Esperanza para evitar bebés prematuros

23 10 2009

Un fármaco utilizado para tratar el cáncer puede detener las contracciones y podría prevenir el trabajo de parto prematuro, aseguran investigadores.

Bebé prematuro

Los investigadores destacan que encontrar un nuevo tratamiento para el parto prematuro sería “un gran paso”.

El equipo de la Universidad de Newcastle probó la droga Trichostatin A (TSA) en tejido tomado de 36 mujeres sometidas a una cesárea.

Los investigadores dijeron que el tratamiento funciona mediante el aumento de los niveles de una proteína que controla la relajación muscular.

Un experto dijo que con las tasas de nacimientos prematuros en aumento -hay 50.000 al año en el Reino Unido- se necesitaba un nuevo tratamiento con urgencia.

El trabajo de parto y el nacimiento prematuro siguen siendo la principal causa de muerte en niños en el mundo desarrollado. Alrededor de 1.500 bebés fallecen en el Reino Unido cada año.

Varios medicamentos son utilizados para tratar de evitar el trabajo de parto prematuro, pero la mayoría tiene efectos secundarios graves.

La droga Trichostatin A es conocida por promover la muerte de las células cancerosas.

Los investigadores obtuvieron permiso para tomar muestras de los músculos de las mujeres mientras eran sometidas a cesáreas en el Royal Victoria Infirmary de Newcastle, informó la revista Medicina Celular y Molecular.

Contracciones

Los expertos expusieron el músculo a la droga Trichostatin y midieron los efectos en las contracciones espontáneas y en las inducidas por la droga, la oxitocina.

Podría tener un papel en la prevención del nacimiento prematuro; encontrar un nuevo tratamiento para el parto prematuro sería un gran paso adelante

Dra. Yolanda Harley, subdirectora de investigación en Acción de Investigación Médica

Y encontraron que, en promedio, las contracciones se redujeron en un 46% en el caso espontáneo y en un 54% en las inducidas por la oxitocina.

Previamente ya había sido demostrado que la proteína kinasa A (PKA) estaba involucrada en el control de la relajación del útero durante el embarazo.

Los investigadores demostraron que la TSA incrementó los niveles de proteína de una sub-unidad de la PKA.

El profesor Nick Europe-Finner, quien dirigió la investigación, dijo: “No vamos a dar este medicamento a un paciente porque puede dañar hasta el 10% de los genes en una célula”.

“Pero sí muestra que otros agentes más específicos actúan sobre las mismas enzimas, pero sólo uno a la vez merece la pena ser investigado”, explicó.

Nuevo tratamiento

La Dra. Yolanda Harley, subdirectora de investigación en Acción de Investigación Médica, que financió el estudio, dijo: “Este proyecto ha puesto de manifiesto algunas de las vías moleculares que regulan las contracciones uterinas y así podría estar relacionado con el nacimiento prematuro”.

“Podría tener un papel en la prevención del nacimiento prematuro, encontrar un nuevo tratamiento para el parto prematuro sería un gran paso adelante”.

La profesora Jane Norman, un portavoz del Royal College of Obstetricians and Gynaecologists, aseguró: “Por el momento, no es posible tratar de manera eficaz el trabajo de parto prematuro. Sólo tenemos medicamentos que lo retrasan por 24 horas o menos, no lo suficiente para asistir el nacimiento de manera segura”.

“Una de las cosas interesantes de esta investigación es que están usando una nueva clase de drogas. Los medicamentos que estamos utilizando actualmente han existido por mucho tiempo”, explicó.

Fuente: BBC. Esperanza para evitar bebés prematuros

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: