¿Ya no hay cartas de amor? Revolución del correo postal

26 07 2009

La empresa de correos alemana quiere revolucionar el correo postal. Para combatir las pérdidas en el negocio, llega la nueva carta electrónica, un servicio revolucionario que estará disponible a principios del 2010.

La invención de la escritura en Mesopotamia en el año 3000 a.C. marcó el inicio del correo postal. Después llegó China con el invento del papel en el año 105 d.C.. Ya en la Antigüedad existían intercambios de noticias entre países, sobre todo con fines militares.

La palabra “posta”, según la Real Academia de la Lengua Española, es un conjunto de caballerías que se apostaban en los caminos a distancia de dos o tres leguas, para que los correos pudiesen ir de un lugar a otro. Su invención se atribuye a Ciro, un rey persa. Ya en la alta Edad Media había correo postal con tres fines: eclesiástico, real y comercial.

Carta vs. E-Mail

En Alemania, el servicio postal nació en 1490. Desde la Edad Media, el tránsito se ha ido generalizando hasta llegar a la población general y al correo particular. Para muchas personas, las cartas fueron la única posibilidad de expresión a su alcance. En época de guerra era el único medio de comunicación existente: escritores en el exilio y grandes pensadores intercambiaron opiniones por carta a lo largo de su vida. Pero también hay cartas de amor, cartas de aviso de invasión, cartas de acuerdo, cartas de perdón… Durante siglos fue el único medio de comunicación hasta que se inventaron el teléfono, el fax, la televisión, los ordenadores… Sin embargo, ninguno de estos inventos hizo mermar el tráfico de cartas. Hasta el año 1971. La llegada del correo electrónico fue el principio del fin del correo postal.

En la actualidad, el correo postal se ha visto reducido a la comunicación de negocios, el correo bancario, la burocracia y los trámites oficiales. Y es que, ¿quién escribe ahora una carta a sus familiares o amigos? A nivel personal, el correo electrónico ha sustituido casi por completo al correo postal. Ya no hay que esperar a que llegue el cartero, simplemente hay que encender el ordenador, abrir el correo y ver la bandeja de entrada. Es sencillo y barato –un duro competidor. Así que, siguiendo el dicho de “renovarse o morir”, la empresa alemana de correos “Deutsche Post” ha llevado una iniciativa que espera poner en marcha a principios del 2010: la carta electrónica.

En la edad del “Spam”, ¿quién toma en serio una multa de aparcamiento que recibe por E-Mail?, ¿quién no la almacenaría en “correo no deseado” o “Spam”? Y es que, el correo electrónico es una vía de comunicación tan extendida a nivel mundial que ha perdido algo de credibilidad. Es rápido, sencillo y barato. Al alcance de todos, fácil de crear, y fácil de falsificar.

Correo Spam.

Correo Spam

Llega la revolución

Las cartas electrónicas que plantea la “Deutsche Post” podrán ser enviadas por correo electrónico. Este servicio lo quiere ofrecer la “Deutsche Post” a partir del primer trimestre de 2010. Similar a un servicio de correo electrónico, precisa de un ordenador o de un teléfono para escribirse y se puede enviar a más de un destinatario simultáneamente. Con este servicio, el destinatario chequea su correo postal en su buzón de correo electrónico. Sin embargo, se tiene que avisar la llegada de correo en algún portal. El remitente y el destinatario deben ser identificados para asegurarse de que la carta no llega a la persona equivocada. Ambos reciben una contraseña para iniciar sesión en un servidor del descargan la carta. Este servicio proporciona seguridad y credibilidad, ya que con la identificación del remitente, se pone fin al “correo basura”. En caso de que el destinatario todavía no disponga de este tipo de servicio de cartas electrónicas, se imprimirá la carta y se enviará por correo postal tradicional. La empresa alemana no se ha pronunciado todavía sobre los precios de este servicio de “cartas electrónicas” . Sin embargo, resulta cuestionable si la Deutsche Post será capaz de hacerse un hueco en el sector del correo electrónico y convencer a sus usuarios de utilizar un servicio para ganar en confort y seguridad, o quedarse anclado en el correo tradicional. La batalla no está zanjada.

Autora: LO/AP/Deutsche Post

Editor: José Ospina-Valencia

Fuente: DW-World. ¿Ya no hay cartas de amor? Revolución del correo postal


Acciones

Information

One response

8 03 2012
Santiago Rio Grffin

Debido a este tipo de tecnologia la gente ya no puee hacer las cosas con claridad.




A %d blogueros les gusta esto: