La crioterapia, los secretos del hielo para paliar el dolor cuando nos damos un golpe

11 12 2009

Es una de las técnicas más antiguas que continúan utilizándose para reducir el dolor y la inflamación tras un golpe o caída. Consiste en la aplicación sobre la zona de un poco de agua fría, una bolsa de hielo, un paño húmedo, un gel o un spray de frío.

La crioterapia, los secretos del hielo para paliar el dolor cuando nos damos un golpe  (Imagen: ARCHIVO)

¿Por qué es bueno aplicar hielo cuando nos damos un golpe? La crioterapia o  aplicación del frío contra las inflamaciones es un recurso que viene de lejos. Tanto que ya en el siglo IV a.C Hipócrates, padre de la Medicina occidental, utilizaba elagua fría y la nieve para el tratamiento de las hemorragias, el dolor y la inflamación.

Al tratarse de un vasoconstrictor favorece la reducción del dolor y acelera la recuperación. Su uso no ha cesado desde entonces, dados los beneficios a corto plazo y el bajo coste de este tratamiento, tanto en el ámbito doméstico como en el deportivo, donde continúa siendo uno de los recursos más utilizados por médicos y fisioterapeutas. Un poco de agua fría, una bolsa de hielo, un paño húmedo, un gel o un spray de frío sobre la zona dañada pueden calmar el dolor y evitar una inflamación tras un golpe o caída.

La razón es sencilla, según Carlos Díez, director de los Servicios Médicos Sanitas – Real Madrid, que explica que “al tratarse de un vasoconstrictor, favorece la reducción del dolor y colabora en la aceleración del proceso de recuperación en caso de lesión”.

El método RICE

En medicina deportiva, los efectos de la crioterapia están más que comprobadoscientíficamente. Funciona como analgésico anestésico, y es un potente antiinflamatorio, ya que disminuye la llegada de sangre a la zona dañada, por lo que es de gran utilidad en casos de esguinces, inflamaciones y contusiones.

La aplicación de hielo es fundamental durante los tres primeros díasEn este sentido, expertos como Julio de la Morena, médico del Real Madrid C, recomiendan el método anglosajón RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation), es decir, reposo con hielo, con presión y en elevación.

Avalado por el British Journal of Sports Medicine, este método consiste en colocar sobre la piel alguna protección, como un paño o una venda húmeda y aplicar encima una bolsa de hielo durante 10 minutos, descansar otros 10, aplicar otros 10 minutos, y 2 horas después volver a repetir este procedimiento, así durante las primeras 72 horas.

Tras la lesión, la aplicación de hielo es fundamental durante estos tres primeros días, ya que ayuda a disminuir el edema que se produce cuando se lesiona un músculo y hace que la recuperación sea más rápida.

Fuente: 20minutos. La crioterapia, los secretos del hielo para paliar el dolor cuando nos damos un golpe

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: