¿Adiós al sándwich de jamón?

19 08 2009

El almuerzo escolar de los niños no debe incluir el tradicional sándwich de jamón, salami o de otras carnes procesadas. (ir a la fuente para ver el video)

Un nuevo informe del Fondo Mundial de Investigación de Cáncer (WCRF) advierte que con estos productos los niños tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer más tarde en su vida.

Se trata, dicen los científicos, de tomar medidas en la infancia para que los niños no desarrollen el gusto por las carnes ahumadas, saladas o curadas.

El consumo de grandes cantidades de estos productos durante décadas puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y recto, agregan los investigadores.

En años recientes se ha podido demostrar el vínculo entre el consumo de carnes procesadas y el cáncer colorectal en adultos.

Y algunos estudios afirman que miles de casos de esta enfermedad podrían evitarse si toda la gente limitara su consumo de estos alimentos a 70 gramos a la semana, el equivalente a tres rebanadas de tocino.

Aunque hasta ahora sólo se ha obtenido evidencia con el estudio de las dietas de los adultos, no de los niños, el WCRF afirma que los malos hábitos alimenticios pueden comenzar en la infancia.

Según los científicos, durante el proceso de curar, salar o agregar conservadores a la carne se pueden introducir agentes cancerígenos.

De pollo o queso

Almuerzo

Una opción saludable son los sándwiches de pollo o queso.

Las carnes procesadas incluyen, además del jamón, al tocino, salami, pastrami y algunos tipos de salchichas.

Las hamburguesas y carne molida pueden ser procesadas si están conservadas con sal o aditivos químicos.

El Fondo recomienda cambiar el relleno de carnes procesadas por el de pollo, pescado o queso. Y también pide una reducción en los refrigerios de altas calorías y las bebidas azucaradas que a menudo se incluyen en el almuerzo escolar.

“Es mejor que los niños aprendan a ver la carne procesada como un antojo ocasional” dice Marni Craze, gerente de educación del WCRF.

“Preparar el almuerzo escolar con jamón y productos de altas calorías podría ser una opción conveniente, en particular para los padres que no cuentan con mucho tiempo para preparar estos alimentos”, agrega.

“Pero los almuerzos empacados son una parte de la dieta del niño que fácilmente puede controlarse y no se necesita mucho tiempo ni esfuerzo para preparar un almuerzo saludable”.

La funcionaria agrega que “con en el alto número de niños obesos y con sobrepeso, es importante que los padres revisen la información nutricional de los alimentos para ver si contienen un alto nivel de calorías.

“Si los niños consumen regularmente productos con alto contenido calórico o bebidas azucaradas están en más riesgo de volverse obesos y un niño obeso tiene más probabilidades de convertirse en un adulto obeso”.

Peso saludable

Carne

La carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

La evidencia científica demuestra que después de no fumar, mantener un peso saludable es el factor más importante para la prevención del cáncer.

Las recomendaciones del WCRF para los padres afirman que además de pollo o queso se puede colocar tomate o una ensalada en el sándwich y ésta cuenta como una de las cinco porciones de frutas y verduras que los niños deben consumir diariamente.

“Otra porción puede ser un jugo pequeño de fruta en lugar de una bebida azucarada. Y el pollo sin procesar, el pescado, o el queso bajo en grasa son también alternativas sencillas y rápidas para rellenar los sándwiches”, agregan los científicos.

Además de evitar el consumo de carnes procesadas, el Fondo Mundial de Investigación de Cáncer recomienda limitar el consumo de carne roja a 500 gramos (peso ya cocido) a la semana.

Cada vez hay más evidencia científica de que la carne roja también aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto.

Fuente: BBC. ¿Adiós al sándwich de jamón?


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: