Identifican una variante genética que aumenta el riesgo de desarrollar trastornos de ánimo graves

18 01 2010

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) – Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos en Bethesda han identificado una variante genética en el cromosoma 3p21.1 que influye en el riesgo de desarrollar trastornos del estado de ánimo graves, incluyendo el trastorno bipolar y el trastorno depresivo mayor.

Foto de la Noticia

El descubrimiento, que se publican en la edición digital de la revista ‘Nature Genetics’, apoya la teoría de que las variantes genéticas que influyen en el trastorno bipolar y el trastorno de depresión mayor se solapan.

El trastorno bipolar y el trastorno depresivo mayor son dos tipos amplios de los  trastornos del estado de ánimo, que en conjunto afectan a varios cientos de millones de individuos en todo el mundo. El trastorno depresivo mayor se caracteriza por sentimientos de tristeza y baja autoestima, pérdida de placer, alteración del sueño y el apetito, baja energía y concentración pobre.

Por su parte, el trastorno bipolar se caracteriza por periodos alternantes de depresión y ánimo elevado o manía. La conducta maniaca a menudo incluye ilusiones de grandeza, hiperactividad, mayor energía y conducta arriesgada. Tanto el trastorno bipolar como la depresión están asociados a un mayor riesgo de suicidio. Lee el resto de esta entrada »





El autocontrol es una actitud contagiosa, señala una investigación

18 01 2010

El contagio puede ser aprovechado para mejorar, pero no justifica nuestras acciones.

El autocontrol -o la ausencia de él- resulta contagioso, señalan los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos. Cinco estudios a este respecto constataron que las personas que veían a otras ejercer el autocontrol, pensaban en amigos con un buen autocontrol e, incluso, veían el nombre de estos amigos durante unos milisegundos en la pantalla de un ordenador, eran capaces de autocontrolarse mejor que antes. En sentido contrario, los resultados fueron similares: se constató que el poco autocontrol también se contagia. Por Yaiza Martínez.Fuente: Everystockphoto.

El autocontrol -o la ausencia de él- resulta contagioso, señalan los resultados de una serie de estudios realizados por científicos de la Universidad de Georgia (UGA), en Estados Unidos.

Estas investigaciones revelaron que las personas que ven o piensan en alguien con un buen autocontrol se vuelven más propensas a autocontrolarse. Asimismo, se constató que esto también funciona en sentido contrario: las personas con escaso autocontrol contagian fácilmente a los demás con su actitud.

El efecto contagioso del autocontrol es tan poderoso que, según los científicos, el mero hecho de ver el nombre de una persona con un buen o un escaso autocontrol en una pantalla, durante sólo 10 milisegundos, cambió el comportamiento de los participantes en los estudios. Lee el resto de esta entrada »