¿Tratamientos innecesarios?

10 07 2009

Uno de cada tres tumores detectados en mamografías son inofensivos, afirma una nueva investigación.

Tumor de mama

Los científicos dicen que los programas de exploración conducen a diagnóstico excesivo.

El estudio, que analizó datos de cinco países, revela que algunas mujeres podrían estar siendo sometidas innecesariamente a tratamientos para atacar un cáncer que tiene pocas probabilidades de propagarse y ser mortal.

Los investigadores afirman en British Medical Journal (Revista Médica Británica) que lo que llaman “diagnóstico excesivo” está teniendo resultados muy nocivos para las mujeres que lo experimentan.

Sin embargo, actualmente no es posible distinguir entre un tumor mamario letal y uno inofensivo y por lo tanto todos deben ser sometidos a tratamientos drásticos, como cirugía o radioterapia.

Por eso los expertos afirman que las radiografías de mama son una herramienta vital para la detección temprana de células cancerosas.

Gracias a los programas de revisión de cáncer, afirma una experta británica, tan sólo en Inglaterra se salva la vida de 1.400 mujeres cada año.

Situación riesgosa

En la nueva investigación, los científicos del Centro Nórdico Cochrane, en Dinamarca, analizaron los datos del Reino Unido, Canadá, Australia, Suecia y Noruega, todos países que habían introducido un programa de exploración de cáncer de mama.

También observaron si las tasas de cáncer de mama en mujeres mayores habían comenzado a reducirse después de que los programas de exploración fueron establecidos, lo cual se espera cuando se logra detectar la enfermedad de forma temprana en las mujeres.

Por cada 400 mujeres que lean este artículo y decidan no someterse a una mamografía, una morirá por cáncer de mama en los próximos 10 años. Y esa mujer no habría muerto si se hubiera sometido a una mamografía

Prof. Valerie Beral

Los resultados mostraron que por cada dos casos de cáncer mamario peligroso detectados en mamografías, una mujer recibiría un tratamiento innecesario para un tumor que nunca llegaría a dañarla.

“La exploración de cáncer podría conducir a una detección temprana de cáncer letal pero también detecta los tumores inocuos que no causarán síntomas o la muerte” afirman los autores.

“La detección de estos tumores, que clínicamente no habrían sido identificados durante el resto de la vida de esa persona, es lo que llamamos “diagnóstico excesivo” y sólo puede ser perjudicial para quienes lo experimentan”, agregan.

En muchos países, como los que participaron en este estudio, los programas de exploración de cáncer de mama ofrecen a las mujeres de entre 50 y 70 años una mamografía cada tres años y a las mujeres de más de 70 la posibilidad de someterse al análisis si así lo desean.

Los expertos afirman que aunque estos programas pueden conllevar el riesgo de “diagnóstico excesivo”, subrayan que los beneficios superan a los riesgos.

Salvando vidas

“No podemos decir que el aumento en los diagnósticos de cáncer de mama en los pasados 20 años se debe únicamente al diagnóstico excesivo”, dijo a la BBC la profesora Valerie Beral, experta epidemióloga de la Universidad de Oxford.

Tumor mamario

Las mamografías salvan vidas porque detectan el cáncer temprano.

“Hay muchos otros factores como los tratamientos hormonales,la mejor tecnología, etc.

“Las tasas de mortalidad por cáncer de mama se han reducido en los últimos 20 años y uno de los factores que ha contribuido a esta reducción son los programas de exploración.

“Así que nadie pone en duda -o nadie debería poner en duda- que la exploración de cáncer salva vidas, porque lo que hace es detectar el cáncer de forma temprana”, expresa la experta.

En efecto, las cifras de los servicios nacionales de salud del Reino Unido señalan que una de cada ocho mujeres a quienes se les diagnostica cáncer de mama no habría sido detectada si no fuera por los programas de exploración.

Esto significa que cada año, sólo en Inglaterra se salva la vida de 1.400 mujeres cada año.

Lo mismo ha ocurrido con otros tipos de cáncer.

Tal como muestran las cifras compiladas por la organización Cancer Research UK, en el Reino Unido, las tasas de muerte por cáncer de mama, colon y recto y pulmonar en hombres son las más bajas desde 1971. Y esta reducción se debe en gran parte a los mejores programas de exploración y los mejores tratamientos.

“Lo cierto es que este lenguaje tan emotivo con palabras como “perjudicial”, “diagnóstico excesivo”, etcétera, lo único que hace es disuadir a las mujeres de someterse a revisiones”, expresa la profesora Beral.

“Y una estadística muy cierta que puedo afirmar ahora es que por cada 400 mujeres que lean este artículo y decidan no someterse a una mamografía, una morirá por cáncer de mama en los próximos 10 años. Y esa mujer no habría muerto si se hubiera sometido a una mamografía”.

Fuente: BBC Ciencia, Link


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: