Publicaciones científicas en entredicho

3 02 2010

Célula madre

La investigación con células madre es uno de los campos que recibe mayor financiación en los últimos años.

Un grupo de expertos en células madre denunció que unos pocos científicos están cerrando las puertas de las publicaciones prestigiosas a la ciencia de calidad.

En algunos casos, aseguran, se hace deliberadamente para frenar las investigaciones que consideran que entran en competición directa con las suyas.

Ante esta situación, 14 importantes investigadores de células madre acaban de escribir una carta abierta a los editores de revistas especializadas para mostrar su desacuerdo.

En ella se indica que las publicaciones científicas difunden a menudo “artículos con errores científicos o que presentan hallazgos muy modestos. En la misma revista, descubrimientos realmente importantes pueden ser rechazados o aplazados”.

Este punto es importante porque la financiación de los proyectos de investigación con dinero público depende en gran medida de que esos avances se publiquen en revistas prestigiosas.

“Cada año se invierten miles de millones de dólares en la investigación de células madres y si las publicaciones se equivocan, el dinero público puede acabar malgastándose”, comentó el corresponsal de ciencia de la BBC, Pallab Ghosh.

Reacciones

Las revistas especializadas rechazan estas acusaciones.

“El año pasado publicamos cerca de 400 informaciones sobre células madre e incorporamos referencias nuevas constantemente. La idea de que se favorece a unos sobre otros es completamente falsa”, aseguró a la BBC Philip Campbell, editor de la revista Nature, una de las más prestigiosas en este campo.

Las revistas tienen sus asesores favoritos y esto distorsiona lo que se publica porque depende del punto de vista de uno o dos individuos

Robin Lovell-Badge, Instituto Nacional de Investigaciones Médicas

Para que un artículo sea publicado en una revista científica, los grupos de investigación envían sus informes a la editorial y, a continuación, ésta remite ese documento a varios expertos o investigadores sobre el tema que responden con una crítica.

Es en ese momento cuando científicos que pueden ser rivales de los autores del artículo, pueden escribir una mala crítica.

Células madre

Consultados por la BBC, los profesores Robin Lovell-Badge, del Instituto Nacional de Investigaciones Médicas del Reino Unido, y Austin Smith, de la Universidad de Cambridge –expertos en el campo de las células madre- creen que cada vez es más común que se realicen malas críticas por razones ilegítimas.

“Es difícil de creer hasta que te sucede y ves que algunos artículos son retenidos durante meses y meses por ciertos asesores que piden más experimentos que no son relevantes”, apuntó Smith.

Estas acusaciones no son nuevas ni se limitan al campo de la investigación con células madre. Sin embargo, Lovell-Badge y Smith opinan que el problema se está haciendo especialmente grave en este terreno por dos razones.

Por un lado, en esta materia, las becas y la financiación depende casi por completo de que los artículos se publiquen. Por otro, es una especialidad en la que se está invirtiendo mucho dinero en los últimos años.

“Asesores favoritos”

Investigadora en células madreLas publicaciones especializadas rechazan las acusaciones de los expertos en células madre.

“Las revistas tienen sus asesores favoritos y esto distorsiona lo que se publica porque depende del punto de vista de uno o dos individuos”, señala Lovell-Badge.

En la reciente carta abierta, 14 de los investigadores más importantes del mundo pidieron que se publicaran las críticas de los asesores se publicaran por internet junto a los artículos científicos.

De esta manera, apuntaron, se podría identificar con mayor facilidad si esas críticas responden a razones que no son meramente científicas.

Campbell, de la revista Nature, se mostró receptivo ante esa idea, pero aseguró que es difícil de llevar a cabo.

En cambio, Monica Bradford, directora ejecutiva de la revista Science, otra de las publicaciones de referencia, defendió el actual sistema de selección de artículos.

“Nuestra política es mantener la confidencialidad de nuestros asesores y sus comentarios. No estamos convencidos de cambiar a un sistema como ése (…). Reconocemos los factores humanos como la competencia y los beneficios económicos que pueden condicionar la opinión de los asesores sobre un artículo, pero esperamos que nuestros editores tengan en cuenta estos puntos”, sugirió.

Fuente: BBC. Publicaciones científicas en entredicho


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: