Más de un millón de mexicanos portadores del virus de Hepatitis C; cirrosis y cáncer de hígado

14 10 2009

Debido a que los primeros síntomas pueden aparecer hasta 15 años después del contagio, se calcula que sólo 20 por ciento de los casos son diagnosticados

Personas que recibieron transfusión de sangre antes de 1993, que tiene piercing, tatuajes o son usuarias de drogas inyectables, deben realizarse la prueba correspondiente

Más de un millón de mexicanos y alrededor de 170 millones de personas en el mundo son portadores de hepatitis C, virus que se transmite por sangre contaminada, la cual es una de las causas más frecuentes de enfermedad hepática crónica, desarrollo de cirrosis y cáncer de hígado, padecimientos que ocupan una de tres primeras causas de muerte en el país.

Esta cifra podría ser apenas el 20 por ciento del total de personas infectadas por el virus, ya que desde que se aloja en el organismo y aparecen los primeros síntomas como cansancio, pérdida de apetito, hinchazón en piernas y abdomen o hemorragia en nariz y encías, pueden transcurrir entre diez y quince años.

La doctora Margarita Dehesa Violante, jefa del Servicio de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó también que las personas que recibieron transfusión de sangre antes de 1993, que tienen tatuajes, piercing o se han inyectado algún tipo de droga, acudan al médico para practicarles la prueba de sangre correspondiente conocida como de Elisa, a fin de detectar la posible presencia del virus.

Sobre el riesgo que representa la transfusión de sangre, explicó que antes de ese año no existía prueba para detectar la presencia de hepatitis C en la sangre lo cual hace de esos grupo poblacionales posibles portadores del virus y que, pese al tiempo transcurrido, no hayan manifestado síntoma alguno.

La especialista destacó que, en población adulta, la cirrosis pasó de ser la quinta causa de muerte a la tercera, y que hasta el 60 por ciento de los casos de defunción por esta causa se deben al virus.

Dehesa Violante destacó también la importancia del problema de la hepatitis en la salud pública, ya que de acuerdo con los registros sanitarios, por cada individuo portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) hay cuatro cuatro personas con hepatitis C.

Enfatizó que, desafortunadamente, lo común es que el diagnóstico de hepatitis C se realice de manera fortuita, es decir, cuando el portador pretende donar sangre y es rechazado al ser detectada la presencia del virus o porque a causa de algún padecimiento o intervención quirúrgica, se realizan los estudios de laboratorio y se descubre que es portador.

El Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI cuenta con la Clínica de Hepatitis, que atiende, en promedio, a 15 pacientes al día y que ya aglutina a más de dos mil derechohabientes que reciben tratamiento para remitir el virus o sus secuelas, así como orientación y grupos de apoyo.

La doctora Dehesa Violante dijo que es de vital importancia realizar el diagnóstico de hepatitis antes de que el virus cause daño irreversible en hígado, como cirrosis o cáncer y con ello, los especialistas del IMSS puedan brindar el tratamiento correspondiente que se basa en la aplicación de antivirales durante un año.

Explicó que en el caso de los pacientes jóvenes sin problemas de obesidad o sobre peso y que no ingieren bebidas alcohólicas, el tratamiento ofrece una sobrevida de 80 por ciento.

El 16 de octubre se llevará a cabo el XI Curso de Pacientes y Familiares “Pacientes con Hepatitis C”, que comenzará a las 16:30 horas y en el que especialistas del IMSS del Servicio de Gastroenterología hablarán de diversos temas como impacto del diagnósticos, tipos de tratamiento, futuro de la hepatitis C, entre otros; la entrada es gratuita y se invita a las personas interesadas en el tema, al Salón Fiestas del Hotel María Isabel Sheraton, Reforma.

También se efectuará el XVIII Curso Anual de Gastroenterología, Mitos y Realidades en Endoscopía, Gastroenterología y Hepatología “Mensajes para la práctica Clínica”, dirigido a la comunidad médica en general, se llevará a cabo del 7 al 9 de octubre del 2009 en el Auditorio Dr Bernardo Sepúlveda Gutiérrez del Hospital de Especialidades. La entrada es gratuita y los informes e inscripciones se proporcionan en el 5627 6900 extensiones 21565 y 22144.

Fuente: IMSS. Comunicados 2009 no. 283. Más de un millón de mexicanos portadores del virus de Hepatitis C…

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

21 06 2010
sandra

Muchas personas juzgan a los Testigos de Jehová por evitar transfundirse sangre. Esto se traduce en IGNORANCIA, de la biblia y afirmar y repetir lo que todo “el mundo dice”.
Dios prohíbe todo tipo de transfusión sanguínea, Hechos 15:19.20.29 /Levítico3:17, y 17:10, 11, 14/Deutoronomio 12:16,23 etc
Por eso, es bueno que saquen este tipo de artículos. para que la gente se entere de la realidad.

Léanlo, está muy bueno. hasta pronto

21 06 2010
NOHELY

Está excelente este artículo FELICITO Y ANIMO a sus autores, a seguir informando sobre el tema.
Yo fuí contagiada de hepatitis B y alergias que desfiguran la piel de todo mi cuerpo por medio de transfusiones. y el mes pasado una enfermera de Costa Rica, se contagió de sida al cambiarle la aguja a un paciente que hacababa de ser transfundido ¿Creen que ese personal médico va sacar a la luz ese caso tan reciente? !yo lo dudo 99.1 % !!!
infórmese cada uno, de las mejoras y dificultades que trae en el cuerpo evitar introducir la sangre de otra persona. la sangre lleva toxinas, virus, infecciones etc nuestro organismo y eso es lo que ud acepta de una persona que Ud no sabe si fue drogadicta, alchoolica o tiene males que ni ella conoce aún.
1PIENSENLO !!!!! por amor propio, por temor a perder a su ser querido. 1PIENSENLO !!!!! porque con la misma rapidez con que estrará la sangre a su cuerpo, con la misma rapidéz firmará su boleto de muerte.
bye




A %d blogueros les gusta esto: