Descubren la mayor migración de insectos

21 07 2009

Todos los años, millones de libélulas vuelan miles de kilómetros a través del océano, desde el sur de la India hasta África.

Esto dice un biólogo de las islas Maldivas, quien asegura haber descubierto la mayor migración realizada por un insecto.

Libélulas

Libélulas descansan en su largo viaje.

Si se confirma, este éxodo masivo sería la primer migración conocida de un insecto a través del océano.

También superaría la famosa hazaña de la mariposa monarca, que vuela apenas la mitad de esa distancia a través del continente americano.

El biólogo Charles Anderson publicó detalles sobre esta migración masiva en el Journal of Tropical Ecology (Revista de Ecología Tropical).

Cada año, millones de libélulas llegan a las islas Maldivas, un evento bien conocido por los lugareños.

Sin embargo, “ninguna de las personas con las que había hablado sabían de dónde venían”, afirma Anderson, un biólogo independiente que suele trabajar con organizaciones como el Centro de Investigación Marina de las Maldivas para investigar la vida marina alrededor de estas islas.

Fenómeno llamativo

Tras años de investigaciones, Anderson averiguó que estos insectos son capaces de volar miles de kilómetros del sur de la India a África cada año.

El fenómeno es especialmente llamativo debido a que las 1.200 islas que componen las Maldivas se encuentran de 500 a 1.000 kilómetros de la costa del sur de la India, y están formadas por arrecifes de coral que apenas tienen agua dulce, necesaria para que las libélulas completen su ciclo de vida.

VIAJERAS PROFESIONALES

  • Las libélulas Pantala flavescens son famosas por su capacidad de recorrer largas distancias.
  • Pueden volar hasta a 6.300 metros de altitud, más que ninguna otra especie.
  • Con un viento de cola de 10 metros por segundo, pueden volarde la India a Malé en 24 horas.
  • Los habitantes de las Maldivas ven la llegada de estas libélulas como el preámbulo del monzón del noreste.

Anderson empezó a observar las libélulas en su primera visita a las islas en 1983. En 1996 inició un registro detallado de cada año y compiló sus datos con otros recogidos por observadores locales de las Maldivas, de la India y de buques en el mar.

Al comparar estas observaciones encontró una clara progresión de la fecha de llegada de norte a sur: llegaban en primer lugar al sur de la India, a continuación y por oleadas a la capital de las Maldivas, Malé, y después a los islotes situados más al sur.

Todos los años las libélulas aparecen en Malé entre el 4 y el 23 de octubre. La fecha media de llegada es el 21 de octubre. El número de libélulas llega a un pico durante noviembre y diciembre, para luego desaparecer nuevamente. Los insectos llegan en oleadas y no permanecen allí más que unos pocos días.

Más del 98% de las libélulas registradas en las islas pertenecen a la especiePantala flavescens, pero también se pueden encontrar otras como Anax guttatus,A. ephippigerTholymis tillargaDiplacodes trivialis.

Las libélulas reaparecen entre abril y junio.

El viaje más largo

Según Anderson, las libélulas están migrando claramente desde la India, a través del océano, hacia las Maldivas.

“Eso de por sí es bastante sorprendente, ya que implica un viaje de 600 a 800 kilómetros a través del océano”, dijo el biólogo.

Cómo lo hacen es un misterio, ya que -al menos en octubre- pareciera que vuelan en contra de los vientos predominantes.

Sin embargo, en octubre, y continuando en noviembre y diciembre, existe un fenómeno climático llamado Zona de Convergencia Intertropical (ITCZ por sus siglas en inglés) que se mueve hacia el sur y pasa por las Maldivas.

Por delante del ITCZ el viento sopla hacia la India, pero por delante y detrás suyo los vientos vienen desde la India. Por lo tanto, al parecer, estos insectos logran llegar a las Maldivas siguiendo esta corriente intertropical a una altitud superior a los mil metros.

Pero la aventura épica de estos insectos no termina allí.

“Si no hay agua dulce en las Maldivas, ¿qué hacen las libélulas allí?” se pregunta Anderson.

“He deducido que sobrevuelan todo el océano Índico occidental, hasta África oriental”.

Esto sólo demuestra lo poco que aún sabemos del mundo natural.

Charles Anderson, biólogo

Anderson ha reunido una gran cantidad de pruebas para sustentar su descubrimiento.

Un gran número de estos insectos también aparece en noviembre en el norte de las Islas Seychelles, a unos 2.700 kilómetros de la India, y en diciembre en Aldabra, también en las Seychelles, a 3.800 kilómetros de la India.

Esto coincide con el lento desplazamiento hacia el sur de la Zona de Convergencia Intertropical, detrás de la cual los vientos soplan de manera estable desde la India hacia el África oriental.

También es sabido que la especie Pantala flavescens aparece en grandes cantidades a lo largo de África oriental y meridional.

Se pueden ver en Uganda dos veces al año, en marzo o abril, y nuevamente en septiembre, mientras que en Tanzania y Mozambique en diciembre y enero.

Rompedoras de récords

Esto sugiere que las libélulas aprovechan las corrientes climáticas que se desplazan y las lluvias monzónicas para realizar una migración épica desde el sur de la India hacia el sur y el este de África, y probablemente regresan al punto de partida, lo que significa un viaje de ida y vuelta de entre 14.000 y 18.000 kilómetros.

“Esta especie se reproduce en piscinas temporales de agua de lluvia. Por eso es que persigue a las lluvias, aprovechando las lluvias monzónicas de la India, las lluvias cortas del África oriental, las lluvias estivales del África del sur y de ahí nuevamente a la India para el próximo monzón”, describe Anderson.

Las islas Maldivas quedan a unos 800 kms. de la India.

“Puede parecer extraño que una migración tan grande haya pasado inadvertida hasta ahora. Pero esto sólo demuestra lo poco que aún sabemos del mundo natural”, dijo el científico.

Suele mencionarse a la mariposa monarca como la mayor viajera de los insectos, ya que recorre 7.000 kilómetros en un viaje anual desde México hasta el sur de Canadá.

En promedio, el viaje completo requiere la vida de cuatro generaciones de mariposas.

Anderson cree que las libélulas sobreviven al viaje oceánico utilizando el viento a su favor y alimentándose de otros pequeños insectos.

Ellas también tardan cuatro generaciones en completar el viaje de ida y vuelta cada año.

Habilidad extraordinaria

El biólogo dice que los recorridos migratorios de varias especies de aves insectívoras – como el cucú, el chotacabras, el halcón y el abejaruco – coinciden con los de las libélulas, desde el sur de la India hacia África. De esto se desprende que los pájaros se alimentan de las libélulas durante el viaje.

“Vuelan al mismo tiempo y altura que las libélulas. Algo de lo que nadie se ha dado cuenta aún es que todas son aves de tamaño medio que comen insectos del tamaño de las libélulas”, dijo Anderson a la BBC.

“Hay registros previos de larvas de libélulas volando hacia el mar”, prosigue Anderson. “Pero siempre se creyó que esas libélulas estaban perdidas. Eso habla más sobre nuestra falta de imaginación que sobre las extraordinarias capacidades de las libélulas”.

Fuente: BBC Ciencia, Link

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

22 07 2009
pamela

El fenómeno es especialmente llamativo debido a que las 1.200 islas que componen las Maldivas se encuentran de 500 a 1.000 kilómetros de la costa del sur de la India, y están formadas por arrecifes de coral que apenas tienen agua dulce, necesaria para que las libélulas completen su ciclo de vida.

22 07 2009
Dr. House

En efecto.




A %d blogueros les gusta esto: