Primeras imágenes del cosmos primitivo

17 09 2009

El telescopio espacial europeo Planck, enviado al espacio para investigar la luz más antigua del universo, ha enviado a la Tierra sus primera imágenes.

Imagen captada por Planck.

El objetivo de Planck es medir variaciones minúsculas de temperatura en la radiación del universo.

El observatorio, lanzado en mayo pasado, está midiendo las primeras radiaciones que se produjeron en el espacio 380.000 años después de la gran explosión inicial, el Bing Bang.

La luz almacena información sobre la edad, los contenidos y la evolución del cosmos.

Las nuevas imágenes destacan las capacidades del Planck, a pesar de que los grandes resultados científicos van a tomar varios años.

“Las imágenes muestran, antes que nada, que estamos trabajando y que podemos trazar un mapa del cielo”, le dijo a la BBC el científico del proyecto Planck, Jan Tauber.

“Muestran que en áreas donde esperamos ver ciertas cosas las vemos y que podemos captar en imágenes emisiones casi imperceptibles”, agregó.

En busca de “inflación”

Planck es un proyecto de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Fue lanzado al espacio com el cohete Ariane y colocado en una posición de observación a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

Exploración animada del Planck (Imagen: ESA).

El observatorio Planck está midiendo las primeras radiaciones que se produjeron después del Bing Bang.

Su objetivo es medir, con alta resolución, las variaciones minúsculas de temperatura en la radiación de fondo del universo después del Bing Bang, el cosmos primitivo.

Antes de ese acontecimiento, dicen los científicos, el universo hubiera estado tan caliente que la materia y la radiación habrían estado “acopladas” y el cosmos habría sido opaco.

El observatorio funciona a una temperatura extremadamente baja (273,15 grados bajo cero), para poder detectar las diferencias de temperatura de la radiación de fondo, ahora muy frías.

Además, los investigadores esperan hallar con Planck evidencia de “inflación”, la expansión más rápida que la luz que los cosmólogos creen que el universo vivió en sus primeros momentos.

Planck fue lanzado al espacio el 14 de mayo junto a otro observatorio astronómico también de la ESA, el Herschel.

El 13 de agosto empezó a tomar datos de manera regular en torno a un punto de equilibrio gravitatorio en el sistema Sol-Tierra denominado Lagrange 2. El plan es que siga haciéndolo ininterrumpidamente durante, al menos, 15 meses. El primer mapa completo del cielo estará listo en seis meses.

Planck es heredero de dos satélites anteriores, el Cobe y el Wmap, a los que supera en sensibilidad.

Fuente: BBC. Primeras imágenes del cosmos primitivo


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: