Imanes para reparar corazones

19 08 2009

Los infartos y otras lesiones vasculares podrían en el futuro ser tratados utilizando inyecciones regulares de células madre “magnéticas”.

Corazón

Las células son dirigidas a las arterias dañadas con un imán.

La terapia, probada por científicos británicos, consiste en inyectar las células curativas en la corriente sanguínea y controlar sus movimientos con pequeñas partículas de hierro e imanes, haciéndolas llegar al sitio preciso donde ocurrió el daño en el tejido.

Tal como afirma el estudio publicado en la revista del Colegio Estadounidense de Cardiología, Cardiovascular Interventions(Intervenciones Cardiovasculares), la técnica, llamada “focalización magéntica”, logró mejorar cinco veces la ubicación de las células en el sitio donde se habían dañado las arterias.

El objetivo de esta nueva terapia es poder hacer llegar el mayor número posible de células madre reparadoras a la zona dañada del corazón.

Tratamiento focalizado

Uno de los mayores desafíos de las ciencias biomédicas hasta ahora ha sido asegurar el efectivo suministro y retención de las terapias celulares utilizadas para curar áreas específicas dentro del organismo.

Los investigadores de la Universidad de Londres utilizaron células progenitoras endoteliales, un tipo de células madre que se sabe son muy importantes en los procesos de curación de lesiones cardiovasculares.

Es factible que los infartos y otras lesiones vasculares puedan eventualmente ser tratadas utilizando inyeccines regulares de células madre magnéticas

Doctor Mark Lythgoe,

Antes de inyectarlas en las ratas, las cubrieron con una sustancia creada con partículas microscópicas de hierro y posteriormente lograron dirigir sus movimientos utilizando un imán ubicado fuera del cuerpo del animal hasta hacerlas llegar al área del tejido lesionado.

Tal como informan los investigadores, la técnica utiliza una sustancia aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) que ya se utiliza para controlar el movimiento de células en humanos durante los escáneres de imágenes de resonancia magnética (MRI).

“Es factible que los infartos y otras lesiones vasculares puedan eventualmente ser tratadas utilizando inyecciones regulares de células madre magnéticas” afirma el doctor Mark Lythgoe, del Centro de Imágenes Biomédicas Avanzadas de la Universidad de Londres y principal autor del estudio.

“La tecnología podría ser adaptada para localizar células en otros órganos, lo cual sería una herramienta muy útil en la inyección sistemática de todo tipo de terapias celulares.

“Y el método no sólo estaría limitado a las células -agrega el científico- ya que focalizando anticuerpos o virus marcados se podría atacar con más precisión a los tumores cancerosos”.

Material aprobado

Células madre

El material que se requiere ya fue aprobado en Estados Unidos.

Por su parte el profesor Peter Weissberg de la Fundación Británica del Corazón -que ayudó a financiar la investigación- señala que “esta importante investigación demuestra que los nanoimanes podrían ser utilizados para lograr que las terapias con células madre lleguen a áreas específicas del organismo.

“Particularmente en zonas dentro de los vasos sanguíneos donde la sangre fluye con rapidez y con alta presión.

“Esperamos que esta estrategia pueda ser utilizada para lograr ubicar estas células reparadoras en los sitios de tejido lesionado y mejorar las posibilidades de su reparación”, afirma el científico.

Aunque la sustancia de partículas magnéticas que utiliza esta técnica se ha usado durante más de una década para leer con más precisión los escáneres de MRI, ésta es la primera vez que se le usa junto con imanes externos para controlar el movimiento de las células en las arterias.

Y como este material ya ha sido aprobado por la FDA, los investigadores esperan que la tecnología pueda ser utilizada en pruebas clínicas humanas en unos tres a cinco años.

Fuente: BBC. Imanes para reparar corazones


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: