Tiña, problema que afecta a uno de cada cinco mexicanos

2 11 2009

Logo del IMSS

Hongos en el cabello, piel y uñas, una de las causas más frecuentes de consulta en la especialidad de dermatología

Intercambio de objetos de uso personal e higiene deficiente propician el contagio de estas infecciones.

Casi el 20 por ciento de la población en México padece o ha padecido algún tipo de tiña, nombre común de la dermatofitosis (hongos en la piel), situación que ha llevado a especialistas a considerar que estas infecciones son un problema de salud pública.

La piel es el órgano más grande del cuerpo en cuanto a extensión, pero por su condición de estar expuesta completamente al medio ambiente, varios factores pueden afectarla y lastimarla. Tal es el caso de los hongos, una de las causas más frecuentes de consulta médica sobre piel.

Las tiñas, explicó la doctora Alejandra Gollás Zamora, dermatóloga del Hospital General de Zona (HGZ) No. 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), son una variedad de infecciones que se presentan a nivel superficial y son causadas por varios tipos de hongos que pueden infectar la piel, el cabello y las uñas.

Los hongos que causan la tiña prosperan en áreas cálidas y húmedas. El riesgo de una infección se incrementa con la humedad prolongada de la piel, como en el caso de sudoración y de lesiones menores en ésta, el cuero cabelludo y las uñas.

Hay varias formas de contraer tiña, la más frecuente es por contacto directo, por los llamados fomites (cualquier objeto o sustancia capaz de transportar agentes infecciosos), como los artículos de uso personal: peines, toallas, sábanas, ropa, zapatos.

La presencia de las tiñas es más frecuente en personas que padecen alguna enfermedad sistémica, que bajan las defensas del organismo o alteran el sistema inmunológico, como la diabetes, hipertensión, pacientes con inmunodeficiencia adquirida o congénita.

Explicó que entre sus síntomas se encuentran: erupción cutánea con picazón y parches rojos levantados que se pueden ampollar y supurar. Cuando el cuero cabelludo o la barba están infectados, se presentan parches sin cabello. Si se presenta en las uñas, éstas se decoloran, se vuelven gruesas y muy quebradizas. Además, agregó, en los casos severos, hay mal olor.

La doctora Gollás Zamora señaló que es necesario acudir al especialista en cuanto se detecte alguna lesión con molestias como comezón, enrojecimiento y resequedad. Por ningún motivo hay que recurrir a la automedicación, advirtió.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social el tratamiento de estas infecciones es atendido con cremas, polvos o lociones que se aplican directamente en las lesiones. De ser necesario, el especialista receta medicamentos.

La dermatóloga del IMSS recomendó el baño diario, mantener limpia y seca la piel, lavarse las manos con frecuencia; no compartir ropa, toallas, peines o cepillos. Algo muy importante es el aseo de manos después de haber estado en contacto con alguna mascota, como perros y gatos.

Fuente: IMSS. Comunicado 326. Tiña, problema que afecta a uno de cada cinco mexicanos

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: