Carne roja, ¿comer o no comer? aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto

15 02 2010

En el Reino Unido se ha desatado una disputa entre la industria británica de la carne y especialistas en cáncer por las aseveraciones de estos últimos de que la carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

El Fondo Mundial de Investigación de Cáncer (WCRF) afirma que hay evidencia “convincente” de que la carne roja y la procesada aumentan el riesgo de la enfermedad y desde 2007 -cuando se publicó un extenso informe sobre el estilo de vida y el cáncer- ha instado al público a limitar su consumo de carne y embutidos.

Tocino

Los productores de carne -reunidos en la organización English Beef and Lamb Executive, Eblex, (Ejecutivo Inglés de Carne de Res y Cordero), expresan que estas conclusiones están “erradas” y están considerando “tomar medidas” al respecto.

Eblex afirma en un comunicado que varios “científicos independientes han cuestionado la convicción con la cual el estudio estableció un vínculo entre la carne roja y el cáncer”.

El WCRF reconoció una lista de “errores menores” en el informe -algunos relacionados al vínculo entre carne y roja y cáncer- pero expresa que no tiene intención de alterar las conclusiones en base a una revisión de la literatura científica llevada a cabo por un panel de expertos.

Las recomendaciones de dicho informe señalan que la gente sólo debe consumir carne roja en cantidades moderadas, y el salami y el jamón deben siempre evitarse.

La reciente disputa entre el Eblex y el WCRF se desató por el hecho de que el Comité de Asesoría Científica sobre Nutrición del gobierno británico citó el informe del WCRF en sus conclusiones en borrador sobre el impacto de reducir la carne roja en los niveles de hierro de la población del país.

Pero tal como argumenta Eblex, el informe del WCRF no debe utilizarse como “punto de referencia” para estas conclusiones.

Divisiones

CarneLos productores de carne afirman que el informe que vincula a la carne y el cáncer está errado.

Eblex menciona en su comunicado al profesor Stewart Truswell de la Universidad de Sydney, Australia, que en una carta enviada el año pasado a American Journal of Clinical Nutrition (Revista Estadounidense de Nutrición Clínica) cuestionó que varios estudios extensos que no habían encontrado una asociación entre la carne y el cáncer, habían sido descartados por el panel de la publicación.

El científico asimismo señaló errores en los datos presentados en el informe del WCRF.

En respuesta, el WCRF explicó que una serie de estudios sobre la carne habían sido omitidos porque éstos no informaban sobre la carne roja en específico.

Pero aceptó que sí había algunos errores en los datos presentados. Esto, sin embargo, “no cambia el panorama general”, subrayó el WCRF.

No obstante, otro informe extenso sobre la relación entre dieta y cáncer publicado en la misma revista científica el año pasado sorprendió a muchos en la comunidad científica.

La investigación llevada a cabo en Oxford, Reino Unido, siguió a 65.000 personas durante los 1990 y encontró que los vegetarianos, en lugar de resultar protegidos contra el cáncer de colon y recto –como se esperaba- mostraron una mayor incidencia de la enfermedad.

Estos resultados contradecían un estudio anterior de los mismos investigadores, que revelaba que un alto consumo de carne roja y procesada –más de dos chuletas de puerco cada día- estaba asociado a un riesgo 35% más alto de desarrollar cáncer de colon y recto, comparado con quienes rara vez comían el producto.

“Nuestros resultados fueron una sorpresa. Al nivel más simple si la carne causa cáncer colorectal esperaríamos ver una tasa menor en los vegetarianos, y no la vimos” afirma el profesor Tim Key, quien dirigió el estudio de Oxford.

“Definitivamente es un área delicada. Es un enigma y nadie sabe la verdad”.

“Tenemos una evidencia más clara sobre la relación entre la obesidad y el cáncer, o el alcohol y el cáncer, porque es relativamente fácil medir estos factores”.

“Pero entender el papel específico exacto que juegan los alimentos es mucho más difícil de cuantificar” expresa el investigador.

Moderada

El WCRF cree que los resultados del estudio de Oxford sobre los vegetarianos podrían explicarse por el azar.

Carne rojaEl estudio ha despertado críticas y controversias por sus conclusiones frente a la carne.

Los vegetarianos, dice el Fondo, quizás consumen menos productos lácteos “y nuestro informe encontró que la leche podría reducir el riesgo de cáncer de colon y recto”.

“…Desde que se publicó nuestro informe no ha habido hasta ahora ningún estudio publicado que muestre evidencia convincente que ponga en duda nuestra conclusión de que la carne roja y la procesada aumentan el riesgo de cáncer de colon y recto”, afirma el profesor Martin Wiseman, del WCRF.

“Es fácil que cualquier persona encuentre un estudio individual que apoye casi cualquier punto de vista. Pero si analizamos las investigaciones, la evidencia que asocia a la carne roja y procesada con el cáncer colorectal es abrumadora” expresa el científico.

Tal como expresa el profesor Wiseman, el Fondo no aboga por una dieta vegetariana o una total abstención de carne roja.

Sus recomendaciones señalan que la gente debe mantener un límite de 500 gramos a la semana –el equivalente de una porción normal de res cinco días a la semana o una chuleta de puerco siete días a la semana.

Fuente: BBC.  Carne roja, ¿comer o no comer?


Acciones

Information

One response

23 07 2010
Luis Alberto Chandek Alvarez

Durante mis dos semestres de estudio de farmacologia,y lecturas posteriores,me acostumbre a la contradicciones de criterios de invbestigaciones muy serias y profecionales.Esto se debe a muchos factores.




A %d blogueros les gusta esto: