Un páncreas artificial permite el control metábolico del diabético

28 10 2009

UN SENSOR DE GLUCOSA CONECTADO A UNA BOMBA DE INSULINAfoto

El proyecto denominado ‘Páncreas Artificial Telemédico’ investiga la posibilidad de conseguir el control metabólico del paciente diabético en cualquier momento y lugar, según se ha presentado en el simposio ‘Nuevas Tecnologías, Comunicación y Diabetes’, organizado por la Fundación para la Diabetes.

Según explicaron los expertos que participaron en el encuentro, el páncreas artificial telemédico es la tecnología más avanzada para el control de la diabetes. A través de un asistente personal (PDA) del que dispone el paciente, un sensor de glucosa que mide continuamente el nivel de azúcar en sangre transmite la información a una bomba de infusión continua de insulina que, programada automáticamente en tiempo real con algoritmos, responde en función de los niveles de glucosa detectados por el sensor.

La directora ejecutiva de la fundación, María del Carmen Marín, señaló que, “sin duda, conocer los últimos avances e investigaciones en soluciones tecnológicas, como es el páncreas artificial telemédico, que aporten por un lado, una mayor calidad de vida a la persona con diabetes y por otro, un mejor control, y en consecuencia, menores posibilidades de desarrollar otras patologías, resultan de gran interés”.

Aunque el propósito final de la investigación es sustituir las funciones de medida y control deterioradas en el páncreas de una persona con diabetes, existen en la actualidad una serie de retos científicos-tecnológicos para conseguir un páncreas artificial para uso no hospitalario, entre los que destaca el de ajustar los algoritmos para poder hacer frente a las subidas de glucosa  derivadas de la ingesta de alimentos, así como los retardos en la medida de la glucosa y absorción de la insulina, según indicaron los especialistas.

Por ello, varios expertos trabajan actualmente en pasar a un control semi-automático, denominado así porque los algoritmos de control no funcionan automáticamente sino que utilizan información de las ingestas que realiza el paciente en un proceso realizado bajo supervisión médica, gracias a la telemedicina y así, poco a poco, avanzar en el denominado “páncreas artificial telemédico”.

Otros desafíos son el logro de sensores continuos de glucosa de mayor fiabilidad y usabilidad, la programación automática de la bomba de insulina o la demostración del uso de algoritmos de control seguros que puedan funcionar de forma ambulatoria.

Durante este simposio también se abordó la presencia de la diabetes en Internet, y se destacaron los foros como posible sustituto “virtual” de los grupos de autoayuda, ya que el anonimato que proporciona la red permite una mayor libertad para expresar sentimientos.

Por último, en el simposio se presentó también ‘Carol tiene diabetes’, un proyecto educativo que tiene como objetivo informar a los profesores y compañeros del niño con diabetes en educación primaria sobre la enfermedad y su tratamiento, y fomentar así la plena integración del niño en el entorno escolar.

Esta iniciativa de la Fundación para la Diabetes, cuya protagonista está basada en una niña de la vida real con diabetes, está formada por diferentes materiales educativos, entre los que destaca una película animada, y fichas didácticas. Todo ello, con un lenguaje que se adapta a la edad cronológica de los niños del aula donde se va a desarrollar, utilizando como referentes los ciclos en los que está dividida la Educación Primaria en España.

Fuente: EuropaPress. Un páncreas artificial permite el control metábolico del diabético


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: