Fabricantes de refrescos niegan la relación con el cáncer de páncreas

10 02 2010

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) – La Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (ANFABRA) ha manifestado que no se puede relacionar el cáncer de páncreas con la ingesta de refrescos azucarados ya que el número de casos de cáncer observados es extremadamente  pequeño como para poder extraer conclusiones.

ANFABRA respondía así ante el “alarmismo” generado tras los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), con los datos de más de 60.000 ciudadanos de Singapur, que indica que las personas que beben dos o más refrescos azucarados a la semana tienen un 87 por ciento más probabilidades de desarrollar un cáncer de páncreas.

Recordó, en esta línea, que de 60.043 personas que participaron en el estudio, sólo se detectaron un 0,23% de casos de cáncer de páncreas (en total 140).

En este sentido, ANFABRA incidió en que las conclusiones de este estudio “han sido cuestionadas por centros de referencia en la investigación y tratamiento del cáncer” y recordó que, por ejemplo, el Centro de Oncología de la Universidad de Yale (Estados Unidos) señaló que estas conclusiones están basadas en “un número relativamente pequeño de casos de cáncer” y que el estudio “no deja claro si la relación es casual o permanente”.

Incluso los propios investigadores que han elaborado el informe de la Universidad de Minnesota, subrayó ANFABRA, señalan “textualmente en el estudio que el desarrollo del cáncer también podría estar relacionado con otros hábitos poco saludables”.

Por lo tanto, la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas defendió que no se puede establecer una relación causa-efecto, puesto que el estudio tiene un carácter estadístico y observacional. “Sus conclusiones se han elaborado a partir del análisis de lo declarado en cuestionarios, por tanto sugiere asociaciones pero no se puede establecer una relación”, argumentó.

En la misma línea, la asociación defendió que otras investigaciones anteriores no han encontrado relación significativa entre el consumo de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer e hizo hincapié además en que el riesgo a desarrollar esta enfermedad multifactorial “no se puede asociar al consumo de ningún alimento ni bebida concreto”.

Asimismo, incidió en que en el estudio tampoco se ha tenido en cuenta el historial familiar, “que es un importante factor de riesgo”, y que, en el caso del cáncer de páncreas, “se estima que un 10% de estos tumores se deben debidos a factores hereditarios”.

Por último, recordó que el azúcar es un nutriente imprescindible en la alimentación y está presente en numerosos alimentos y bebidas. “Afirmaciones como que ‘el azúcar puede ser el desencadenante’ de un cáncer de páncreas o que ‘las células cancerígenas consumen más glucosa a la hora de replicarse que las células normales’ no sólo son simplistas frente a una enfermedad tan compleja sino que, además, puede generar una gran alarma social”, explicó.

“Estos planteamientos no contribuyen a mejorar los hábitos de vida saludables de la población, un pilar básico para mantener una buena salud y prevenir enfermedades”, concluyó.

Fuente: EuropaPress. Fabricantes de refrescos niegan la relación con el cáncer de páncreas

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: