adicción en sólo tres días, advierte un nuevo informe.

Medicinas

Los fármacos con codeína pueden causar adicción después de tres días.

La Agencia Regulatoria de Medicinas y Cuidados de Salud del Reino Unido (MHRA), que asesora al gobierno británico, publicó nuevas regulaciones para los fármacos que contienen codeína y dehidrocodeína.

El objetivo, dice, es minimizar el riesgo de uso excesivo y adicción.

Los paquetes de estas medicinas deberán ahora llevar advertencias más firmes sobre el riesgo de dependencia.

En el Reino Unido se venden aproximadamente 27 millones de paquetes de analgésicos que contienen codeína cada año.

Según la MHRA las cifras muestran que unas 30.000 personas en este país se han vuelto adictas a estas medicinas, aunque este número, dice, podría ser sólo “la punta del iceberg”.

La codeína es un opioide que se usa para aliviar el dolor moderado o severo en trastornos como migraña, dolor dental, menstrual o de espalda.

Y a menudo se vende combinado con otros analgésicos más seguros como el paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno.

Estos productos pueden ser adictivos y por eso estamos tomando medidas para evitar este riesgo

Dra. June Raine

La MHRA afirma que ahora estos fármacos se venderán con advertencias más prominentes sobre su riesgo de adicción tanto en el empaquetado como en el folleto interior.

Y se debe advertir a los consumidores que no tomen el fármaco por más de tres días seguidos.

Los paquetes también incluirán la advertencia de que el fármaco sólo debe usarse cuando no se logra aliviar el dolor con otros analgésicos como el acetaminofeno o ibuprofeno.

También se retirarán del empaquetado las sugerencias de usar las medicinas para aliviar catarro, gripe, tos y garganta irritada, así como referencias a trastornos con dolor leve.

Los paquetes grandes de codeína efervescente ahora sólo podrán ser vendidos con receta médica.

Información clara

Según la doctora June Raine, directora de Vigilancia y Control de Riesgo de la MHRA, afirma que tomados en la forma correcta y para el propósito correcto, los fármacos de codeína y dehidrocodeína, son muy efectivos y acetablemente seguros.

Píldoras

Los fármacos llevarán ahora advertencias prominentes sobre su riesgo de adicción.

“Sin embargo -agrega- estos productos pueden ser adictivos y por eso estamos tomando medidas para evitar este riesgo”.

La funcionaria agrega que es importante asegurar que las personas tengan información clara sobre cómo deben usarse los fármacos y cómo se puede minimizar el riesgo de adicción.

“Quien esté preocupado sobre estos fármacos deben hablar con el farmacéutico o un médico”.

Por su parte, la Asociación de Medicamentos de Marca Registrada de Gran Bretaña (PAGB) que representa a los fabricantes de fármacos de venta sin receta, expresó su apoyo a las nuevas medidas.

“Las compañías de la Asociación ya tomaron medidas de forma voluntaria para restringir el tamaño de los paquetes a 32 tabletas” afirma Sheila Kelly, directora ejecutiva de PAGB.

“Y desde 2005 se han agregado las advertencias a los paquetes”.

“Las nuevas etiquetas con advertencias más prominentes sobre el riesgo de adicción, que serán colocadas al frente del paquete, y para limitar las indicaciones a dolor moderado que no responda al paracetamol, ibuprofeno o aspirina, serán introducidas lo más pronto posible”, señala la funcionaria.

Y agrega que “la vasta mayoría de personas utiliza de forma correcta los fármacos que contienen codeína y por lo tanto no deben preocuparse por la posibilidad de estar causando daños a su salud”.

Fuente: BBC. Analgésicos, adictivos a los tres días