Desarrollan un método para optimizar la reducción de emisiones de CO2

27 07 2009

Se aplica para separar de forma más eficiente el dióxido de carbono de los gases contaminantes
Las emisiones de dióxido de carbono hacia la atmósfera que se realizan en el marco de ciertas actividades industriales, y que constituyen un grave problema ambiental, podrían verse radicalmente disminuidas si prospera un nuevo método de separación del CO2 de los gases contaminantes. El sistema garantiza una mayor efectividad en la tarea y es más sencillo y accesible para las empresas, según sus creadores. Por Pablo Javier Piacente

Nuevo método de separación y captura del dióxido de carbono (CO2). Foto: Lawrence Livermore National Laboratory

Archivo

Una nueva metodología desarrollada recientemente por ingenieros y científicos del Lawrence Livermore National Laboratory de California, Estados Unidos, permitirá que la separación del dióxido de carbono de la fuente contaminante, como por ejemplo los gases de combustión de una central de energía a carbón, pueda realizarse en un futuro cercano de una manera más eficaz y con mejores resultados para el medio ambiente. 

El hallazgo fue publicado en una nota de prensa del Lawrence Livermore National Laboratory. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista especializada ChemSusChem

El equipo del Lawrence Livermore National Laboratory ha creado una forma de detección del CO2 en la cual se emplean líquidos iónicos, o sea una clase especial de sal fundida que se convierte en líquido cuando el agua llega a su punto de ebullición. Esto permite separar el dióxido de carbono de la fuente inicial, pero de una forma más eficiente y estable en comparación a los métodos empleados en la actualidad. 

Son conocidos hasta el hartazgo los riesgos que supone para el planeta una alta concentración de CO2 en la atmósfera, sin embargo aunque se registran grandes esfuerzos para reducir las emisiones de dióxido de carbono provenientes de la quema de combustibles fósiles, es imprescindible el paso que supone la captura del CO2, la separación de su fuente original. Gracias a esta nueva técnica podría mejorarse la eficiencia del proceso de captura de dióxido de carbono.

Las técnicas empleadas en la actualidad

¿Qué métodos se emplean actualmente?. Hoy, las plantas de carbón con procesos de captura de CO2, que evidentemente no son mayoría, emplean para la separación del dióxido de carbono procesos basados en el uso de absorción química con monoetanolamina (MEA). 

En este mecanismo se utiliza un disolvente de uso general desarrollado por la ingeniería química hace 75 años. Esta solución posee desgraciadamente varios puntos en contra, como por ejemplo su escaso poder de selectividad, el uso de corrosivos, la necesidad de emplear grandes equipos y una disminución menor del CO2, que no resulta suficiente para detener el proceso negativo sobre la atmósfera. 

Por el contrario, la nueva metodología desarrollada en el Lawrence Livermore National Laboratory permite superar varios de esos escollos. El uso de líquidos iónicos como disolventes para la separación del CO2 de la fuente primaria posee ventajas únicas con relación a los disolventes tradicionales. 

Los beneficios son una alta estabilidad química, disminución de la corrosión, casi nula presión de vapor y una gran cantidad de opciones en cuanto a la versatilidad que pueden tener los iones para optimizar la captura del CO2. El trabajo de los ingenieros y científicos también contempla el diseño de una aplicación informática capaz de calcular con rapidez y precisión la mejor alternativa a aplicar para separar el dióxido de carbono. 

Fuente: Tendencias21. Desarrollan un método para optimizar la reducción de emisiones de CO2

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: