Un trasplante para volver a pestañear

10 08 2009

Cirujanos realizaron el primer trasplante de pestañas del Reino Unido. La paciente fue Louise Thomas, una joven de 19 años de Stockport, Gran Manchester.

Pestañas

Así quedó Louise después de la operación.

La joven sufría de tricotilomanía, un trastorno poco común que consiste en arrancarse de forma obsesiva el propio cabello.

En la operación le extrajeron pelo de la nuca y se lo implantaron en los párpados.

Después de la cirugía, Thomas dijo: “Habiendo sufrido tricotilomanía durante 17 años, he aceptado que nunca más tendré pestañas de verdad. Es algo difícil de sobrellevar para una adolescente”.

“Cuando supe de este tratamiento, me pareció demasiado bueno para ser real, pero los resultados son totalmente increíbles”.

El procedimiento -creado en Estados Unidos- duró cuatro horas y costó US$5.850.

Genes y estrés

Según la especialista en salud de la BBC Michelle Roberts, la tricotilomanía es una enfermedad reconocida pero poco entendida. Los expertos afirman que tiene un componente genético, aunque el estrés también juega un papel.

De acuerdo con Trichotillomania.co.ukun sitio de internet creado en el Reino Unido en 2002 para ayudar a quienes sufren el desorden, a estas personas arrancarse el pelo -principalmente el de pestañas y cejas- “les proporciona alivio y ningún dolor, les resulta relajante”.

“La mayoría dice sentir culpa y vergüenza por hacerlo”, agrega.

Sin embargo, en la misma página dicen que “no hay por qué avergonzarse por tener un problema. Todo el mundo suele hacer algo cuando la situación los sobrepasa o cuando, simplemente, están aburridos”.

Fuente: BBC. Un trasplante para volver a pestañear


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: