Matrimonios sin amor, pero con papeles

27 10 2009

Un sacerdote, una abogada y una empleada pública son algunos de los 34 detenidos por la policía española hoy en Madrid, dentro de un operativo que desarticuló una red de matrimonios por conveniencia entre ciudadanos españoles y colombianos.

Matrimonio. Foto de archivo

Muchas bodas se celebraron en iglesias muy conocidas en la capital de España.

En estas bodas no abundaba el amor pero sí los permisos de residencia a cambio de dinero.

La red había organizado más de un centenar de uniones en dos años. Los inmigrantes pagaban entre US$14.000 y US$17.000 por casarse con un español, lo que les permitía obtener un permiso de residencia y trabajo en ese país y posteriormente tramitar la nacionalidad española. A cambio, los contrayentes recibían US$4.000 y los testigos $300.

“Al frente de la red estaba una mujer colombiana conocida como Claudia. Ella se encargaba de buscar a los cónyuges normalmente en ambientes marginales de la ciudad”, explica a BBC Mundo Jaime Nicolás, Inspector Jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid, y coordinador del operativo denominado Escarlata, en alusión al personaje Escarlata O’Hara (de Lo que el viento se llevó) que no tenía escrúpulos para casarse por dinero.

Según la policía, la mayoría de los novios colombianos están vinculados al narcotráfico. Nicolás explica que Claudia, nacionalizada española, había tejido una red de contactos, entre ellos algunos empleados públicos de algunos registros civiles y juzgados de Madrid.

La mayoría de los novios colombianos están vinculados al narcotráfico. Según la policía, la supuesta líder de la red, nacionalizada española, había tejido una red de contactos, entre ellos algunos empleados públicos de algunos registros civiles y juzgados de Madrid.

Muchos de los ciudadanos españoles que se prestaron para las bodas son colombianos de origen que han adquirido la nacionalidad española en los últimos años.

El representante policial agrega que la gestoría de Claudia no sólo organizaba los matrimonios sino que además falsificaba las certificaciones eclesiásticas y las presentaba en el registro civil correspondiente.

De hecho, algunas bodas se celebraron en varios templos exclusivos de Madrid como San Manuel y San Benito (contiguo al parque El Retiro, en el centro de la ciudad) sin que los sacerdotes supiesen que estaban bendiciendo matrimonios por papeles, salvo el cura colombiano detenido, también nacionalizado español.

La investigación, que comenzó hace dos años, comenzó a dar las primeras pistas cuando los agentes detectaron que en algunas bodas se repetían los mismos testigos.

La policía notificará a los organismos competentes para la inmediata anulación de los matrimonios fraudulentos y la extinción de los permisos de residencia concedidos.

Casarse por dinero, una tentación

Matrimonio. Foto de archivoLos agentes detectaron que en algunas bodas se repetían los mismos testigos.

 

Para la colombiana Luz Estela Cardona, quien lleva ocho años en Madrid, casarse por conveniencia es un tema que suele escuchar con frecuencia.

“Durante mis primeros años en Madrid lo llegué a pensar para conseguir los papeles de residencia, pero desistí”, explica.

“Ahora que tengo mi residencia y que estoy esperando la nacionalidad sí me han tentado con dinero para que me case por dinero. Así funciona, en cuanto sea española seré interesante para muchas personas que no tienen papeles. Hay gente que se presta más ahora que el desempleo ha aumentado”, comenta a BBC Mundo.

“Conozco a un chico gay”, agrega, “que se va a casar por papeles. Se casa con otro chico que apenas conoce. Le está pidiendo US$7.000. Es un trato entre ellos. Han quedado en que se van a divorciar en dos años para no despertar sospechas”, cuenta.

Ahora que tengo mi residencia y que estoy esperando la nacionalidad sí me han tentado con dinero para que me case por dinero. Así funciona, en cuanto sea española seré interesante para muchas personas que no tienen papeles

Luz Estela Cardona

No obstante, los matrimonios por conveniencia están en la mira desde hace años. Según José María Bento, magistrado del Registro Civil Único de Madrid, “aproximadamente más de 100 expedientes matrimoniales son denegados en Madrid”.

“Hecha la ley, hecha la trampa”, opina a BBC Mundo la experta en temas migratorios Teresa Durán.

“Estos matrimonios lo que reflejan es que a pesar de los obstáculos y medidas para disuadir la inmigración, la gente busca otros caminos: la ilegalidad. Así pongas un muro”.

“No sólo ocurre en España sino en el país de origen”, revela. “Estas redes también operan desde allá. Allí hay personas que pagan sin saber con quién se van a casar. El cónyuge viaja, se casan y luego esperan el Libro de Familia para poder viajar a España. En estos casos el amor desaparece y se convierte en una transacción económica. Hasta que el permiso de residencia los separe”.

Fuente: Matrimonios sin amor, pero con papeles


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: